Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

jornada en colaboración con ateval

El calzado avanza en proyectos de Economía Circular y aprovechamiento de residuos para los fondos europeos

15/10/2020 - 

ELCHE. La Asociación Valenciana de Empresarios del Calzado (Avecal) ha celebrado la jornada ‘Economía Circular, Industria del Calzado y Fondos de Reconstrucción Europeos’ en el que participó la asociación textil ATEVAL y un importante número de empresarios e industriales para analizar los avances en  materia de Economía Circular que permita una mejor gestión de residuos, su valorización hacia otras vías de negocio y su reducción cumplir con la normativa europea. Para Avecal, parte de los proyectos en materia de Economía Circular deben estar apoyados en los futuros Fondos de Reconstrucción Europeos liberados por las autoridades comunitarias como respuesta a la crisis que ha generado la pandemia de la COVID-19, una oportunidad que permita acelerar la transformación de sector en plena crisis de la pandemia.

María Ángeles López, responsable de Formación y Recurso Humanos de Avecal, recordó que la asociación impulsa una iniciativa colectiva del sector dentro de la línea del Pacto Verde de la Unión Europea, que exige cambios hacia la gestión de residuos industriales y su mejor aprovechamiento. “El objetivo, nuestro objetivo como sector, es recudir al 10% el destino a vertedero de los residuos de la industria antes de 2035. Una exigencia que debemos entender como una oportunidad, no un problema. Saber aprovechar al máximo nuestros residuos y convertirlos en insumos para nuestra actividad u otras diferentes de otros sectores es también una forma de rentabilizar nuestro negocio, al tiempo que minimizamos el impacto al medio ambiente”, explicó.

Al respecto, la directora general de Industria de la Generalitat Valenciana, Empar Martínez, animó a los sectores del calzado y del textil en los esfuerzos de avanzar en materia de gestión de residuos. “Sin duda, este tipo de proyectos serán muy valorados cuando se comience a distribuir los Fondos de Reconstrucción Europeos a cuestiones concretas, y hay que reconocer que el sector del calzado ha avanzado mucho con sus proyectos e iniciativas en esta materia”.  Además, Martínez animó a presentar proyectos de gran impacto, muy maduros y que vengan en colaboración y alianzas con otros territorios productores del calzado, como puede ser dentro de España o con países como Portugal o Italia.

Alianza calzado y textil

En la jornada intervinieron representantes de ATEVAL (Asociación Textil de la Comunidad Valenciana), quienes explicaron como ejemplos muchas de las acciones colectivas e individuales que desarrollan sus asociados para la transición hacia la economía circular y la minimización del impacto en los recursos naturales.

Julia Vercher y Laura Santos, de ATEVAL, explicaron que la industria textil está considera una de las de mayor impacto en el medio ambiente por las dificultades en los procesos de reciclaje, aunque se han producido importantes avances en sostenibilidad de la industria. No obstante, señalaron que la tecnología, la digitalización y la inteligencia artificial está permitiendo mejorar los procesos de reciclaje, de separación de tejidos y su aprovechamiento en nuevos productos.  Desde ATEVAL se apuntaron ejemplos de colaboración entre la industria textil  y la de calzado en recuperación de material de rechazo de otros procesos productivos para generar nuevos productos 100% con material reciclado.

En la jornada también colaboraron José Costa, del proyecto Zyosh; José Magro, de AENOR; y Ezequiel Pérez, representante de la TFL Group en su sede de Elche. Todos ellos explicaron sus propias iniciativas para mejorar la reputación social de la industria del calzado por la aplicación de iniciativas de reducción del impacto medioambiental en los diferentes procesos productos.

Los empresarios coincidieron en la necesidad de mejorar los niveles de sostenibilidad de la industria, en cumplimiento de las exigencias normativas, el compromiso con el consumidor final y la acción colectiva en la protección de los recursos naturales y el medio ambiente, además de permitir abrir una nueva vía de negocio con el aprovechamiento de residuos de determinados procesos industriales.

Noticias relacionadas

next
x