X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

denuncian que fue despedido por sus labores sindicales

El Supremo obliga a Dialprix a readmitir a un delegado de CCOO en Elche despedido injustificadamente

17/10/2018 - 

ELCHE. El Tribunal Supremo ha condenado a la mayorista de alimentos Musgrave a readmitir a un delegado de CCOO del comité de empresa que fue despedido hace cuatro años de forma disciplinaria, pero injustificada, según el juez, por haber robado supuestamente productos de una de las tiendas. El sindicato ha hecho público ahora que en el verano pasado la más alta instancia de justicia española les dio la razón, por lo que el delegado se ha vuelto a incorporar al trabajo.

Desde la central sindical atribuyen esta situación a "la persecución que han estado haciendo durante todo este tiempo a los delegados de CCOO en la empresa", indican. Hace cuatro años, uno de los delegados fue despedido de forma disciplinaria, y durante todo ese tiempo, el trabajador estuvo sin acudir a la compañía, aunque cobrando su sueldo. Un periodo dentro del cual han estado dos años peleando los recursos que presentaba la empresa justificando el despido. Sin embargo, el sindicato ganó el caso en todas las instancias, desde las locales hasta el Supremo, pasando por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ). 

Según señalan, el Supremo falló que procedía la inadmisión del recurso presentado por la empresa:

Mediante el presente recurso se insiste en la prueba por parte del empresario de los hechos
imputados al trabajador despedido disciplinariamente en la carta de despido […] pero no entienden, en cambio, que de dicha prueba resulten realmente probados los hechos imputados en la carta de despido
.

Asimismo, la sentencia también arroja lo siguiente:

Para la sentencia recurrida la improcedencia del despido disciplinario obedece a la falta de
prueba empresarial de los hechos imputados al trabajador en la carta de despido (consumo de
productos de la empresa en el lugar de trabajo sin abono previo de los mismos y otras
irregularidades en la facturación de los productos de la empresa para consumo propio), no
habiendo considerado el Juzgador de instancia que de la práctica de la prueba de reproducción
de la imagen captada por el sistema de vídeovigilancia existente en la empresa se puedan dar por probados los hechos imputados al trabajador en la carta de despido
.

Un caso que se suma a otras denuncias del sindicato

Por otra parte, desde el sindicato advierten de que Musgrave es "reincidente" con estos casos que califican como "persecución sindical". Recuerdan que la Inspección de Trabajo inició este mismo año un procedimiento sancionador en virtud de acta de infracción al fallar que “hubo acoso del director de Recursos Humanos al delegado, al interferir en sus labores como legítimo miembro del comité de empresa. Se constata una actitud
contraria a la legalidad y se inicia un procedimiento sancionador en virtud de acta de
infracción”. Un motivo por el que vuelven a sacar a la palestra la polémica distinción otorgada por el Ayuntamiento por su labor conciliadora, contra la que cargaron al aseverar que no es un ejemplo en ese sentido, sino todo lo contrario.

Noticias relacionadas

next