X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 21 de agosto y se habla de LFP ELCHE CF José Sepulcre alicante port hotels pacheta ELCHE benidorm

Concierto de Marea, miércoles 14 de agosto (Villena)

Alén Ayerdi: “Nos ha costado casi la vida hacer este disco; es la versión mejorada de Marea”

12/08/2019 - 

ALICANTE. Alén Ayerdi es batería de Marea, mánager de Extremoduro y el fundador de El Dromedario Records, promotora y discográfica que ha publicado los disco de Robe Iniesta en solitario y organizadora de la gira del primer grupo, que, este miércoles, 14 de agosto, llega a partir de las siete de la tarde al Polideportivo Municipal de Villena. El ‘hijo de la Inés’ y los de siempre están de vuelta, y con este nuevo disco bajo el brazo, después de demasiado tiempo. El motor imparable forjado en Berriozar tiene coartada: motivos de salud de la mayoría de sus componentes han retrasado su vuelta al ruedo. Con ‘El azogue’, Marea recupera la voz, sus pulmones y tiene corazón para dar y regalar un rato, con Kolibrí volando alto de nuevo. Hablamos con Ayerdi en Alicante Plaza.

- ¡Por fin! “Se acabó la tontería”, os habéis cansado de decir a la prensa. Pero habéis tardado ocho años…Ha sido un sinvivir para vuestros fans.

- El ‘se acabó la tontería’ es el fin de horas cutres, de tributos, de esta incertidumbre. Ahora llega un disco absolutamente atemporal, como son los discos de rock, y cargado de contenido. Desaparecen todas las modas y la gira del año va y resulta que, contra todo pronóstico, es la de un grupo de rock clásico, ¿no? Las circunstancias son las que han hecho que hayamos tardado más de lo normal en volver, con problemas que han retrasado la creación del disco, de salud: a mí me han operado cinco veces del corazón, y soy el batería del grupo, imagínate. Acto seguido, cuando yo ya estaba bien, le entró a nuestro productor un problema de oído bastante gordo. La última parada fue que a Kutxi –cantante de Marea- le tuvieron que operar de la garganta. Eso ha provocado que, un disco que empezamos a crear en el año 2015, haya visto la luz en el 2019. También es cierto que a nosotros nos da igual la prisa y la cantidad; nos importa la calidad. Ahí está el resultado. Estamos muy contentos, a la gente le ha encantado.

“Nos habíamos olvidado de la importancia de hacer negocios”

- Volvéis con un palabro potente: ‘El azogue’.

Recoge un momento en que nos damos cuenta de eso, que “ya está”. Que no hay vuelta atrás, que hemos hecho un disco que nos gusta, que esto ya es un lanzamiento, y que compartimos nuestra intimidad con toda la gente. La palabra ‘azogue’ tiene tres acepciones: el nerviosismo de “ya estamos adentro”, en la rueda; el de sube la temperatura, porque también es mercurio, otra acepción de la palabra; y comienza el “mercadeo”, otro de los significados. Es decir, que nos va a llamar todo el mundo para hacer negocios que, por cierto, es otra cosa de la que nos habíamos olvidado.

Kutxi ha dicho por ahí que este es el “disco perfecto”. ¿Compartes?

Yo creo que eso lo tiene que decir la gente. Para nosotros sí, por muchas razones: le tenemos mucho cariño, como te he dicho, nos ha costado casi la vida hacerlo. Nos hemos dejado mucho de nosotros. Para nosotros, insisto, es una versión mejorada de lo que es Marea de toda la vida. En ese sentido, sí. También te digo que hemos abierto el terreno en otro tipo de color, de paisaje, con los que antes no nos habíamos atrevido. Hay más medios tiempos, cosas más melódicas, más abiertas. A la vez, está muy claro que no deja de ser Marea, precisamente, por todo lo que te estoy diciendo. Además, va a ser un disco que va a gustar más con el tiempo.

Lo que es bello y desgarrador es la poesía con la que nunca defraudáis, ‘de bragueta y revolcón’, que siempre queda fija el imaginario de vuestros seguidores. Tú, desde los inicios, con ‘La patera’, has estado codo a codo con Kutxi, que compone las letras. ¿Cómo es trabajar con él? Aunque sea un trabajo en equipo, Marea no sería lo mismo sin su letra.

Yo siempre he dicho que es uno de sus hechos referenciales, por no decir el más importante, que tiene el grupo. Esté hombre está claro que siempre consigue tocar la fibra, y de qué manera. Además, es una persona con la que es muy fácil trabajar en equipo. Kutxi valora la opinión de todo el mundo. Eso sí, te va a decir si se puede sacar partido de algo o no. Es muy sincero; siempre te va a decir si, con lo que le hemos propuesto, vamos a conseguir llegar a los corazones de la gente. Él, al no tocar nada, se permite ‘tocarnos’ a nosotros, como un espectador que se deja llevar por la emoción que le produce lo que estamos haciendo.

“La gente tenía ganas de Marea y está encantada con el disco”

Lo flipante es que dice que las perlas literarias que crea se le ocurren mientras está en la cocina…

(Risas). Sí es cierto que las letras se las trabaja él solito. Y, sí, siempre dice que trabaja como Delibes, con ruido alrededor, que no necesita silencio para concentrarse. No te puedo decir más ahí porque las letras son su intimidad.

El primer sencillo de ‘El azogue’ sorprende con el exboxeador Poli Díaz.

Bueno, venía que ni al pelo. Es una canción que habla de resiliencia, del sobrevivir y del resurgir. Mejor ejemplo que Poli Díaz no hay. Es un tipo que la mala memoria de este país, y el amarillismo de la prensa, le han llevado solo a fijarse en lo que le interesa a la gente, que es la desgracia. Los medios de comunicación solo se preocupaban de llamarle para preguntarle acerca de sus miserias, digamos. No se acuerdan de que, detrás de eso, ha habido uno de los mejores boxeadores de todos los tiempos que hemos tenido, por el que nos quedábamos hasta las tres de la madrugada para verle combatir. Este país es así, pero nosotros sí nos hemos acordado del gran campeón que es Poli Díaz, y que sigue siendo, y de la lucha que ha hecho por la vida. Él solo perdió por puntos; lo que sí le noqueó una temporada fue la vida. Pero se ha rehecho y está como para volver a combatir.

Concretamente aparece en ‘Las encías’, con el que fuisteis, por cierto, trending topic en Twitter. ¿Recuperáis ese título de mejor grupo de rock en español, agradeciéndolo a vuestros hermanos mayores – Barricada, Los Suaves, Extremoduro-? ¿Volvéis a sentiros inmortales?

Hombre…Llevamos veintidós años juntos. En eso sí que somos el único grupo de rock que lleva tanto tiempo. Seguimos juntos los cinco. Es una vida, ya. No está mal, vaya, es una pasada. ¿Si recuperamos ese título? Está claro que la gente tenía ganas de Marea, otra vez. Y que lo nuevo ha gustado y que todas las dudas se han disipado tras lanzarse ‘Las encías’. Eso está claro.

Cuál es, a día de hoy, la obligación y la deuda de la música rock, y sus festivales. A la hora de educar musicalmente.

“Cuando salió el indie en los noventa, de repente llegó Extremoduro y los batió a todos”

No lo sé. Yo creo que, si un día perdimos la calle, el rock, eso se ha notado porque la ha ganado el rap. ¿El tema de los festivales? El rock se ha adulterado tanto con marcas blancas que es difícil de saber. Los indies van presumiendo con que son grupos de rock. A mí me da la risa. Si tienes un montón de gente así, la calle pierde interés. Nosotros lo que tenemos que hacer es seguir haciendo discos y directos de mucha calidad, y se demuestra que la gente está con nosotros. ¿Si desaparecemos? Aparecen espantapájaros por todos los ‘laos’. El rock es autenticidad, y eso es de lo que carece todo ese tipo de grupos. Son modas. Yo, en los noventa, lo vi. De repente salió el indie y llegó la gira de Extremoduro y los batió a todos. Y eso es lo que está pasando ahora. Festivales como el Leyendas, el Rockfest… Pues están muy bien, pero caen en los clásicos. Todos esos grupos se van a ir retirando y tiene que haber un relevo.

La esencia de vuestros discos grabados en directo, y de las canciones, que tocáis ‘de pé a pá’ en vuestros conciertos. Eso es de agradecer. ¿Cómo es estar, a la vez, con Marea, Ciclonautas y otro pie con Extremoduro? 

Son cosas diferentes; yo así me las tomo. Ciclonautas es hacer una cosa distinta a la que puedo hacer en Marea. A mí me gusta mucho la nueva onda de rock americano, pero no lo puedo meter ahí: Marea no es modernidad, aunque yo a veces meta algún gol. ¿Con Extremoduro? Tengo que darles las gracias de todo lo que he aprendido, a Robe y a Iñaki. Gracias a trabajar con ellos he mejorado la calidad del resto de grupos donde estoy, incluido Marea. Cuando Robe me llamó para trabajar con él, desde ahí, estoy en deuda con él. Aunque eso es más desde el punto de vista de ‘show business’; yo, al tener el punto de vista de artista, me encanta cómo lo llevo. Los ves con cuatro ojos. Es cierto que, a partir de Marea, he conseguido trabajar en otras cosas, teniendo mi propia discográfica, que apuesta por los grupos de rock. Era la pata que me faltaba para poder hacer cantera y ayudar a los grupos en sus primeros discos. Más que de dividir, se trata de integrar. Además, estar al tanto de cómo está el panorama musical. Estamos viviendo una revolución que a los rockeros nos ha pillado un poco en nuestra postura inmovilista. En esas cosas vamos atrasados… Qué quieres que te diga. Somos, todavía, de vinilo.

La eterna pregunta: ¿hay fecha para una gira conjunta entre Extremoduro y Marea?

Eso…Tendremos que esperar. Lo propuso Robe, en una entrevista en Rock FM, y me sorprendió hasta a mí, que estaba con él. Son cosas que te pasan por la cabeza que pueden suceder, y, la verdad, nos hizo mucha ilusión. Extremoduro es una referencia grandísima para Marea, desde siempre. Pero, insisto, por los tiempos en que estamos ahora, tanto ellos como nosotros, el momento profesional, tendrá que esperar. Sí es cierto que hay motivos, tanto por ‘compadreo’, como profesionales y de buen rollo, para poderla hacer perfectamente. Sería poner encima de la mesa los ‘hits’ de cada grupo. Yo lo he sondeado y sé cómo podría hacerse, y es maravilloso.

Noticias relacionadas

next
x