X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la antigua ohl concesiones, comprada por el fondo australiano ifm

Aleatica pone a su ex director en Chile al frente de la terminal de TMS en el puerto de Alicante

13/04/2019 - 

ALICANTE. Cambio de calado en la empresa Terminales Marítimas del Sureste (TMS), que explota la terminal de contenedores y la de pasajeros en el puerto de Alicante. Según recoge el Boletín Oficial del Registro Mercantil de Alicante (Borme), la firma ha cesado a su hasta ahora presidente, Francisco José Oviedo, y ha situado al frente del consejo a Carlos García-Faure

El nuevo presidente de TMS es un ejecutivo de larga trayectoria en el grupo OHL Concesiones, ahora rebautizado como Aleatica tras su venta al fondo de inversión australiano IFM Investors, y que hasta su designación como consejero y presidente de TMS ejercía como director general de la firma en Chile. En cuanto a Francisco Oviedo, llevaba en el cargo cuatro años, desde que fue nombrado en 2015. Se trata también de un directivo de largo recorrido en OHL Concesiones, y de hecho antes de llegar a Alicante relevó a García-Faure en la terminal de Tenerife, en un movimiento inverso al que se acaba de producir ahora.

El nuevo presidente de TMS vuelve a España un año después de que IFM Investors adquiriese al grupo OHL su división de concesiones por 2.200 millones de euros, una operación que se cerró en abril de 2018, aunque luego fue denunciada por algunos accionistas de la multinacional española. La mayoría de los ejecutivos de la antigua OHL Concesiones siguen ocupando puestos de responsabilidad en la nueva Aleatica, como sucede en el caso de García-Faure. Como consejero delegado de la firma sigue Carlos Muangos, que viene ocupando el puesto desde 2006, cuando el presidente era aún el naviero valenciano Vicente Boluda. Además de las terminales de Alicante y Tenerife, el grupo gestiona en España distintas concesiones de autopistas, aunque el grueso de su negocio está en Sudamérica.

En 2017, último año del que se pueden consultar las cuentas de la empresa, TMS facturó 16,37 millones de euros, con un ligero incremento del 2% respecto al año anterior (16,03 millones). Las pérdidas, eso sí, fueron testimoniales comparadas con las que se registraron un año antes: 137.000 euros frente a 1,6 millones. Dos años antes, los números rojos eran de 3,3 millones, poer lo que la mejora es evidente. Con todo, la filial de Aleatica sigue presentando un patrimonio neto negativo, según el balance, lo que sería causa legal de disolución. La memoria detalla, no obstante, que si se descuenta el efecto en el patrimonio neto de los préstamos participativos suscritos con empresas del grupo, esta circunstancia desaparece.

Concesión hasta 2047

Para 2018, los administradores de la firma esperaban una mejora en la facturación, fundamentalmente por la vía de la estiba, ya que el número de pasajeros que parten desde su terminal sigue reduciéndose. TMS se constituyó en 2003 para impulsar la ampliación sur del puerto de Alicante al 50% entre OHL y Grupo Boluda. La firma acometió la ampliación sur del puerto a cambio de quedarse con la concesión de cuatro muelles con tres terminales: la de pasajeros (el ferry), la de graneles sólidos y líquidos, y la multipropósito (donde se cargan fundamentalmente contenedores). En 2009, Boluda vendió a OHL su mitad de la sociedad. Su mejor ejercicio económico fue el de 2012, cuando la cifra de negocio alcanzó los 19,8 millones de euros.

A mediados de 2015, y a pesar de las pérdidas continuadas que arrastraba la empresa, TMS ofreció al puerto de Alicante una inversión de 15 millones de euros en los muelles que explota a cambio de alargar la concesión doce años más. La propuesta de OHL Concesiones salió adelante, de forma que la explotación hasta 2047. Abierta en junio de 2007, la terminal de TMS fue la primera de las incluidas en la ampliación sur del puerto que comenzó a operar. Las instalaciones cuentan con 350 metros de muelle, 31.500 metros cuadrados de superficie y la terminal pasajeros (con una extensión en planta de 3.500 metros cuadrados). Por otra parte, TMS dispone de una superficie aproximada de 35.000 metros cuadrados en dos zonas para el acceso y aparcamiento de vehículos.

Noticias relacionadas

next
x