X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

consecuencias del bloqueo de la propuesta, según el equipo de gobierno

El PP 'presiona' a la oposición con las cuentas y avisa de la pérdida de inversiones por 40 millones

5/03/2019 - 

ALICANTE. El equipo de Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Alicante redobla la presión sobre los cuatro grupos políticos que ejercen labores de oposición (PSOE, Guanyar, Ciudadanos y Compromís) y sobre los dos ediles no adscritos, Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte, para forzarles a "reflexionar" su posición de voto sobre su propuesta de presupuestos municipales, después de que la comisión de Hacienda emitiese un dictamen desfavorable, el pasado viernes, con los votos en contra de PSOE, Compromís y Belmonte. El PP y Sepulcre votaron a favor, mientras que Guanyar y Ciudadanos se abstuvieron. 

En primer término ha sido el propio alcalde, el popular Luis Barcala, quien, este martes, ha confirmado que la celebración del pleno extraordinario para debatir sobre las cuentas queda pospuesto hasta la próxima semana (se preveía convocar este jueves, día 7) para que todos los grupos políticos tomen conciencia de las implicaciones que supondría que el presupuesto no llegue a aprobarse. 

Así, ha vuelto a apelar a la responsabilidad de todas las formaciones con representación municipal y ha sostenido que, en todo caso, serán aquellos partidos que voten que no y no permitan que las cuentas prosperen los que "tendrán que explicar" a la ciudadanía por qué no permiten que se aprueben "unos presupuestos que no son unos presupuestos más, son unos presupuestos totalmente especiales porque son los primeros después de la cancelación del Plan de Ajuste", ha dicho, en referencia a las limitaciones a las que estaba expuesto el Ayuntamiento por parte del Ministerio de Hacienda, como consecuencia de su elevado índice de endeudamiento, después de haberse acogido a los créditos del Plan de Pago a Proveedores.  

"Hemos dado un tiempo a los grupos de la oposición para que reflexionen, para sentarnos con ellos para darle una vuelta a los presupuestos porque creo que lo peor que puede pasar es que esos presupuestos se tumben", ha subrayado.

En segundo término, ha sido el concejal de Hacienda, Carlos Castillo, quien ha detallado en una comparecencia pública posterior que, en el caso de que no se aprobase la propuesta de planificación económica defendida por el PP "la ciudad de Alicante perdería más de 40 millones de euros en inversiones y gasto". Y eso, ha subrayado, "son datos objetivos". Esa cifra sería el resultado no poder ejecutar las previsiones que se contemplan en el nuevo presupuesto, no reflejadas en las cuentas de 2018, ahora prorrogadas de manera provisional.

En concreto, ha desgranado hasta 13 consecuencias en el caso de que las cuentas no se aprobasen. Entre ellas, ha enumerado la necesidad de bloquear 4,8 millones para cubrir los ingresos que se van a dejar de percibir como consecuencia de la bajada lineal del 5% en el impuesto del IBI; la imposibilidad de pagar la subida salarial de los funcionarios acordada por el Gobierno central; el rechazo a la ampliación de la plantilla municipal en otras 40 personas; la eliminación de las inversiones previstas en el presupuesto de 2019, por un importe de 17 millones, que quedarían reducidas a cero, ya que el capítulo de inversiones es el único que no se mantiene cuando se prorrogan las cuentas; o la pérdida de 7,8 millones más en los proyectos del Plan de Urbanización del área de Las Cigarreras, cofinanciado por la Unión Europea como estrategia DUSI. 

En esa relación de inversiones y gastos en peligro, también ha incluido la financiación de las obras de los módulos de Juan XXIII, por 1.175.000 euros; las inversiones para los distritos municipales, que este año ascienden a 850.000 euros, "y que ya aparecen distribuidas en los presupuestos de 2019 para su ejecución inmediata"; el incremento en políticas de Acción Social, con 900.000 euros, que se destinan al aumento de las ayudas extraordinarias para situaciones de emergencia; el fondo de 400.000 euros creado en consenso con todos los grupos tras aprobar la bajada de IBI para bonificar el pago del impuesto a aquellas familias que estuvieran por debajo de un determinado umbral de renta; los 200.000 euros en concepto de ayudas para la escolarización de niños de 0 a 3 años; la inversión de 500.000 euros conseguida a través del IVACE de la Generalitat; o los 900.000 euros para un Plan de Empleo a través del compromiso alcanzado con la Escuela de Organización Industrial, dependiente del Ministerio de industria, que solo puede firmarse si prospera la modificación enla Agencia Local de Desarrollo, y medio millón de euros de un programa específico para emprendedores, en el que 34 proyectos podrían recibir una ayuda de 3.000 euros para poner en marcha su empresa. En ese listado figuran, incluso, las obras de reforma de colegios a financiar a través del Plan Edificant en los centros de Educación Juan Bautista Llorca y Emilio Varela, y el colegio público Ángel de la Guarda.

Castillo ha remarcado el esfuerzo que, a su juicio, ha realizado el equipo de Gobierno para negociar e incorporar propuestas de todos los grupos políticos y ha detallado que la mejor prueba de ello es que en la comisión de Hacienda celebrada el pasado viernes se admitieron 30 de las 43 enmiendas presentadas por los grupos de la oposición que sí eran viables desde el punto de vista técnico. Por ello, ha insistido en que "han sido los presupuestos más negociados, con propuestas de todos los partidos. Nunca el PP ha recibido el trato que hemos dado al resto de grupos. Todos han podido participar y no se entiende que ahora, por cuestiones meramente electoralistas, se tumben unas cuentas que son las mejores de toda la historia de Alicante. Si alguien está haciendo cálculos electorales con esto, se equivoca porque los ciudadanos no van a olvidar la pérdida de inversiones y que no se atiendan sus reclamaciones", ha concluido.

PSOE y Compromís devuelven la pelota de la responsabilidad al PP

Con todo, los mensajes trasladados por Barcala y Castillo han motivado la respuesta de los portavoces de los dos grupos que votaron en contra del presupuesto en la comisión de Hacienda. Así, la líder del PSOE, Eva Montesinos, ha apuntado que "es falso" que el PP iniciara una ronda de conversaciones en la que tuviese en cuenta al PSOE, al señalar que el PP prefirió negociar el presupuesto con Guanyar y Ciudadanos. También ha señalado que el PSOE planteó un presupuesto alternativo y que sus propuestas no fueron tenidas en cuenta. Y ha concluido recordando que el PSOE sacó adelante el presupuesto de 2018 con seis concejales porque era "nuestra responsabilidad" por lo que ahora "el PP no puede apelar a la responsabilidad de la oposición cuando es una cuestión que les compete a ellos". Además, ha incidido en que el PP no puede acusar a nadie de votar en contra de los presupuestos cuando ha sido el PP quien ha rechazado en el Congreso "los presupuestos más sociales que habrían beneficiado al conjunto de los españoles".

El líder de Compromís, Natxo Bellido, por su parte, ha vuelto a instar al Gobierno del PP a sentarse a negociar con todo el mundo para poder aprobar los presupuestos municipales, tras recordar que su formación lleva meses criticando "la falta de interés negociador del gobierno municipal para aprobar los presupuestos". "En este momentos no hay una mayoría para aprobar los presupuestos municipales a causa de la extrema debilidad del minigobierno del PP y  su incapacidad para dialogar y negociar con todo el mundo, como lo hemos reclamado Compromís desde hace meses", ha recalcado. 

Bellido ha insistido en las propuestas de la coalición que se han visto rechazadas una y otra vez encuentran algunas como la Capçalera de la Innovació, "una propuesta que reforzaría la oferta a industria tecnológica en la ciudad, generaría empleo y ahorraría costes al Ayuntamiento en alquileres; el acondicionamiento del tramo central de la Vía Parque entre Los Ángeles y Tómbola, una reivindicación histórica de los vecinos; o la construcción de una tercera escuela infantil municipal, para paliar el déficit de escolarización de 0 a 3 años en la ciudad". Así, ha asegurado que "nosotros vamos a estar  reflexionando sobre nuestro sentido del voto hasta el pleno, pero el PP se tiene que implicar porque de él es la responsabilidad en  hacer lo que no han hecho hasta ahora, que es negociar con Compromís", ha concluido.

La ejecutiva local de Compromís debía analizar este martes la posición de voto que podría adoptarse en el momento en el que la propuesta de presupuesto se eleve a la consideración del pleno. Sin embargo, al término de esa reunión, no había trascendido cuál podría ser el sentido del voto de los tres concejales de la coalición.   

Noticias relacionadas

next
x