X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

negociación sobre su posible traslado a otro emplazamiento

El PP de Alicante baraja ahora pedir la suspensión del montaje de la oficina turística del Puerto

2/04/2019 - 

ALICANTE. El Gobierno del PP en el Ayuntamiento de Alicante va más lejos de lo anunciado hasta ahora y baraja solicitar oficialmente a la Generalitat la suspensión del montaje de la megaoficina turística instalada en la Plaza de Levante del Puerto de Alicante, en el extremo del Paseo de La Explanada. Todo con el objetivo de estudiar su posible traslado a otro emplazamiento alternativo, en función de la voluntad que los populares ya expresaron hace dos semanas, cuando anticiparon su predisposición a reducir el plazo de 15 años en los que se concertó su ubicación, tras lograr el permiso de ocupación de suelo por parte de la Autoridad Portuaria y tras aprobar el correspondiente convenio con Turisme (la antigua Agencia Valenciana de Turismo).

Así, la portavoz del PP y edil de Urbanismo, Mari Carmen de España, ha apuntado, en la comparecencia habitual en la que suele informar sobre los asuntos acordados en la Junta de Gobierno, que el alcalde, Luis Barcala, mantendrá una reunión de trabajo con el presidente de la Autoridad Portuaria, Juan Antonio Gisbert, para abordar posibles opciones de traslado. Si existe acuerdo a la hora de buscar alternativa, ha dicho, "se pedirá la suspensión del montaje". "Estoy segura de que vamos a llegar a un acuerdo con el Puerto, puesto entiendo que tienen la predisposición de hacerlo, y si esto es así, solicitaremos a la Conselleria la suspensión de las obras para reunirnos con ellos y cerrar ese acuerdo entre Puerto, Ayuntamiento y Conselleria", ha explicado.

De España no ha precisado qué punto alternativo se podría contemplar para la ubicación de esa estructura, aunque ha apuntado que podría ser tanto en otro espacio del recinto portuario como en otro lugar. Eso sí, ha insistido en que las quejas sobre su ubicación actual son reiteradas y conocidas desde hace tiempo por lo que se habría considerado necesario intervenir. Es más, ha llegado a calificar todo el proceso de "auténtica chapuza" tanto por lo que respecta al proyecto en sí mismo como al trámite seguido para su instalación. 

En esta línea, ha apuntado que cuando el PP asumió responsabilidades de gobierno, el pasado mes de abril, "el procedimiento ya estaba hecho". Así, ha relatado que el proyecto pasó por dos consejos de administración del Puerto, durante la etapa de mandato del extinto tripartito, y que se llegó a aprobar hasta seis modificados de la propuesta inicial a petición del exalcalde socialista Gabriel Echávarri. Además, el diseño "con esas características y con ese emplazamiento" se aprobó en una Junta de Gobierno que presidía el exconcejal de Urbanismo y actual portavoz municipal de Guanyar, Miguel Ángel Pavón. Según ha recalcado, entonces nadie dijo nada ni se opuso a su desarrollo.

Compromís y Cs reprochan al PP que ha tenido tiempo de tomar decisiones como la que promueve ahora

La portavoz del PP ha incidido en que el PP se encontró el expediente cuando ya estaba prácticamente completo y, cuando se presentó una petición de licencia de obra ante la Concejalía de Urbanismo, se comprobó que en el Plan Especial del Puerto no se contemplaba ningún tipo de edificación en esa zona y se denegó la licencia. Después, ha recordado que se pidió a la empresa a la que se había adjudicado la construcción de la estructura que demostrase que se trataba de una instalación desmontable. Así, a la vista de ese informe se concedió autorización para la instalación, pero no una licencia porque no resultaba necesaria.

El anuncio del equipo de Gobierno, en todo caso, queda supeditado a la posición que pueda adoptar la Generalitat, ya que fue quien adjudicó la construcción y montaje de la oficina turística, a partir del proyecto redactado a instancias del Ayuntamiento de Alicante, y quien asume el coste de sus trabajos. Como viene informando Alicante Plaza, el diseño de la oficina turística se presentó en un acto protocolario celebrado en el Ayuntamiento y se expuso al público para la presentación de alegaciones, pero no ha trascendido que nadie presentase objeciones ni petición de modificaciones.

El nuevo movimiento anunciado por el PP ha propiciado valoraciones políticas entre los grupos que ejercen labores de oposición. En primer término, el portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, ha considerado que el equipo de Gobierno "ha tenido tiempo de actuar y promover el traslado de la oficina si era lo que pretendía". "Pudo haberlo hecho el pasado junio, cuando concedió la autorización para su instalación, y no ahora, cuando la obra está en marcha", ha añadido.


Su homóloga de Ciudadanos (Cs), Yaneth Giraldo, ha señalado, por su parte, que "cuando se planifican proyectos hay que mirarlos con lupa y evitar a toda costa que se malgaste el dinero público, en este caso 700.000 euros". Así, ha apuntado que "con la actual ubicación, la Generalitat, el PSOE en concreto, parece que haya hecho un regalo envenenado a Alicante, pero también el PP, que accedió al Gobierno local hace un año, ha tenido tiempo más que suficiente para plantear el cambio que pretende ahora".

El portavoz municipal de Guanyar, Pavón, también ha reaccionado a las críticas del PP para rebatir su falta de participación en el proceso. "Es increíble que Barcala y De España digan que se encontraron el proyecto de la oficina de turismo ya aprobado. Lo aprobaron en la Junta de Gobierno del 12 de junio de 2018; Junta que Barcala presidió y en la que hizo de secretaria la concejala de Urbanismo, María del Carmen de España. Que dejen de mentir y que asuman de una vez su responsabilidad por aprobar el proyecto", ha señalado.

Así, ha insistido en que "la situación actual se podía haber evitado si Barcala y De España hubieran estimado el recurso de reposición que interpusimos en julio de 2018 a la aprobación por parte del PP del proyecto básico y de ejecución de la oficina de Turismo". Según ha indicado, "en las alegaciones de nuestro recurso ya advertimos de que podría estar aprobándose un proyecto contrario al planeamiento vigente (plan especial del puerto y plan especial de protección del entorno del Castillo de Santa Bárbara). También señalamos que su supuesto carácter desmontable podía ser objeto de discusión técnica". 

Además, según Pavón, en esas objeciones "denunciamos su impacto negativo sobre edificios protegidos del entorno, incluso en el propio ámbito portuario, como el edificio de la Aduana. Nadie más cuestionó el proyecto aprobado por el PP, sólo nosotros mediante nuestro recurso de reposición, que interpusimos ya hace casi 9 meses. En cualquier caso, parece que nuestro anuncio de denunciar en Fiscalía la aprobacion del proyecto está teniendo consecuencias, como la del anuncio de Barcala de negociar un cambio de ubicación a corto plazo", ha apuntado.

Por último, ha apostillado que "lo que se aprobó en la Junta de Gobierno que presidí el 7 de noviembre de 2017 fue un convenio de colaboración con la AVT para la construcción de la oficina, un proyecto de Echávarri que nunca vimos con buenos ojos. En esa junta nunca se aprobó ningún proyecto, eso lo hicieron Barcala y De España el pasado 12 de junio. Ya está bien de mentiras culpando a otros de lo que ellos han hecho".    

Noticias relacionadas

next