X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

harán medio propio del ayuntamiento a vaersa para pedir la encomienda de la gestión

El Consorcio Vega Baja plantea septiembre como fecha para actuar en la planta de transferencia de Dolores

4/08/2018 - 

ORIHUELA. El mes de septiembre puede ser una fecha clave para la puesta en marcha de las plantas de transferencia para los residuos de la Vega Baja. El Consorcio Vega Baja Sostenible plantea ese mes para comenzar a ver la base de la planta de transferencia de Dolores

El Consorcio de Residuos de la Vega Baja está en estos momentos a la espera de declarar medio propio a Vaersa con el fin de realizar la encomienda de gestión y poder, así, construir la planta de transferencia de Dolores, que lleva a la espera tres años. 

El presidente del Consorcio Vega Baja Sostenible, Manuel Pineda, así lo asegura a Alicante Plaza,  y añade que, con mucha probabilidad será septiembre el momento en el que llegue el visto bueno del proyecto presentado para empezar a trabajar.  

Justo ayer, el Consell aprobó una partida de 1,8 millones de euros para el Consorcio Vega Baja, en la que invertirán 1 millón para la segunda fase de sellado del vertedero de La Murada y 800.000 euros para obras y equipos de valoración.

Esos 800.000 euros serán el apoyo económico que se usará para construir la planta de Dolores una vez se consiga la encomienda de gestión.  

En la actualidad, Vaersa se ocupa tanto de la gestión de residuos como de la ejecución de los encargos que recibe de la Generalitat Valenciana a través de encomiendas en tareas como la prevención de incendios o el cuidado del medio natural. Este medio instrumental de la comunidad autónoma ahora necesita dotar de poder a los Ayuntamientos para ejecutar los proyectos previstos. 

En el caso de la planta de transferencia de Dolores, el Consorcio de Residuos está en pleno proceso para hacer a Vaersa medio instrumental del Ayuntamiento.  Así, está a la espera de declararlo medio propio en la Junta del Consorcio Vega Baja Sostenible, programada para el próximo mes. 

Los requisitos que necesitan para que sea posible la transferencia de competencias es, primero, el visto bueno del Consell a esa declaración de medio propio, que ya está aprobado. En segundo lugar, precisan también la aprobación del proyecto de gestión programado para Dolores. Actualmente, Intervención está valorando si es eficiente o no para el Consorcio de Residuos de la Vega Baja el plan propuesto. El programa ya fue remodelado para que fuera más eficiente que el que se presentó en un primer momento, por lo que se han aplicado mejoras en el papel. 

En este sentido, ayer el Consell ya declaró medio propio a Villena el proyecto de gestión de residuos presentado por su Consorcio, del área A3. Al considerarlo eficiente, ya tienen luz verde para comenzar con los trabajos. Del mismo modo, Pineda espera que en septiembre llegue la aprobación de la eficiencia de la gestión para la planta de transferencia de Dolores y puedan comenzar a construirla. 

Ecoparques, reuniones y aprobaciones a partir de agosto

Así, con la aprobación presupuestaria para los proyectos de gestión de residuos en la Vega Baja y la previsión de medio propio para la planta de transferencia de Dolores en septiembre, parece que ya se mueven los hilos para ver hechos en la práctica los proyectos del Consorcio Vega Baja Sostenible. 

El próximo 9 de agosto tendrá lugar una nueva visita a las obras de sellado, como la que ya se realizó en noviembre de 2017 en La Murada, a la que asistirán, entre otros, el director general de Cambio Climático y Calidad Ambiental, Joan Piquer, y el presidente del Consorcio Vega Baja, Manuel Pineda.

Allí se dirimirá la fase preparatoria de los nuevos trabajos en segunda fase y cómo se realizará el nuevo sellado. El Consell autorizó ayer el gasto de la segunda fase de sellado del vertedero, que en concreto afecta a los vasos A y C que se ubican en territorio oriolano colindando con la Región de Murcia. Con esta inversión, la Generalitat habrá sellado prácticamente la totalidad del perímetro interior del vertedero.

El día 10 de agosto se reunirá también la Comisión de Gobierno para dar el visto bueno a los pliegos para iniciar el proceso de licitación de gestión de los ecoparques. Además de aprobar una campaña de concienciación y de sensibilización con la gestión de residuos en los 27 municipios del Consorcio Vega Baja Sostenible. Orihuela será uno de los municipios que más se visiten para este plan de concienciación que durará nueve meses. 

Además se planea aprobar y dar el visto bueno, a través de un contrato menor, de los pliegos de gestión global de los ecoparques para la comarca

La gestión de residuos en la Vega Baja ha estado envuelta en la polémica, en anteriores legislaturas e incluso ha estado relacionada con asuntos de corrupción. El Consell se encuentra personada judicialmente contra los propietarios de Proambiente para la recuperación de las inversiones realizadas, un proceso que se lleva adelante en conjunto con la administración murciana. 

Por ello, la Generalitat, a través de Vaersa, asumió la gestión de los residuos. El objetivo a largo plazo es una solución definitiva que incluya al menos dos plantas de tratamiento, una al norte de la comarca y otra al sur. Además, se plantea otra instalación auxiliar para podas y biomasa. Hasta que ese plan llegue, como solución transitoria, se pondrá en marcha las instalaciones de transferencia, algo que lleva en la agenda desde hace tres años. El presupuesto total, por el momento es de unos 80 millones.

Noticias relacionadas

next
x