X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

CIENCIA, ARTE Y SOCIEDAD EN LOS PROYECTOS DE 'EL CALEIDOSCOPIO'

Impresión 3D, animación, drones sociales y robots, nuevos actores en las aulas de secundaria

8/12/2018 - 

ALICANTE. El Cine, el Stop Motion, la Impresión 3D y los drones llegan a Colegios e Institutos de la Comunidad Valenciana. Más de 1.500 estudiantes de Primaria, ESO y Bachiller, 86 centros educativos de las provincias de Valencia, Alicante y Castellón, un total de 70 Ayuntamientos y El Caleidoscopio, Start up de la Universidad Miguel Hernández de Elche, ponen en marcha la II Edición del proyecto de innovación educativa, MOMO, la V edición de La Feria Aérea y la sexta de Programa tu obra.

A los consolidados proyectos La Feria Aérea y Programa tu obra, la empresa de proyectos de ciencia y cultura El Caleidoscopio une este año una fuerte apuesta por MOMO, un proyecto que pretende unir la tecnología más puntera, como es la Impresión 3D, con cine y cultura, con el objetivo de crear un cortometraje de animación con la técnica de Stop Motion, y con la sociedad, ya que los cortometrajes deberán tener un fin social o medioambiental.

“MOMO fusiona arte, tecnología y sociedad”, nos comenta Ricardo Domínguez, miembro fundador de El Caleidoscopio, “donde los estudiantes aprenden a realizar cortometrajes con la técnica del Stop Motion, que mucha gente conoce a través de la animación de plastilina, utilizando para ello la impresión 3D y Arduino, un microcontrolador de electrónica analógica y digital, para conseguir una cosa que se llama Motion Control, control de movimiento. Construirán los brazos robóticos que manejan las cámaras, desde los teléfonos móviles, para hacer los travellings y los decorados, creando las piezas que los componen con la impresora 3D. Es un proyecto de arte, porque hacen cine, de tecnología, porque construyen con herramientas electrónicas tota la utilería, y sociedad, porque la temática de los cortometrajes debe ser sensibilización y concienciación social y medioambiental respecto de alguna cosa particular de su entorno. Si nuestro proyecto de teatre robótico unía arte y tecnología, y el de los drones tecnología y sociedad, aquí unimos los tres en un mismo proyecto”.

MOMO, como el resto de iniciativas de El Caleidoscopio, aúna formación y espectáculo, formando a los docentes en una primera fase y mostrando los resultados del trabajo de los participantes en un evento, esta vez en València y Alicante. Una empresa que actualmente está formada por cinco personas en plantilla y un diseñador autónomo que funciona como sexto hombre del equipo: Cristina Vidal, subdirectora y directora de comunicación, Diego Rodríguez, técnico de apoyo y formador, Gustavo Gracia, jefe de formación y director técnico, Clara López, especialista en videoarte, Axel Leyer, diseñador y el director y alma mater Ricardo Domínguez.

“Este año hemos dado un paso importantísimo, ya que hemos comenzado a trabajar con escuelas de primaria, con 55 ayuntamientos implicados, de toda la Comunitat Valenciana, además de 75 institutos, desarrollando en total más de 90 proyectos”, remarca Domínguez, “casi 100 si tenemos en cuenta que hemos plantado una patita en la Comunidad Autónoma de Madrid, con unos compañeros a los que les han dado el know how para desarrollar nuestro proyecto de drones, La Feria Aérea, a los que hemos formado y les estamos dando apoyo técnico, en el trabajo que están llevando a cabo en 7 institutos de allí”.

La Feria Aérea es un proyecto cuyo objetivo es la construcción y creación de drones. Los alumnos aprenderán a construir este artefacto volador, dotándolo de un fin social o medioambiental que solucione alguna realidad del entorno más inmediato a los propios estudiantes.

Programa tu obra aúna robótica y artes escénicas, en una actividad en que los estudiantes no sólo aprenderán a programar un robot humanoide sino que tendrán que convertirlo en actor dentro de un corto o una obra de teatro que deben crear de principio a fin.

Los tres proyectos son transversales e interdepartamentales ya que participan profesores de diferentes disciplinas como tecnología, plásticas, Imagen y Sonido, literatura, lengua, entre otras. Los proyectos comenzaron en noviembre con la formación de los docentes. Una vez formados, son ellos los que formarán y guiarán al alumnado en el desarrollo del proyecto en sus respectivos centros. La propuesta pretenden ir más allá y convertirse en proyectos que creen sinergias entre estudiantes. Por ello, el 17 de mayo la la Escuela técnica Superior de Ingeniería de la Universidad de Valencia y el 24 de mayo la Universidad de Alicante acogerán sendos eventos donde todos los centros participantes presentarán sus trabajos. Un encuentro donde se proyectarán todos los cortometrajes creados, se pondrán a prueba los drones con el vuelo de todos ellos y se expondrán todos los trabajos realizados.

MOMO, en su primer año de vida, recibió el reconocimiento de los Premios Quirino de Animación Iberoamericana y fue seleccionado como ponencia dentro del Congreso que organizaron estos Premios que distinguen la animación hecha en los países de habla hispana y que se entregaron el pasado mes de abril en Tenerife. El proyecto vio la luz en el curso 2017/2018 en colaboración con Las Naves, Centre d’Innovació y fue realizado por primera vez por 6 Institutos de Enseñanza Secundaria de la ciudad de Valencia. En esta su segunda edición, se ha convertido en el proyecto estrella de El Caleidoscopio.


Noticias relacionadas

next
x