X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

"A LO SUMO ERA UNA ADJUDICATARIA PROVISIONAL", DEFIENDE EL JURÍDIC

El CJC rechaza indemnizar a Marina d'Or: "Compró en base a simples expectativas urbanísticas"

26/01/2019 - 

VALÈNCIA. La Generalitat Valenciana cuenta con el rotundo apoyo del Consell Jurídic Consultiu (CJC) en su pugna con Marina d'Or a cuenta del fallido megacomplejo Marina d'Or Golf, un vasto PAI de 18 millones de metros cuadrados proyectado al interior de la 'Ciudad de Vacaciones' que fue tumbado en los tribunales y cuya desgracia achaca la empresa a la mala gestión de la administración autonómica. Como reveló este viernes Valencia Plaza, la indemnización que pide la compañía de Jesús Ger supera los 600 millones de euros, una cantidad que contempla la inversión realizada en la compra de terrenos y el lucro cesante de las mercantiles impulsoras, que consideran que el proyecto se adecuó a una normativa medioambiental incorrecta por culpa del Gobierno Valenciano -liderado entonces por el PP-.

Lejos de hacer suyo este relato, el CJC carga con dureza contra los argumentos de los promotores en su dictamen de 16 páginas, rubricado el 18 de febrero del pasado 2018. Entre sus consideraciones, el organismo consultivo argumenta que la empresa reclamante -Promociones PAI Golf SLU en el caso de este informe, si bien hay otra reclamación de la también firma de Jesús Ger Comervi- "es a lo sumo una adjudicataria provisional en la promoción urbanística de aquellos terrenos, sobre los que se proyectaba el complejo urbanístico y turístico de Mundo Ilusión", la denominación primigenia de la iniciativa.

Pero el CJC va mucho más allá, hasta el punto de subrayar que, por cuantiosa que haya sido la inversión de la empresa, la hizo sabiendo que compraba suelo rústico sin la garantía definitiva de que pasaría a ser urbanizable. "En esta situación, en base a aquellas simples expectativas urbanísticas, la parte reclamante adquirió libremente y por el precio que convino aquellos terrenos, de naturaleza rústica pero sobre los que simplemente se promovía y se proyectaba aquella actuación urbanística de dimensiones y características notables", sostiene el organismo.

Además, sobre el lucro cesante que pide la empresa, el Jurídic no solo duda de que hubiera sido realmente un negocio, sino que desliza que no se incidió en su desarrollo porque Marina d'Or sabía que era inviable. "Lo cierto es que la adjudicación definitiva del programa de actuación integrada nunca se produjo, seguramente por la aguda y grave crisis económica y del sector inmobiliario que se inició en 2007-2008, por lo que el convenio urbanístico nunca se formalizó, con las estipulaciones relativas a los derechos y a las obligaciones de las partes, ni se adquirió la condición legal plena de agente urbanizador", afirma.

En base a todos estos argumentos, la entidad se muestra tajante sobre la posibilidad de indemnizar a la empresa: "En virtud de lo expuesto, la reclamación de responsabilidad patrimonial que se formula no se subsume en ninguno de los supuestos previstos que puedan dar lugar a la responsabilidad de la Administración Pública por daños causados por actos o disposiciones de carácter urbanístico del artículo 35 del texto refundido de la Ley de Suelo, aprobado por el RDL 2/2008 de 20 de junio". En esta línea, el CJC subraya que ya se pronunció en este sentido "en un supuesto análogo de compra de terrenos sin estar aprobado el planeamiento urbanístico (Dictamen 778/2017 de 5 de diciembre)".

Ger se compara con Terra Mítica y Cacsa

Del contenido del informe del CJC llaman también la atención otras dos cuestiones. Por un lado los argumentos del promotor inmobiliario recogidos en el mismo para defender que la iniciativa no era una mera idea suya, sino que se trataba de un proyecto de índole pública, motivo por el que estaría justificada la abultada indemnización.

"En lo que que se refiere al lucro cesante, la justificación de su cómputo es indiscutible. Esta no es una operación que resulte de la iniciativa de un promotor; es algo más que eso. Es, en efecto, el resultado de una iniciativa del Gobierno de la Comunidad Valenciana, que, como parte de su política territorial y turística, decidió completar la oferta turística temática ya definida por Terra Mítica y la Ciudad de las Artes y las Ciencias, para lo cual hizo una expresa llamada a los inversores interesados en la operación, adjudicando esta al que resultó vencedor en la correspondiente competencia entre ellos", argumenta.

Por otra parte, en el análisis del CJC también consta la cantidad que habría invertido la mercantil Promociones PAI Golf SLU en la compra de terrenos para el futuro desarrollo de Marina d'Or Golf: un total de 155,9 millones de euros por el 50% del suelo, según el informe.

Noticias relacionadas

next
x