X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

defensa del proyecto en el seminario de acciones urbanas innovadoras

Alicante busca fondos europeos para convertir el Castillo de Santa Bárbara en espacio autosostenible

5/11/2019 - 

ALICANTE. El edil de Coordinación de Proyectos y captación de fondos europeos, Toño Peral (PP), defiende en Bruselas el proyecto trazado por el Ayuntamiento para convertir el Castillo de Santa Bárbara en el primer baluarte autosostenible con el objetivo de lograr financiación comunitaria, durante el seminario de "Acciones Urbanas Innovadoras (UIA), de ciudades europeas aspirantes a la quinta convocatoria de proyectos urbanos innovadores.

En la reunión, cuyo objetivo es revisar y mejorar el contenido de cada uno de los proyectos, han acudido un total de 80 municipios europeos que aspiran al programa que financia proyectos innovadores hasta el 80% de los costes subvencionables, según han precisado fuentes municipales a través de un comunicado. La Iniciativa UIA cuenta con un presupuesto total del Feder de unos 372 millones de euros y cada proyecto podrá recibir hasta 5 millones de euros de cofinanciación del Feder durante un periodo máximo de 3 años. Los municipios tienen hasta el próximo 12 de diciembre para presentar su propuesta.

El objetivo principal de la Iniciativa UIA es facilitar espacios y recursos a las autoridades urbanas de toda Europa para poner a prueba ideas audaces que no se hayan probado hasta el momento para hacer frente a desafíos conectados y estudiar cómo responden esas ideas ante la complejidad de la vida real. Los proyectos que recibirán esta ayuda serán innovadores, de alta calidad, diseñados y desarrollados con la participación de partes interesadas clave, orientados a los resultados y transferibles.

Peral ha señalado que "era imprescindible estar presentes en Bruselas en el foro de acciones urbanas e innovadoras que reúne a las ciudades que más apuestan por la innovación, con los objetivos de economía circular, innovación social e integración de las personas". "Hemos venido para entender estas herramientas financieras que el Ayuntamiento de Alicante quiere captar durante toda esta legislatura así como para posicionar a Alicante y su estrategia europea a cuatro años como ciudad internacional que apuesta por la innovación".

El origen del proyecto presentado por Alicante para el Castillo de Santa Bárbara se encuentra en la labor de análisis desarrollada con motivo del proyecto EDUSI "Las Cigarreras", cuando se puedieron constatar "carencias de zonas verdes en el interior de los barrios y problemas de conexiones, accesibilidad y acondicionamiento de los dos montes", ha señalado Peral.

"Los castillos de Santa Bárbara y San Fernando son espacios urbanos que ejercen como referentes geográficos de la ciudad de Alicante. Sin embargo, el aprovechamiento ciudadano de estos espacios tiene un amplio margen de mejora: la accesibilidad, la falta de espacios transitables, la conectividad, la potenciación de distintos usos que puedan promoverse en sus espacios, son retos todavía pendientes", ha añadido.

El proyecto se basa en la idea de crear un "Castill smart", que utilice todo el potencial de la economía circular del agua reciclable para convertir el Castillo de Santa Bárbara y sus laderas, en un espacio proactivo, sostenible y generando entornos circulares sobre el concepto de ‘agua sostenible’. La idea orbita en torno a la reforestación y mantenimiento de las laderas del Castillo de Santa Bárbara utilizando aguas residuales, permitiendo ‘activar’ este espacio como un parque urbano auto sostenible. 

Así, se pretende generar un pulmón verde a la ciudad, a la vez que un espacio de paseo 'smart' con espacios accesibles, zonas de sombra, fuentes de agua, etc. Además, el entorno reforestado contará con un sistema anti incendios automatizado y regulado domóticamente. También se incorporan espacios 'smart healthy': máquinas de fitness de exterior que al realizar ejercicio sobre ellas generan electricidad limpia y saludable que se utilizará para la iluminación y usos del emplazamiento.

Al mismo tiempo, el usuario a través de una aplicación móvil podrá plantearse retos y contribuir con ello a generar energía limpia, reduciendo la emisión de dióxido de carbono y por tanto su huella de carbono: bicicletas estáticas, elípticas, máquinas de musculación..., interconectadas para generar energía saludable. Paneles indicarán la cantidad de energía generada por día, por grupo, por área…

A través esta generación de energía participativa se remontará agua hacia el Castillo que permitirá mantener los espacios verdes recuperados. Esta energía producida por los propios ciudadanos se complementará con energías limpias procedentes de paneles solares, que aprovecharán los 320 días de sol, que en promedio, ofrece la ciudad de Alicante. El sistema de riego se centrará en el uso de agua reciclada procedente de cualquiera de las depuradoras de la ciudad que a través de un sistema de impulsión de bombas permitirá irrigar la ladera del CastIllo por gravedad. El agua elevada se podrá almacenar en depósitos instalados ad hoc.

De hecho, según fuentes municipales, el propio Castillo dispone de un aljibe que en su momento fue utilizado para abastecer de agua a la población que vivía en el mismo. Se crearán itinerarios de descenso adaptados, en los que se intercalarán espacios de descanso y actividad física, todos ellos vinculados con la temática del agua. Se instalarán itinerarios de actividad deportiva adaptados a todas las edades para permitir un descenso saludable: incluirá senderos, máquinas de fitness y espacios de descanso.

En el proceso de diseño de los espacios se propondrá la participación ciudadana para la implementación de los distintos elementos que compondrán la intervención. El almacenaje del agua podrá plantear la utilización del antiguo pozo de agua del Castillo, ubicado en la plaza de armas del propio emplazamiento.

El sistema de monitorización de cada uno de los ítems energéticos informará de la cantidad de energía generada, la cantidad de agua remontada y los árboles o espacios verdes regados con ella. Además indicará las calorías consumidas. Se generarán de espacios y caminos en los que el viandante genere energía a través de la propia acción de la pisada, lo que le permitirá conseguir "recompensas". 

Se instalarán paneles solares para la incorporación de bombas que permitan el uso de energías limpias para el remonte del agua necesaria tanto para el riego como para el sistema anti incendios. Se contará con la colaboración de entidades , como son (entre otras posibles): Iberdrola, Hidraqua, Datos INE, Telefónica o Underarmour.

Otro de los puntos importantes y que requieren una trabajo de sensibilización, será la implicación de la sociedad civil, que participará en la conservación de las zonas ajardinadas partiendo de equipos de voluntarios que se encargarán del mantenimiento de zonas accesibles.

Par ello, en la ladera del Castillo, también se habilitarán espacios para aulas de la naturaleza, donde los escolares y mayores puedan conocer de primera mano los usos del agua, las especies autóctonas y la historia de la ciudad partiendo del Castillo.

Los ciudadanos con su esfuerzo saludable contribuirán a que se mantenga vivo el entorno del Castillo generando energía eléctrica y remontando agua que posteriormente servirá para el riego de arbolado y jardines.

El Ayuntamiento para facilitar la implicación de todos, implantará espacios de compostaje y vermicompostaje comunitario, reciclando los restos de podas y materiales orgánicos consumidos por los transeúntes, además de la posibilidad de instalar un tobogán de descenso que también generará energía renovable a través de un sistema específico de recuperación energía cinética, concluye el comunicado.

Noticias relacionadas

next
x