Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

A través del proyecto PuCO2 encabezado por la científica Elena Orgilés

El dióxido de carbono como aliado: Inescop crea materias primas para calzado a partir de CO2

2/11/2020 - 

ELDA. El dióxido de carbono (CO2) suele estar asociado a connotaciones negativas. Su producción en exceso es una de las causantes del efecto invernadero o del cambio climático. No obstante, desde la ciencia, quienes trabajan conociendo este gas, también saben que puede contribuir a desarrollos beneficiosos. De hecho, es muy común encontrarlo como aditivo alimentario, como gasificador en refrescos o, por ejemplo, en extintores. Así, desde enero de 2020, en Inescop están trabajando su uso para convertir el CO2 en materia prima para usos industriales y sostenibles. En concreto, desarrolla una nueva generación de materiales basados en CO2 como materia prima. Se trata de poliuretanos que representan una alternativa sostenible para su aplicación en la industria del calzado, con beneficios técnicos, económicos y medioambientales.

El poliuretano es un material muy conocido y que históricamente se ha usado en muchas industrias, sobre todo en la del calzado. Es un material resistente y ligero. Ahora Inescop, junto a Aimplas y Aidimme trabajan en el proyecto "Desarrollo de adhesivos y pinturas para el sector del calzado y mueble a partir de CO2 procedente de instalaciones industriales de la Comunidad Valenciana" (PuCO2) para crear los nuevos materiales. Según explica Elena Orgilés, responsable del proyecto PuCO2 y subdirectora de Materiales y Tecnología de Inescop, es un plan en proceso inicial y que pretendía finalizar en septiembre de 2021 pero que verá sus plazos ampliados a causa de la covid-19. El trabajo se encuadra en el ámbito de la transición energética y la ciudad circular, promoviendo la descarbonización de la economía a través de la captura y uso de CO2 derivado de las emisiones industriales para producir pinturas y adhesivos para el sector del calzado y el mueble. Además, está financiado por el Instituto Valenciano de Competitividad Empresarial (Ivace) en la convocatoria a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) 2014-2020.

Según apunta Orgilés, en estos momentos, cada instituto técnico de la Comunitat valenciana se centra en crear distintos tipos de desarrollos a partir del CO2. Ahora, todos ellos están en fase de laboratorio pero pretenden escalar hasta la fase piloto. "Aimplas trabaja en un catalizador, un producto químico necesario para producir una reacción determinada; Aidimme desarrolla poliuretanos pensados para el recubrimiento de muebles. Desde Inescop creamos nuevos polímeros adhesivos de poliuretano pensados para el calzado". 

Hasta ahora, según comenta la responsable de PuCO2, los poliuretanos han dependido de derivados del petróleo. Por este motivo quieren conseguir convertir el CO2 en materia prima para crear este material. De momento, los inicios de la fase laboratorio de Inescop están siendo prometedores y envían los resultados hasta València para que evalúen los ensayos, con muchas formulaciones variables, que llevan a cabo en la creación de estos adhesivos. 

De momento, comenta Orgilés, ya hay bastantes empresas del sector del calzado interesadas en este nuevo potencial material proveniente del CO2, y es que la reducción del uso de combustibles es una tónica general en el sector. A su vez, estos materialaes cumplirían con los requisitos de calidad exigidos enaplicaciones como adhesivos para calzado y recubrimientos para muebles.

Desde el proyecto exponen que, para alcanzar el objetivo, es necesario realizar un estudio sistemático y riguroso de las propiedades en relación con la estructura de los poliuretanos, para la introducción exitosa de estos polímeros en la industria del calzado. 

Noticias relacionadas

next
x