X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 17 de agosto y se habla de dénia CIUDADANOS alicante ecisa CINE DOCUMENTAL primor COMERCIO

el frob reconoce que no sabe cuánto dinero va a recuperar

Bankia está a un 40% del precio al que ejecutó su último 'contrasplit'

4/02/2019 - 

VALÈNCIA. Bankia (BKIA) se aleja cada vez más del precio al que ejecutó el segundo 'contrasplit' de su historia, que recordemos fue a 4,116 euros el 5 de junio de 2017. Seiscientos treinta y siete días después -al cierre del pasado 'Viernes negro' para la banca española-, la cotización se ha desplomado hasta los 2,48 euros. O lo que es lo mismo: se encuentra a un 40% del precio del último desdoblamiento de acciones de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri.

De este modo, la cotizada domiciliada en València -pero donde las decisiones estratégicas se toman en Madrid- se deja en lo que va de ejercicio bursátil un 3,16%, lo que ha mermado su capitalización hasta los 7.650 millones de euros y ya siente en el cogote el aliento de Mapfre -su socio en el canal bancaseguros- con 7.597 millones de euros.

Conviene recordar que Bankia (BKIA) es uno de los bancos más sensibles a una subida de tipos por parte del BCE, que todo apunta -si no cambia mucho el panorama- que no modificará su ultralaxa política monetaria hasta el próximo año. "No estamos en contra de los tipos de interés bajos. Nos gustan los tipos de interés bajos, pero no los negativos, porque nos cambia la ecuación de la rentabilidad", advertía el 'número dos' de la entidad, José Sevilla, hace ocho meses.


A ello se suma el cada vez mayor temor entre los bancos sobre las 'BigTech' como Google, Amazon, Facebook, Apple, Tencent... "Auténticos monstruos digitales, que todo el mundo reconoce que son irreplicables y yo rezaría para que no entraran en la banca", como advirtió en noviembre pasado el presidente de la AEB, José María Roldán. Por no hablar de la última china en el zapato que es el 'caso Villarejo' tras reconocer el BBVA que contrató los servicios del Grupo Cenyt, la agencia de detectives propiedad del excomisario actualmente en prisión preventiva, lo que acarrea al sector daños colaterales en forma de riesgos reputacionales a la espera de que se resuelva la investigación.

Ni siquiera el haber aumentado el beneficio un 39,2% durante el pasado año, al ganar 703 millones de euros, le ha servido -de momento- a BKIA para enderezar el rumbo bursátil. Como tampoco la subida del rating a largo plazo -el que verdaderamente se tiene en cuenta en los mercados- por parte de los analistas de Fitch, que la semana pasada mejoraron la nota crediticia hasta 'BBB'.

Cuatro bajistas con DNI

Y, mientras tanto, el presidente del del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), Jaime Ponce, reconocía un día después que "honestamente no sabemos cuánto vamos a recuperar de las ayudas a Bankia"; mientras apuntaba algo que es de dominio público: a los precios actuales no se puede seguir privatizando la entidad. "Desincentiva claramente una venta a corto plazo", por lo que considera "positivo" que el Gobierno de Pedro Sánchez haya decidido ampliar el plazo para su privatización hasta finales de 2021.

Para más inri los bajistas siguen arremolinándose en torno a Bankia, según lo ha constatado este diario de la base de datos pública de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Al cierre del pasado viernes tenía declarados cuatro 'cortos' con nombre y apellidos: el sempiterno AQR Capital, con el 0,98%; Samlyn Capital (0,73%), BlackRock Institutional Trust Company (0,70%) y el clásico entre los clásicos en la bolsa española Marshall Wace (0,62%). 

Noticias relacionadas

next
x