Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

la mitad de los propietarios rechaza la oferta y podría acudir a la vía judicial

Aena negocia rebajar a la mitad el alquiler de los comercios de El Altet por la caída de tráfico

5/02/2021 - 

ALICANTE. El ente público Aena y los adjudicatarios de las zonas comerciales de los aeropuertos que gestiona, incluidos el Alicante-Elche y el de Valencia, intentan cerrar un acuerdo para rebajar un 50% el precio del canon que pagan estos últimos para compensar la caída del negocio por el hundimiento del tráfico aéreo desde que comenzó la pandemia del coronavirus en marzo de 2020. En el caso del aeropuerto de El Altet, se trata de 18 locales de restauración y 21 tiendas, algunos de los cuales han optado directamente por cerrar ante la escasa afluencia de clientes.

Según explican fuentes de Aena, la mitad de los propietarios ha rechazado la propuesta del ente público, mientras que el 40% la ha aceptado y quedan algunos comercios a los que se ha dado algo más de tiempo para contestar (el plazo finalizaba inicialmente el 2 de febrero, pero a estos propietarios se les ha concedido una ampliación porque la comunicación les llegó con algunos días de retraso). En cuanto a los propietarios que no han aceptado la rebaja propuesta, Aena les cobrará el canon completo correspondiente a 2020 y en todo caso les queda el recurso a la vía judicial para intentar mejorar la rebaja aludiendo a la fuerza mayor.

Aena ha establecido un marco general con los operadores, con el Real Decreto de 22 de diciembre de apoyo al sector turístico, la hostelería y el comercio como criterio, según explican las mismas fuentes. "El objetivo es facilitar la recuperación de la actividad comercial en las terminales y minimizar el impacto de la pandemia, tanto para Aena como para los distintos arrendatarios, ya que las dos partes se han visto igualmente afectadas por el desplome del tráfico aéreo como consecuencia de las restricciones a la movilidad internacional", explican. 

La intención es ajustar los contratos a la situación de las partes, "ambas afectadas por la pandemia, de forma equilibrada", y mantener las relaciones de medio y largo plazo. "Hay que tener en cuenta que Aena es una empresa que se autofinancia, no tiene inversión pública, no depende de los Presupuestos Generales, no se sufraga con los impuestos, sino con los ingresos que genera la propia compañía y el tráfico ha caído más de un 70%", defienden desde el ente.

Turista procedente de Oslo en el aeropuerto de Alicante-Elche, este verano. Foto: PEPE OLIVARES

En todo caso, las mismas fuentes destacan que la rebaja del alquiler para 2020 es en realidad del 60% respecto al precio pactado, dado que se perdona el 100% durante el primer estado de alarma, y la mitad del importe desde que se produjo el desconfinamiento (Aena ha incluido el periodo entre estados de alarma, más allá de lo que marca el Real Decreto). La oferta ha convencido a casi la mitad de los afectados, pero el resto podría acudir a la vía judicial para obtener una rebaja mayor. Mientras, todo apunta a que Aena pasará al cobro el 100% del alquiler de 2020 para estos casos.

Caída del 75% del tráfico

La caída del tráfico en el caso del aeropuerto de Alicante-Elche es algo superior a la media, con datos del pasado mes de diciembre. Frente a la caída del 70% en la red, en El Altet el recorte es del 75%, de los 15 millones de pasajeros de 2019 a los algo más de 3,5 millones del último ejercicio. El nuevo cierre de las conexiones con el Reino Unido, uno de los principales emisores de El Altet, ha terminado de rematar el hundimiento. Así, con solo una cuarta parte de los pasajeros previstos, muchos comercios han optado por el cierre, a pesar de que podrían abrir. En el caso de la hostelería, hay algunos establecimientos que siguen funcionando en la zona de embarque, ya que tienen la consideración de servicio esencial.

Entre las marcas que operan en la terminal alicantina destacan tres Duty Free, Desigual, Parfois, Swarovski o Victoria's Secret, además de establecimientos de hostelería como Costa Coffe, Santagloria, Starbucks, Subway o Tim Hortons. En estos momentos, están abiertos ocho comercios y dos locales de hostelería: además del estanco y la farmacia, operan uno de los Duty Free, un quiosco de WHSmith, la tienda de Sunglass Hut, la tienda infantil LOL Sweets, Encanto Alicante y PV21. En cuanto a restauración, siguen abiertos para prestar servicios mínimos el Burger King y el Eat de la zona de embarque.

Noticias relacionadas

next
x