X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

ciudadana / OPINIÓN

Elche existe

29/01/2017 - 

Andan las aguas revueltas entre la Diputación de Alicante y el Ayuntamiento de Elche. La última anécdota seria se produjo con ocasión del vídeo promocional de la Costa Blanca para la Feria Internacional de Turismo que cada año se celebra en Madrid en el mes de enero y que omitía a la ciudad de Elche.

Raudo y veloz, el alcalde de la ciudad denunció el error de la omisión de la segunda ciudad de la provincia, que además cuenta con dos patrimonios de la humanidad, que tiene kilómetros de playas con banderas azules, un yacimiento arqueológico además de otros atractivos turísticos y culturales. Su enfado, con toda razón, se manifestó formalmente con carta sellada y con membrete municipal y también en las redes sociales.

La contestación del responsable de la Diputación fue un tanto simple, alegaba que el verde de la ciudad ya estaba recogido en el color del logo de la Costa Blanca. Seguramente fue un fallo técnico y no creo que se tratara de una omisión intencionada, pero la explicación resulta un insulto a la inteligencia y una tomadura de pelo a la ciudad. Elche tiene suficiente entidad como para cubrir varios minutos de duración del vídeo de la provincia de Alicante y yo añadiría que el verde de su palmeral no sólo está incluido en el logo de la Diputación sino también en el corazón de los ilicitanos, pero ello no es visible y la finalidad de un vídeo promocional es dar visibilidad de lo que ofrece. Por cierto, tampoco dio ninguna explicación al tema la representante ilicitana del Partido Popular en el organismo provincial. A veces se generan dudas sobre si los representantes representan a los ciudadanos.

Después, en Fitur, el Presidente de la Diputación hizo bromitas con los dirigentes municipales de la ciudad de Elche. Como obras son amores y no buenas razones se me ocurre que bien pudiera la Diputación sumarse a la iniciativa conjunta del Gobierno Valenciano y el Ayuntamiento de Elche para reclamar la cesión de la Dama de Elche a su ciudad. Resulta que este año se conmemora el 120 aniversario del hallazgo del busto íbero. Con dicha ocasión ambas instituciones van a solicitar con firmeza que el Museo Arqueológico y de Historia de Elche (MAHE) sea subsede del Museo Arqueológico Nacional. El Gobierno central ya ha dado la negativa por respuesta, pero donde se dijo no, siempre se puede decir sí, si existe la voluntad política para ello y sino repasen y vean los cambios de pareceres de muchos dirigentes políticos desde antes de las elecciones a después de éstas.

Por otra parte, hay que decir que no es el primer encontronazo del presidente de la Diputación con otros organismos, a inicios de la legislatura se opuso a colaborar con el programa Xarxa Libres y hace poco suspendió una reunión acordada previamente con la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra. Al alcalde de Elche le ha dicho en alguna ocasión que no se preocupe tanto por lo que hace la Diputación.

Sería interesante recordar que la pluralidad política es una riqueza de la democracia pero a su vez la lealtad institucional debe ser la primera norma que inspire la acción política de sus dirigentes. Que la Diputación sea gobernada por el Partido Popular y el Ayuntamiento de Elche por el PSOE con apoyo de otros partidos no debe redundar en el menosprecio a sus representantes ni tampoco a los ciudadanos, cuyo interés debe estar por encima de los colores.

Victoria Rodríguez Blanco

Una ilicitana

Noticias relacionadas

next