X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

tras los problemas de desprendimientos de las viviendas recién derribadas

Finestrat creará una plaza-mirador en su casco antiguo

21/11/2019 - 

FINESTRAT. El Ayuntamiento de Finestrat se encuentra ya en el proceso de construcción de la nueva plaza-mirador que tendrá la localidad en el casco histórico. Así lo ha anunciado el Consistorio, después de la visita a las obras por parte del alcalde, Juan Francisco Pérez, el concejal de Urbanismo, Víctor Darío Llinares, el edil de Obras y Proyectos, José Vicente Lloret y los técnicos encargados del proyecto. 

En concreto, este nuevo espacio se situará sobre La Penya, y son unas actuaciones a las que han recurrido para consolidar este terreno, después de los problemas de desprendimientos que ha tenido. Tanto es así, que han tenido que demoler las viviendas que había en la parcela para evitar riesgos mayores. Debido a esto, el Consistorio adquirió la parcela. Para el derribo han contado con un presupuesto de 48.000 euros.

En palabras de Juan Francisco Pérez, “desde el Ayuntamiento seguimos adelante con los trabajos de contención y consolidación de La Penya de Finestrat. En esta ocasión, se trata de la demolición de dos viviendas del carrer Fondo que fueron declaradas en ruina a causa de las grietas y desprendimientos del terreno, con el riesgo que ello suponía para la seguridad de todos”.  

Asimismo, informó que tras el derribo, se retomarán los trabajos  de consolidación del terreno que estaban interrumpidos por la inestabilidad de estas construcciones.  “Una vez finalizados esos trabajos, aprovecharemos ese espacio para crear una plaza-mirador, añadiendo así un incentivo más para visitar nuestro casco histórico tradicional”, señaló el primer edil.

Desde el departamento de Arquitectura del Ayuntamiento de Finestrat ya se está elaborando el proyecto para incorporar ese suelo a la trama urbana de forma que quede integrado con el resto del conjunto histórico del casco urbano. “Nuestra idea es levantar dos fachadas para evitar que quede vacío el hueco que ahora dejarán estas viviendas y así mantener la imagen tan característica y pictórica de nuestro casco histórico con las casas colgantes sobre La Penya.  Una vez levantadas estas fachadas y en sintonía con las demás viviendas, habilitaremos por detrás una plaza-mirador con vistas al mar”. 

“Además, seguiremos trabajando en mejorar la estabilidad del talud. Desde 2014 se ha invertido más de 1 millón de euros en este cometido.  Es cierto que las zonas más inseguras ya se encuentran estabilizadas. No obstante, lo que queremos es seguir trabajando para que todas las zonas mantengan su estabilidad", concluyó el alcalde.

Noticias relacionadas

next
x