foro AP en elche

El análisis de BBVA banca privada: futuro complejo por la inflación pero oportunidades en innovación

25/09/2022 - 

ELCHE. El pasado jueves 22 de septiembre el emblemático Huerto del Cura ilicitano acogió una jornada organizada por BBVA en torno a la banca privada y el futuro económico e inversor. En colaboración con Alicante Plaza, bajo el título de 'Nuevas tecnologías. Nuevas oportunidades', expertos del sector analizaron las oportunidades del mercado, así como la irrupción de las nuevas tecnologías y su impacto a todos los niveles. Marcado inevitablemente por la situación geopolítica e inflacionaria, a pesar del futuro complejo por ambos factores, desde la entidad se destacó la importancia de aguantar el momento y apostar por el asesoramiento de su equipo de profesionales para lograr un buen resultado. 

Previamente, Cristina García, directora de Centro de Banca de Clientes de BBVA en Elche, dio la bienvenida a los alrededor de medio centenar de asistentes, donde puso en valor el volver a encontrarse físicamente con muchos de sus clientes, así como por la importancia de la temática. "En el actual contexto macroeconómico, marcado por los últimos coletazos de la pandemia y por noticias como la guerra de Ucrania, la crisis energética o la escalada de la inflación, disponer de información actualizada y rigurosa sobre las perspectivas económicas, así como contar con el asesoramiento de especialistas, es clave para poder tomar las mejores decisiones e invertir adecuadamente". "En BBVA estamos convencidos de que se están abriendo grandes oportunidades y por eso hemos querido abordarlos con algunos de los mayores expertos". 

Bajo crecimiento por la guerra o la inflación

Así pues, la primera ponencia, a cargo de Álvaro Manteca, Responsable de estrategia de BP en BBVA España, se encargó de desgranar las inquietudes que pueden atenazar a mercados e inversores por la situación actual, abordando el abanico de opciones que se abren en los mercados financieros para los próximos tiempos. La primera premisa es clara para Manteca, respaldado por los estudios de BBVA Research, vienen tiempos de un crecimiento mundial más modesto por la guerra, la inflación, la crisis energética, e importante, el endurecimiento monetario acelerado. Este último, consecuencia de los bancos centrales para frenar la inflación. 

Para Manteca, la guerra ha sido el catalizador "para que las tendencias que venían sean más intensas", si bien en Estados Unidos están más "protegidos" por tener una mayor soberanía energética. Eso sí, ante unas presiones inflacionistas que ya se veían venir el año pasado, en torno al 5-6%, señalaba que "la inflación actual tan elevada obliga a los bancos centrales a realizar un ajuste monetario". Aunque en 2021 estos pensaban que era una situación transitoria por la pandemia, porque se veía una aceleración de la demanda —con empresas que tenían difícil reiniciar el proceso productivo y abastecer la demanda—, "los bancos centrales se equivocaron porque vieron que tenían que haber empezado a endurecer su ajuste monetario antes". Ahora, en el actual marco, la guerra exacerba la subida del petróleo y los, alimentos, y por ende la inflación. "Aunque en Estados Unidos han llegado a un pico de inflación, aquí sigue al alza". 

Con todo, la Reserva Federal norteamericana ha aumentado por tercera vez los tipos de interés, así que según indicaba Manteca, han calculado que "el mundo crecerá a un ritmo del 2,5% en 2023, en comparación al 3,5% previsto para 2022". Indicó que se calcula un "práctico estancamiento en Europa (0,6% para 2023), Estados Unidos (0,7%) y España (1,8%)". Cálculos a la baja, aunque matiza que ni es un crecimiento negativo como en el 2020 con la covid, ni con la crisis de 2008, "pero es uno de los crecimientos más bajos de últimas décadas". Incluso el gigante chino, del que se había calculado una subida del 4,5 para 2022, reduzca su crecimiento a final de año. En definitiva, la inflación se mantendrá muy por encima de los objetivos de los bancos centrales. "En EEUU aún se ve una inflación acabando 2023 del 3,7, y en Europa del 4,8% Europa". Aunque el Responsable de estrategia de BP en BBVA esgrime que próximamente la inflación se prevé que baje por la bajada de los precios del petróleo y la bajada de demanda de bienes en favor de los de servicios. 

A modo de conclusión sobre los riesgos a futuro, el principal problema es la persistencia de la inflación, por lo que es clave trabajar para estabilizarla. Cuando se consiga será cuando se acabe de endurecer la política monetaria. "Si dura más de lo esperado en EEUU y hay efectos de segunda ronda y espirales de retroalimentación entre sueldos y salarios, es posible que la Reserva Federal intensifique el endurecimiento, por lo que el aterrizaje suave que pretendía —enfriar la economía sin frenarla—, parece menos realista". Los peores escenarios podrían ser un "profundo bache en el caso de EEUU, principal riesgo", o posible fragmentación en Europa, con una nueva subida de primas de riesgo de los países del sur, o una estanflación (inflación elevada y crecimiento muy bajo), así como deterioros geopolíticos por la guerra, "que podrían nuevos escenarios más complejos, tensiones sociales y populismo".

Perspectivas positivas por reservas energéticas y el papel de los bancos centrales

En cuanto a la parte más optimista de la situación, es que no haya restricciones de gas en Europa. Y en ese sentido Manteca destacó que el inventario de gas actual en el continente es ya el que suele haber en invierno (los almacenamientos son cíclicos, llegan al máximo en octubre y mínimos en marzo). "Ahora hay suficiente gas almacenado en Europa, más del 90%. Además la industria se ha adaptado rápidamente a la escasez y la búsqueda de combustibles alternativos". De hecho, en países como Alemania ha bajado la demanda industrial de gas natural. Asimismo, el propio Cambio Climático puede venir relativamente bien en el sentido de que el invierno no sea tan duro, lo que contendría la demanda de gas. 

Destacaba también Manteca la intervención los Gobiernos como se ha hecho en Reino Unido o el propio país germánico, "con un paquete de 60.000 millones de euros para ayudar a los consumidores". Es obviamente un soporte fiscal a costa de déficit, pero permitiría controlar la actividad económica en invierno. Si se contiene la recesión económica en invierno, habrá que estar a la expectativa los mercados, si China finaliza su política de covid cero, o si EEUU se replantea replantea eliminar aranceles a las importaciones chinas.

Por su parte, y según vaya evolucionando la situación, "los Bancos Centrales eventualmente harán una pausa. El mercado piensa que la Reserva Federal llevará los tipos de interés hasta el 4,4 y aún estamos en el 3,5". Podrían volver a bajar en 2024 y 2025. Paralelamente, indicaba el experto que "la economía mundial da señales de fortaleza importantes y que podemos resistir sin caer en una recesión. Podría ser que 2023 fuese un año el que no tuviéramos esa tasa de crecimiento tan negativa, aunque no sería sorpresa una recesión importante en próximos trimestres con caída eventual del PIB". De hecho, en opinión del experto, ve "difícil" que se pueda evitar una contracción de la economía, "aunque no honda". De cara a las inversiones, Manteca sostiene que "es un escenario propicio para activos de renta variable en el futuro", aunque en la actualidad es una situación "interesante" para inversores conservadores y de riesgo medio. "Pueden dejar de sufrir, puede que suban los bonos ante la previsible debilidad de la renta variable. 

Metaverso o 5G, una nueva "edad de oro" de la tecnología

Hablando precisamente sobre inversiones y oportunidades, Óscar Esteban, Sales Director Spain Fidelity International, una de las cinco mayores gestoras a nivel mundial para fondos de inversión y que introduce sus productos entre la cartera de clientes del BBVA. Asevera que uno de los sectores que más interés genera ahora es el tecnológico, y por eso analizó el panorama con el metaverso, la conectividad 5G o el blockhain, "el inicio de una nueva edad de oro tecnológica". Una edad de oro que precisamente vendría por ese 5G, y que dista bastante del crash de hace veinte años, en el que "había empresas con valoraciones de 50 veces los beneficios de las acciones. Había mucha compañías que habían subido en bolsa, y no generaban los ingresos que supuestamente decían sus cotizaciones". Así pues, acabaron desapareciendo. 

La diferencia es notoria hoy, donde hay valoraciones muy atractivas en algunas compañías valoraciones por la tecnología 5G. "Va a hacer que nuestra vida cambie: es 20 veces más rápido que el 4G, almacena 10 veces más, es 20 veces más barato y 100 veces más eficiente desde lo energético". La clave está en la latencia, la capacidad de respuesta. Es de un milisegundo frente a los 200 milisegundos del 4G. "Acelerará el metarverso, blockchain, etc., permitirá una mayor conexión entre las personas y las cosas". 

Explicaba Esteban que a pesar del uso masivo de móviles a nivel mundial, esta conectividad está poco implementado. Es aún una tecnología reciente. "En 2020 ya había una cuota del 3-4% en los móviles, y en ese 2020 no había nada de realidad aumentada o metaverso", señalaba mostrando la irrupción tan reciente de tecnologías que pueden generar cambios disruptores. "Es un salto equiparable de lo analógico a lo digital; ahora pasamos de lo digital a lo portátil". Todo un abanico de posibilidades, desde la inclusión en los coches y la reducción de los viajes, apoyándose en las smart cities, encendiendo el electrodoméstico desde fuera de casa... El 5G empezó con la telefonía móvil iPhone 12 en octubre de 2020. Actualmente hay 220 millones de suscripciones a redes 5G "y en 2023 se prevé que aumentarán hasta los 1.600 millones a nivel mundial. Y apenas acabamos de empezar". Eso sí, por ahora la mayoría de móviles con esta tecnología proceden de Estados Unidos. El principal problema hoy es la falta de infraestructura. Aunque las mismas vendrán porque fenómenos como los de las plataformas digitales, y más al calor de la pandemia, han visto el nicho de mercado: ventas online, cines y películas a un clic, podcast... ". El gasto en contenido se está incrementando". 

Valores de futuro y necesidad de generar infraestructura

Y otra de las novedades será la del metaverso, "la interconexión del mundo real y el digital", señalaba el director de ventas". Hay protocolos de seguridad, avatares, software, hardware, es todo un mundo con muchas aplicaciones". Asimismo, también destacó en el ámbito de los negocios la gestión de datos, "el nuevo petróleo", gracias a la irrupción de la Inteligencia Artificial. "Nos ayudará a cómo interpretar el comportamiento de los consumidores y su uso y mejorar su experiencia. El negocio de la IA será de 500.000 millones de euros en 2025". 

Eso sí, para esos centros de datos, volvía a incidir en la necesidad del 5G. "Necesita mejores infraestructuras para tener todo su potencial, por eso lo potencian los Gobiernos, por ejemplo con los fondos europeos como se está haciendo en España para la transformación digital". Permitirá una mayor eficiencia de empresas y administración, "y el Gobierno por antonomasia que lo ha aprendido es China, instalando millones de estaciones de bases de 5G. Fueron conscientes de que quienes mejor lo utilicen serán mejores". De ahí el origen de la guerra comercial entre EEUU y China. Ahora, el país norteamericano (que desarrolló el 4G) y Europa (que desarrolló el 2G y 3G) se han interesado en él. 

También se centró en la tecnología blockchain, señalando que no todo se reduce a las criptomonedas, como ha hecho todo el mundo. Esgrimía que el cambio de hábitos que permite cambiará muchos paradigmas y tendrá incidencia en el ámbito empresarial, poniendo de ejemplo los NFT, o las monedas digitales que tendrá el Banco Central. "Lo importante de esto es la tecnología en sí". Para finalizar, Esteban recordó que el sector tecnológico va en línea con el ciclo de mercado, por eso se ha resentido algo este año. En cualquier caso, "el sector sigue estando ahí a nivel empresarial y de hecho gran parte de los presupuestos está destinado ahora a soluciones tecnológicas (software, hardware, ciberseguridad) porque desde un punto de vista estructural ese negocio es latente y la mayoría de las empresas están poco endeudadas". A modo de conclusión, sobre los riesgos de este sector, el experto indicaba que hay que avanzar en el ámbito regulatorio y la "ética digital". Por ejemplo cómo será el uso de la IA, las fake news o la ciberseguridad. "Dependiendo de cómo se desarrolle habrá que estudiar más legislación". 

El factor humano sigue siendo clave para el asesoramiento y la inversión

Por último, Ximo Raga, director de Banca Privada en la zona Este, al respecto de las inversiones, apuntaba que al final lo más importante es la "psicología" del inversor. "Tiene que estar cómodo en aquello que compra. Hay clientes muy cómodos en productos conservadores y otros entrando en las acciones, porque valorando el recorrido de la inversión y el retorno esperado piensa cuál es el mejor momento". En todo caso, recomendó no salirse de las inversiones, sino pensar en el horizonte, valorando lo que se puede esperar. "Oportunidades las hay siempre", y lanzó un guante ante los presentes invitando al acompañamiento de BBVA, destacando el equipo de profesionales que hay detrás. 

Puso de relieve que es un banco "muy tecnológico, utilizamos mucha Inteligencia Artificial y mucha contratación de ingenieros y físicos. Pero para la composición de las carteras, el factor humano sigue siendo determinante". Raga esgrimía que la sección de las compañías es "fundamental, y es no lo calcula igual una IA que una persona". "Factor humano sigue siendo clave", zanjó. Además, apuntó que de los pocos fondos de renta variable en positivo son los que gestiona BBVA. 

En su despedida, el responsable de la zona Este esperó darle continuidad a encuentros como el mantenido en Elche, ciudad escogida "por su empresariado, población, por sus polígonos industriales, su economía, y sus tres Patrimonios de la Humanidad". Indicaba que mientras que es fácil organizar estas citas con el mercado en alza, "es importante hacerlo ahora para aportar luz, ante empresariado que tiene que tomar decisiones. El mercado se va a dar la vuelta, esto es cíclico, y el que no esté, se lo perderá. Hay trabajo activo detrás de nuestra gestora y estamos tomando posiciones". Apostillo con su apuesta por la tecnología y la sostenibilidad, "cumpliendo escrupulosamente, sin ecopostureo, hacemos acompañamiento, canalizamos financiación y vehículos de inversión, y nos asesoramos con terceros (en referencia a Fidelity International".

Noticias relacionadas

next
x