se espera llegar a los 66 con los recibos que quedan por cobrar

Elche ya ha recaudado 62 millones por IBI e IAE; 1,2 millones más que en 2019 a pesar de la pandemia

25/11/2020 - 

ELCHE. A pesar de la paralización de la economía por los estragos de la pandemia, a nivel local la recaudación impositiva no va a hacer mella en al recaudación de los impuestos más relevantes, principalmente el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) y el Impuesto de Actividades Económicas (IAE), por los que el Consistorio ya ha recaudado 62 millones con el periodo voluntario de pago, ahora aún quedan recibos por cobrar que irán con recargo por la demora. Con ellos se espera llegar a los 66 millones de euros. Con estas cifras, son 1,2 millones más que lo recaudado en 2019.

Así pues, esa cifra será de 62.069.028,49 euros, correspondientes a más de 192.109 recibos. Desgranados, son los 20 recibos del IBI Bice —el especial de aeropuerto y autopistas— de siempre, con algo más de tres millones; 181.451 del IBI urbana, que asciende a más d 53 millones; 8.519 recibos del IBI rústica que suponen más de 255.000 euros y los 2.119 recibos del IAE que llegan a más de 5.170.000 euros con el pago voluntario, aunque la previsión es llegar a los 5,4 con la recaudación ejecutiva ahora en marcha. En ese sentido, los datos muestran que el 93,3% del IBI se ha cobrado en el pago voluntario, lo que representa un 0,08% más que 2019. Además, hay un 0,28% de recibos más que el año pasado y 722 pagos fraccionados menos, que representan 400.000 euros menos con esta modalidad de pago. 

En cómputo global, y en comparación con el anterior ejercicio, en 2019 la recaudación de los IBI y el IAE llegó a los 60.846.932,46 euros. Ha aumentado muy ligeramente el cobro del IBI especial de las infraestructuras, casi un millón más del IBI urbana, que se quedó en 52,6 millones en 2019, 10.000 euros más de recaudación en IBI rústica, y casi 300.000 euros más del Impuesto de Actividades Económicas. En total, 1.222.096,13 euros más de recaudación. Y hay que tener en cuenta que en teoría será más, ya que quedan por recontar los recibos que entraron a partir del 7 de noviembre, que son aproximadamente los mismos 15.000 del año pasado que no se han sumado al periodo voluntario de pago. Cuanto más tarden en pagarse los recibos de IBI e IAE pendientes, más caro será el recargo por la demora.

La cifra final de recaudación orbita en torno a los 66 millones

Con esos datos previstos se llegará a los 66.067.820,34 euros, cuando el año pasado fueron de casi 64,8 millones de euros. Del mismo modo, la previsión del IAE de este año es como se ha mencionado de 5,4 millones, cuando en 2019 fueron 5,1 millones. Con el IBI Urbana, la cifra más gruesa, se tiene que llegar a los 57,2 millones, fueron 56,2 en 2019. De nuevo, la diferencia entre la cifra total a la que se debe llegar este ejercicio y la que fue en 2019 es de un incremento de más 1,2 millones de euros

Por tanto, datos positivos y sorprendentes a pesar de la pandemia que se ven con buenos ojos por el alto nivel de recaudación tanto del IBI como del IAE, aunque los datos finales se conocerán en 2021 con todos los cobros realizados a 1 de enero del próximo ejercicio. Hay que tener en cuenta además que no todo lo recaudado va a parar a las arcas municipales. Al gestionarse a través de SUMA, entidad dependiente de la Diputación, hay un recargo provincial del 20% y que se cobró este año medio millón de euros. Con las cifras ya al día en 2021, se verá la foto final del estado de la facturación de las empresas locales. 

Posibilidad de ampliar el periodo de pago también en 2021

Precisamente sobre el pago, la edil de Gestión Tributaria Patricia Macià apunta a que posiblemente haya sido la ampliación del plazo del pago voluntario de los impuestos lo que ha permitido que la ciudadanía tenga más tiempo para pagar, aunque se están estudiando los motivos y ha adelantado, que aunque es una idea que todavía tienen que valorar, "probablemente para el año que entra se solicitará a SUMA la ampliación del plazo de pago de la primera y la segunda voluntaria como ha ocurrido este año, dado que seguirán los efectos de la pandemia". En cuanto al periodo medio de pago a proveedores, a 30 de septiembre, este se situaba globalmente a 30,5 días, mientras que el establecido se encuentra en 30 días.

Noticias relacionadas

next
x