X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

El alcalde, emilio bascuñana, reclama participación

El Consell inicia el Plan de Acción Territorial para proteger la huerta y Orihuela se siente excluida

11/12/2018 - 

ORIHUELA. El Plan de Acción Territorial (PAT) que programa el Consell para la protección de la huerta y la dinamización y diversificación económica de la Vega Baja da un paso adelante.  La consellera de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio, María José Salvador, presentó ayer sus bases y el esqueleto de la propuesta ante agentes sociales, alcaldes y otras autoridades de los municipios de la Vega Baja. 

Sin embargo, no todos estuvieron presentes en ese acto, y es que el alcalde de Orihuela, Emilio Bascuñana, no acudió a la cita y reclamó al Consell participación en la redacción. Asegura que el Ayuntamiento no fue invitado a una reunión previa. "Le mandé una carta a la consellera informándole de que no se nos había invitado a una reunión sobre este tema en Torrevieja y no podemos admitir que se lleven a cabo estas prácticas ni se atiendan nuestras necesidades". Se siente, pues, excluido del proceso y, apunta que no se ha contado con las necesidades de la ciudad en el plan. 

No obstante, a pesar de la ausencia de Bascuñana, la reunión tuvo su curso, en Callosa de Segura, donde se habló de los objetivos y propuestas del PAT. Así, hicieron hincapié en que quieren iniciar la participación pública "desde el minuto cero".

La imagen de marca de la Vega Baja es uno de los grandes objetivos planteados por el Consell en este caso. El Consorcio para el Desarrollo Económico de la Vega Baja (Convega), junto con las organizaciones sindicales Unión General de Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), que integran el Acuerdo Territorial para el Empleo y el Desarrollo Local de la Vega Baja trabajan en un proyecto, para dar forma a una imagen de marca territorial para la comarca. Además, el Ayuntamiento de Orihuela trabaja en el simposio agroalimentario de la Vega Baja, desde hace tres años, en este sentido. 

Desde el Consell quieren que la Vega Baja sea sinónimo de un "territorio emprendedor y con un sector económico en el que, además de la construcción de viviendas, consigan un mayor peso específico las actividades agroindustriales, logísticas, los nuevos segmentos turísticos y la economía del conocimiento". Así, a partir de enero se evaluará de forma exhaustiva el territorio para determinar la adaptación del actual modelo territorial a la infraestructura verde así como a la capacidad de acogida del territorio.

El objetivo va encaminado, afirmó Salvador, no solo a mejorar la calidad de vida de quienes habitan la Vega Baja, sino también su competitividad económica, su sostenibilidad ambiental y su cohesión social. 

Cuatro áreas de trabajo

 Este proyecto para la comarca tiene cuatro pilares fundamentales: la infraestructura verde, los asentamientos urbanos, la movilidad sostenible y los nodos logísticos.

El primero de ellos, el medioambiental tiene como reto resolver los grandes problemas de la conexión de su gran espina dorsal verde, el río Segura, con el litoral y otros espacios de gran valor como el palmeral de Orihuela, el parque natural de las Lagunas de la Mata y Torrevieja, o la Sierra de Escalona. El Pativel será clave para la protección de los conectores ecológicos y territoriales de los ríos Seco y Nacimiento

Sin embargo, la protección de la huerta y su dinamización sera uno de los puntos estrella. Quieren, desde el Consell, equiparar el plan para el campo de la Vega Baja  con el de la huerta de València. Pide para ello, consenso y competitividad económica. 

Desde el Consell abogaron, asimismo, por "garantizar el trasvase Tajo-Segura y buscar soluciones de ámbito nacional, pero mientras tanto debemos, como ya se está haciendo, seguir con la gestión sostenible de este recurso y con la interconexión de todas sus fuentes convencionales y no convencionales".

Demanda de suelo vs necesidades ambientales

El PAT va a poner el ojo y quiere determinar las necesidades de construcción de nuevas viviendas y evaluar el actual suelo planificado de los municipios para "ver si se ajusta a las demandas reales, y es compatible con el diseño de la infraestructura verde".

Quieren identificar territorios de oportunidad y nueva centralidad urbana para atraer actividades innovadoras, diversificando los usos y generando nuevos polos de atracción de inversiones.

Movilidad sostenible y logística

Una de las propuestas sobre movilidad en este plan es la incorporación de la Vega Baja como uno de los nodos logísticos de primer nivel de la Comunitat, con una plataforma logística intermodal en el ámbito de San Isidro, en el cruce entre la AP-7 y la A-7. 

La directora general aseguró que, de reuniones previas, se han incorporado cuestiones referentes a la gestión del agua y a la atención al turismo residencial, así como "la necesidad de analizar los suelos industriales para formular estrategias que dinamicen la diversificación económica.  

Desde el equipo de Gobierno de Orihuela destacaron que la ciudad "tiene muchas necesidades" y, mediante un escrito, ha reclamado las carreteras CV-95, la CV-91 y el Plan General de Ordenación Urbana para que aparezcan en el proyecto. "No ha habido entendimiento con los miembros de la Conselleria con los que nos hemos entrevistado", concluyó Bascuñana.

Noticias relacionadas

next