X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

los tribunales fallan a favor de los denunciantes

Elche tendrá que indemnizar con 322.000 euros a particulares por una reparcelación y alquileres atrasados

19/10/2019 - 

ELCHE. El Ayuntamiento aprobó el viernes en la Junta de Gobierno Local la modificación de crédito número 29 desde que tuvo que prorrogar los presupuestos. Esta vez, a cuenta de dos indemnizaciones por un valor de algo más de 320.000 euros que tendrá que abonar a particulares en concepto de una reparcelación en la calle Santa Ana y de unos alquileres atrasados de las oficinas ubicadas en la calle Uberna, donde está el departamento de ordenación urbana e infraestructuras.

La indemnización a los particulares de la calle Santa Ana se debe a que eran propietarios de un edificio en unos terrenos de Santa Pola. La finca se incluyó en una reparcelación muncipal en el año 2005. Como consecuencia de la misma se demolió el edificio y los propietarios demandaron a la administración ante los tribunales. Estos fallaron que ese edificio no debió incluirse en la reparcelación, por lo que los propietarios exigieron al Ayuntamiento los agravios por responsabilidad patrimonial y solicitaron 350.000 euros de indemnización. 

Esta reclamación fue en 2013, pero el Ayuntamiento no contestó por lo que se fue al contencioso. Los particulares lo perdieron en primera instancia pero recurrieron y lo ganaron: el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) les dio la razón pero valoró lo daños en 148.000 euros

En cuanto a la indemnización de la calle Uberna, de 177.500 euros, se debe a que el Consistorio propuso a los arrendatarios del inmueble ofrecerles una permuta de un terreno que tenía la administración en Santa Pola a cambio de la cesión gratuita de las instalaciones hace varias legislaturas. Sin embargo, según defiende el Consistorio, los arrendatarios accedieron a la permuta porque se iba a cambiar de clave, pero ni la Generalitat ni el Ayuntamiento de Santa Pola cambiaron finalmente la clave, por lo que la administración local volvió a pagar el alquiler pero no los atrasos. Había dejado de pagar el arrendamiento contando con el cambio de suelo de la parcela de la permuta, pero al no llegar, la cuestión acabó en los tribunales con sentencia firma favorable a la propiedad. Los propietarios del inmueble han pedido todos los alquileres atrasados que no se habían abonado.

Estas cantidades saldrán del Fondo de Contingencia municipal, de unos 700.000 euros, una especie de hucha que el Consistorio tiene para emergencias y contratiempos de este tipo, en las que está consignado concretamente en qué caso se puede utilizar, previa autorización de la Intervención. Así que estas dos indemnizaciones requerirán prácticamente de la mitad de este fondo. 

Noticias relacionadas

next
x