X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

crimen de polop

Juan Cano: "No ordené matar a Alejandro Ponsoda, siempre lo apoyé y él confiaba en mí"

15/01/2020 - 

ALICANTE. El exalcalde de Polop Juan Cano, acusado de orquestar junto con un empresario, los propietarios del club Mesalina y tres sicarios el asesinato a tiros de su predecesor Alejandro Ponsoda en octubre de 2007, ha negado este miércoles no solo su participación en los presuntos hechos, sino incluso que hubiese una mala relación con su compañero de partido y de Corporación, o que existiese un interés urbanístico que pudiese haber actuado como móvil.

"Nunca, con nadie, en ningún caso y bajo ninguna circunstancia". Así ha respondido Cano a la última pregunta de su defensa, ejercida por en penalista Javier Boix (¿se concertó usted con alguien para matar a Alejandro Ponsoda?), tras un extenso interrogatorio por parte de fiscal y acusación, en el que éstas han intentado establecer una mala relación personal y política entre el acusado y la víctima, y Cano ha trazado un relato de una relación idílica y de apoyo mutuo.

En este sentido, el acusado ha destacado que "siempre apoyé a Ponsoda" y que éste confiaba en él para gestionar el Urbanismo (la teoría de la instrucción es que el alcalde asesinado bloqueaba una actuación en la que el acusado y el empresario Salvador Ros tenían interés). "Él me decía, 'fes, fes', porque no quería tener líos". Cano ha destacado que fue el alcalde quien decidió devolverle las competencias de Urbanismo ("yo no las quería porque ya había tenido muchos problemas" en las anteriores legislaturas), poco antes de fallecer.

Respecto a las críticas de sus hijas por no preocuparse, ha defendido que acudió dos veces al Hospital, y que incluso prevaricó ("creo que ha prescrito") para permitir que la hija de la víctima, María Ponsoda, se convirtiese en fija en la plantilla municipal tras la muerte de su padre. "Me 'olvidé' de notificarle el vencimiento de su contrato temporal, y ahora es fija". Tambien ha 'confesado' que sacó 3.000 euros de la caja municipal para los gastos de las hijas en los días posteriores, y que luego lo regularizó añadiendo un extra a la última nómina de su predecesor.

El acusado de ser autor intelectual del asesinato ha presentado su imputación en la causa como un supuesto montaje de la UCO. "Me interrogaron como testigo cuando ya era sospechoso, dirigieron lo que querían que pusiera en la declaración", y en otro momento, asegura, "me animaron a irme de viaje a Estados Unidos a ver a mi hija dos días antes de detenerme, para montar un escándalo". "Gentuza", ha apostillado. Cano ha acusado de mentir a las hijas, a su sucesora María Dolores Zaragoza (ya fallecida) y a otros testigos, bien por "odio" hacia él por haber perdido la asamblea interna del PP, o bien porque "la UCO les ha comido la cabeza".

Noticias relacionadas

next
x