Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

un brote de la primera se detectó en la residencia domusvi hace un año y afectó a 21 personas

Así se gestó el desenlace del antiguo Hospital de Oliver de Alcoy: de la gastroenteritis al coronavirus 

2/04/2020 - 

ALCOY. Tal y como llevan denunciando desde la Plataforma los familiares de Residentes DomusVi de Alcoy, la "incertidumbre" lleva siendo una constante desde hace tiempo en el reconvertido hospital cívico de Oliver. Lo cierto es que la falta de comunicación que achacan a la residencia ante la pandemia actual del coronavirus cuenta con algún precedente en este sentido. Y es que la voz de alarma se da entre los familiares a raíz de otro brote, en este caso, de gastroenteritis, lo que origina precisamente la asociación, constituida con el objetivo de ver "subsanadas" las "deficiencias" existentes tanto en la residencia de Alcoy como la de Cocentaina. Hace justo un año, la de Oliver registró 21 personas afectadas en este sentido. Un virus que era, como mínimo, la segunda vez que visitaba el geriátrico de Alcoy. En declaraciones realizadas a prensa un año antes -fueron 54 las personas, en noviembre de 2018, las que sufrieron la infección intestinal-, Sanidad advertía de que se trataba de un virus "muy contagioso" pero que no revestía gravedad. 

"Tampoco en esta ocasión hubo información acerca del foco de contagio. Los familiares de los usuarios íbamos al centro y, cuando estábamos en la puerta, nos decían que no podíamos entrar, que Sanidad pedía extremar precauciones". Y en ese momento sabían, in situ, si su pariente tenía, o no, gastroenteritis. Y regresaban a casa. Un denominador común en los brotes el que se ha registrado el geriátrico y que, según el portavoz de la plataforma, José Luis García, es imprescindible remarcar. "Quién sabe si, de haberse tomado las medidas oportunas que venimos reclamando desde ese momento, se hubiera podido evitar ahora una propagación tan extensa del coronavirus entre los usuarios", lamenta.

Y, entonces, saltó la liebre. Fue el seguir la pista tras la situación derivada por el virus intestinal entre los ingresados en el geriátrico lo que llevó a la plataforma a reunirse con el Gobierno municipal, y también con el resto de grupos políticos. El primer encuentro fue con la concejala de Políticas Inclusivas en Alcoy, Aranza de Gracia, explican. A ella le transmiten el problema de raíz que, aún y sobre todo a día de hoy, mantiene en vilo a los usuarios del centro de personas mayores DomusVi de Alcoy y Cocentaina: un supuesto incumplimiento de la ratio -el que se precise un auxiliar de enfermería/gerocultor por cada 12 usuarios, según el artículo 26 de la Orden de 4 de febrero de 2005 y recogida en el DOGV, entre otras cuestiones-. "Le advertimos de que había bajas que no se cubrían, que mucho personal sanitario se iba porque trabajaba en condiciones precarias, y es que se está convirtiendo en un aparcadero de personas", explica el portavoz. Una queja que De Gracia asegura haber trasladado a la Dirección Territorial de Alicante para que se pusiera en contacto con la directora del centro. "Es cierto que en verano, como ocurre en otras residencias, el personal es variable porque se abren la bolsa pública de Sanidad, y se van buscando mejores condiciones de trabajo", recuerda a este diario la edil. "Incluso ha habido algún verano que han tenido que venir desde la Vega Baja a trabajar en el centro de mayores de Oliver, porque no encontraban a gente de la zona", reconoce.

"La Inspección ya actuó y dijo que estaba todo correcto"

"Nosotros intentamos mediar entre la plataforma y la dirección del centro; desde la Conselleria se nos dice van a estar atentos, de hecho, solicité los informes de una actuación llevada a cabo por la Inspección entre octubre y noviembre, y me los dieron", asegura la concejal de Políticas Inclusivas en Alcoy. "Me consta que la directora del centro está haciendo todo lo posible, y que los trabajadores están dando el máximo; de todas maneras, cuando pase todo, solicitaremos informes que demuestren que ha habido una buena gestión, y tomaremos medidas en el caso de que sea necesario", avanza De Gracia.

No obstante, las respuestas que el Gobierno municipal dio en su día a las cuestiones planteadas en este sentido por Vox, Partido Popular y Compromís en la comisión informativa de Servicios Sociosanitarios del pasado 2 de diciembre -recogidas en acta donde se especifica que sí ha habido un "aumento" reciente en ese momento "de horas" en la residencia de Alcoy-, pusieron sobre aviso a la oposición. "La concejala dijo que todo estaba perfecto y todo bien por una hipotética inspección que desconocemos, cuando la realidad de la residencia ha demostrado que no es así", coinciden en denunciar el Partido Popular, a través de su portavoz, Quique Ruiz, y Màrius Ivorra, del grupo local de Compromís. "No veían las cosas claras y nos dijeron que querían hablar directamente con la Conselleria competente", explica este último. Por lo que los familiares decidieron dar este paso por su cuenta tras no resolver exactamente "a quién correspondía la competencia" en esta ocasión de la supuesta mala gestión, aunque esperaban, dice, una respuesta del Ayuntamiento de Alcoy teniendo en cuenta la "titularidad municipal" del edificio de Oliver.

La plataforma de familiares con director general de Infraestructuras de Servicios Sociales, Enric Juan Alcocer

"Conselleria sabía que las condiciones no eran óptimas"

La reunión de la plataforma con el director general de Infraestructuras de Servicios Sociales de la Generalitat Valenciana, Enric Juan Alcocer, fue en febrero. "Nos dijo que le había llegado a oídos que las condiciones de gestión en las residencias de DomusVi, no solo en Alcoy, no eran las más óptimas", recuerda el portavoz de los familiares. "Prometió que iba a intervenir y a garantizar unos mínimos de calidad para 2020, reconoció unas ratios muy bajas; pero no había garantía de que se enviara una inspección. Lo cierto es que después del encuentro -que fijó una nueva reunión para dentro de tres meses, esto es, para mayo-, llegó una doctora de apoyo al geriátrico, y parecía que había alguna auxiliar más", reconoce. "Sea como sea, parece que la gestión privada y las necesidades sociales no ligan", denuncia el portavoz. "No entendemos como una empresa que facturó 543 millones de euros en 2018 -con dos residencias de mayores en la ciudad de Alicante, además de en Cocentaina y Alcoy, solo en la provincia, y que puede llegar a sumar cerca de 2.000 euros mensuales por cada usuario, detalla- sea incapaz de poner diez líneas telefónicas en estos momentos tan difíciles -la que hay, aseguran de la plataforma, se encuentra a día de hoy inoperativa-", insiste. Una situación que se agrava con los últimos datos: 32 fallecidos por el virulento coronavirus que acecha el centro de Alcoy. "No buscamos cifras ni estadísticas, solo conocer la situación de lo que pasa allí dentro, que es lo que hemos reivindicado siempre", no se cansan en insistir desde la plataforma de familiares de usuarios de las residencias para mayores DomusVi Alcoy-Cocentaina.

28 profesionales "más" en Domus

El Ayuntamiento de Alcoy ha asegurado por su parte en un comunicado que la residencia DomusVi ha incorporado a "dos médicos -sumados al facultativo que ya había en este centro, quien, según ha podido saber este diario, ha tenido que dejar las guardias que hacía en el hospital de Alcoy hace quince días para dedicarse al geriátrico por "encargo" de Conselleria-, 11 enfermeros y 15 auxiliares de enfermería", desde que el pasado 17 de marzo la Conselleria de Sanidad anunciara que iba a intervenir en todos los geriátricos que estuvieran sufriendo un brote por coronavirus, y que se suman al servicio propio del centro y a la Unidad de Hospitalización Domiciliaria, con lo que cuentan con "la misma atención que si estuvieran en el Hospital Virgen de los Lirios", ha remarcado el portavoz del grupo socialista, Jordi Martínez. Además, De Gracia ha explicado que existe un mailing interno entre los afectados por la situación en el centro DomusVi dirigido por psicólogos que han querido aportar su granito de arena en estos momentos en que se requiere especialmente atención y apoyo.

Noticias relacionadas

next
x