Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

serviría para compensar parte de los 18 millones de euros que le adeuda la fundación del hércules

El IVF está más cerca de hacerse con la propiedad del Rico Pérez

Foto: Pepe Olivares
25/10/2016 - 

ALICANTE. Aligestión Integral SL, la mercantil de Enrique Ortiz propietaria del estadio José Rico Pérez y que se encuentra en plena fase de liquidación ha perdido su último pulso con el Instituto Valenciano de Finanzas (IVF).

Tal y como adelanta El Mundo Alicante, la sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha inadmitido su recurso contra la resolución de la Audiencia Provincial de Valencia que mantenía q el IVF es titular de un crédito ordinario contra ella como fiadora de la Fundación en la operación de préstamo de 18 millones de euros suscrita con la CAM en 2010. La Fundación no pagó y la entidad financiera ejecutó el aval, reclamando a continuación la deuda el IVF tanto a la Fundación como a Aligestión que recurrió a declararse en concurso de acreedores.

La mercantil no ha logrado superar el concurso y se encuentra en liquidación, habiendo resultado desierta (se aceptaban ofertas hasta el pasado 22 de junio) ya una subasta por lotes de sus bienes y derechos convocada por el administrador concursal Miguel Hernández Hernández en cumplimiento del auto dictado hace un año por el magistrado Salvador Calero García, titular del Juzgado de lo Mercantil Número 2 de Alicante: el primero de los lotes de esa subasta estaba valorado en 14,7 millones e incluía el estadio, además de acciones del Hércules por importe de 3,6 millones de euros y varios derechos de crédito contra el club blanquiazul entre los que destaca uno calificado como subordinado en el concurso de acreedores de la SAD y cuyo importe asciende a 14 millones de euros.

La intención del banco del Consell es acudir a una segunda subasta y hacerse con la titularidad del estadio. Esa es la vía por la que el IVF compensará parte (el estadio vale mucho menos) de la deuda de 18 millones de euros que mantiene con él la Fundación (y Aligestión como fiadora de esta) desde que fuera ejecutado el aval del mismo importe que garantizaba el tristemente famoso por su impago préstamo concedido en 2010 por la quebrada CAM.

Dicho aval ha generado a su vez un nuevo derecho de crédito en favor del IVF pero del que es deudor el Hércules CF: el pasado 4 de julio la Comisión Europea resolvió que se trataba de una ayuda de estado ilegal que distorsionó la competencia en el mercado comunitario, obligando al club a devolver 6,9 millones de euros a las arcas autonómicas.

Por cierto, el cambio de titularidad no afectaría al uso de la instalación por parte del Hércules que tiene arrendado el estadio por 25 años, si bien esa deuda con Bruselas sí puede afectar a la viabilidad del club. Precisamente el pasado mes de julio Manuel Illueca, director general del IVF se refería a lo anterior señalando que la titularidad pública del Rico Pérez sería "la mejor garantía de que el fútbol continúa en Alicante con el Hércules o con otro equipo".

Noticias relacionadas

next
x