X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El Iberia Festival, preparado para su segunda jornada con 10 horas de música, Rozalén, Tarque y Celtas Cortos

12/10/2019 - 

BENIDORM. La séptima entrega del Iberia Festival alcanza su ecuador. A las 17.00 horas se abren las puertas del auditorio Julio Iglesias del Parque de l’Aigüera para vivir la segunda jornada del festival, con 10 horas de música, y que reserva una de las actuaciones más esperadas por el público: la de Rozalén, uno de los grandes fenómenos musicales del momento. La de este Iberia Festival es la última parada de la gira ‘Cuando el río suena’ en España, antes de que la cantante y compositora viaje a Londres e Irlanda.

Antes que Rozalén será el turno de Carlos Tarque, que vuelve al Iberia Festival aunque esta vez no lo hace con M-Clan, sino con su primer trabajo en solitario, ‘Tarque’, nueve temas que son rock en estado puro.  Quienes también repiten en el Iberia son Celtas Cortos, la banda liderada por Jesús Cifuentes que sigue siendo referente y uno de los máximos exponentes del rock celta. Completan el cartel de la segunda jornada del Iberia Rubén Pozo & Lichis, Serial Killerz y La Dstyleria.

Un Iberia que quemó ayer su primer cartucho. Y lo hizo a lo grande: con el último concierto de la gira nacional de Mago de Oz antes de iniciar su gira estadounidense, y con el rock vibrante de Los Zigarros; dos propuestas muy diferentes pero que calaron en el público con la misma intensidad.

Los Marañones fueron los encargados de inaugurar el festival en el auditorio Julio Iglesias del Parque de l’Aigüera de Benidorm, todos unos veteranos del pop-rock con sello propio con influencias de estilos dispares como el ‘beat’ o el ‘funk’ y que interpretaron temas como ‘La hora de la revolución’ o ‘La memoria del extranjero’. El rock con sabor a ‘garaje’ de José Antonio García les tomó el relevo, desplegando su fuerza con ‘Todo puede ser peor’ o ‘El viento suena a mi favor’. El de ayer era el último concierto en solitario antes de reencontrarse con su banda original: 091.

‘Los Barones’ fueron la tercera banda en pasar por el escenario, con una propuesta en la que se mezclaron temas de nuevo cuño con clásicos de su etapa de ‘Barón Rojo’ como ‘Hijos de Caín’ o ‘Resistiré’, con el que cerraron su paso por el Iberia.

La intensidad del rock más genuino siguió con Los Zigarros. La banda valenciana mantuvo al auditorio enganchado desde principio a fin, demostrando por qué el suyo es uno de los mejores directos que puede oírse, con infalibles como ‘Qué demonios hago yo aquí’, ‘Hablar, hablar, hablar’, ‘Dentro de la Ley’ o ‘Voy a bailar encima de ti’, y guiños como el de ‘Mis amigos’

La puesta de escena de ‘Mago de Oz’ no dejó indiferente, como tampoco la selección de temas con la que quisieron complacer al público del Iberia Festival entregado al sonido ‘folk metal’ y que vibró con temas indispensables como ‘Deja de llorar’, ‘Hasta que el cuerpo aguante’, ‘La posada de los muertos’ o ‘Fiesta Pagana’; y también con su último single, ‘La cantiga de brujas’, que ya supera los 4 millones de reproducciones en Youtube. Al margen del repertorio, Mago de Oz ofreció un regalo para los oídos al intercalar en su actuación un fragmento ‘a capella’ del ‘Nessun Dorma’.

La noche se despidió con el sonido del rock más ‘ochentero’, el que desplegaron ‘Los Trogloditas’, que mantuvieron la intensidad hasta el final y que tiraron de repertorio y de temas que marcaron una época como ‘Cadillac Solitario’, ‘La Mataré’, ‘Ritmo del garaje’, ‘El rompeolas’ o ‘Lo he vuelto a hacer’.

Noticias relacionadas

next
x