X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

master gift import, con la intermediación de galán y asociados consultores

Una empresa de Málaga compra la fábrica de muñecas Falca de Onil y evita su cierre

22/02/2017 - 

ALICANTE. Una de las marcas más conocidas de la villa muñequera de Onil hablará a partir de ahora con acento malagueño. La empresa Master Gift Import, especializada en el comercio al por mayor de juguetes, artículos de regalo, decoración y equipamiento del hogar, ha adquirido la fábrica de muñecas de Onil Falca, que estaba inmersa en un proceso de liquidación como consecuencia del concurso de acreedores al que se acogió el grupo al que pertenece, controlado por la familia Albero.

Las industrias Falca, nacidas en el año 1969, son responsables de algunas de las muñecas más conocidas del mercado de las últimas décadas, como 'Jenny' (y su versión de 105 centímetros) o la muñeca parlante 'Baby Elisa', e incluso en los años 90 comercializaron unas muñecas con licencia de las Spice Girls. Aunque su especialidad, y por lo que siempre han sido conocidas, son las muñecas inspiradas en bebés. No obstante, el apalancamiento de la demanda por la crisis y la estacionalidad del mercado se combinaron a finales de 2015 para forzar a la histórica fábrica de muñecas a solicitar el concurso de acreedores el pasado mes de abril.

Por su parte, Master Gift, fundada en 2001 y con sede en la ciudad malagueña de Ronda, es una de las compañías de referencia en el sector de la comercialización de juguetes y artículos de regalo, aunque no fabricaba sus productos. Con la adquisición de Falca, la firma malagueña espera incrementar sus ventas y posicionarse en el sector del juguete al desarrollar su propio producto.

La adquisición se cerró el pasado mes de noviembre, según han informado fuentes de la consultora alicantina Galán y Asociados Consultores, que ha intervenido como asesora en la operación. El grupo Falca detectó sus graves problemas de tesorería y financiación en enero de 2015, fecha en la que se inició un proceso de negociación con 12 entidades financieras, con el objetivo de conseguir reestructurar la deuda del grupo, según dichas fuentes. Tras seis meses de negociación se logró un acuerdo con 10 de los 12 bancos, y se abrió el proceso de homologación judicial del acuerdo para que extendiera sus efectos a las entidades no adheridas. Sin embargo, ante la imposibilidad de cumplir el convenio de acreedores, el grupo Falca decidió poco después poner a la venta sus sociedades.

Según el despacho de abogados, la operación se desarrolló en cuatro fases: el estudio de la viabilidad de la venta, la búsqueda de inversores (focalizada en empresas del sector en fase de expansión), el diseño de la operación, y por último la adjudicación definitiva a Master Gift Import el pasado mes de noviembre. La empresa de Onil encargó a la consultora alicantina todo el diseño de la operación y el mandato de venta, lo que a juicio del despacho "reafirma la presencia de Galán y Asociados Consultores en el sector del corporate", y acredita que "una buena planificación permite la transmisión de sociedades con el máximo beneficio para todas las partes implicadas".

Industrias Falca S.L. (dedicada a la fabricación de las muñecas), propietaria a su vez de Falca Toys S.L. (la sociedad que las comercializaba), estaba participada al 100% por la firma patrimonial de la familia de empresarios, Corporación Empresarial Albero S.L. Esta sociedad 'holding' posee además el 100% de Promociones Inmobiliarias Albero S.L. y Happy-Toys S.L. En la actualidad, tanto la sociedad dominante como todas sus participadas se encuentran en fase de liquidación. La venta de Falca a la empresa malagueña ha evitado así la desaparición de una de las industrias muñequeras clásicas del 'Valle del juguete'.

Antes de declararse en concurso, Industrias Falca cerró el ejercicio 2015 con una facturación de 4,33 millones de euros, lo que supuso una caída de casi 1 millón respecto al volumen de negocio de 2014. Las pérdidas ascendieron a 845.600 euros. Por su parte, Falca Toys alcanzó los 5,6 millones de facturación, también con una caída de 1 millón respecto al ejercicio anterior. Las pérdidas, en este caso, se quedaron en 270.000 euros.

Noticias relacionadas

next