X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

negociaciones sobre la investidura de eva montesinos

Sepulcre plantea al PSPV convertirse en alcalde de un gobierno de concentración de cinco partidos

El exconcejal y exdiputado de Ciudadanos niega su apoyo a la investidura de Montesinos por la "inoperancia" e "ineptitud" demostrada desde el principio de mandato. El PSPV no llega ni a considerar su propuesta alternativa 

10/04/2018 - 

ALICANTE. Fernando Sepulcre pone el listón alto. Muy alto. Tan alto como ser él, y no la actual alcaldesa accidental, Eva Montesinos, quien asuma las riendas del Ayuntamiento de Alicante, lo que deja al PSPV sin su respaldo para mantener el Gobierno de la segunda ciudad de la Comunitat. Ese es el planteamiento que el concejal no adscrito ha trasladado este martes a la delegación negociadora del PSPV que trata de garantizar la investidura de la número 2 de la lista con la que el PSOE concurrió a las municipales de 2015, una vez oficializada la renuncia de Gabriel Echávarri.

En ese encuentro, de más de una hora de duración, el exconcejal y exdiputado provincial de Ciudadanos (dejó el partido por voluntad propia tras la polémica por el uso de los fondos del grupo en la Diputación para pagar gastos de su vehículo particular; algo que él niega) ha propuesto la formación de un gobierno de concentración en el que estarían representados las cinco formaciones que componen la corporación municipal: PSOE, Compromís, Guanyar, PP y Cs. Él se encargaría de liderarlo y coordinarlo desde una posición ideológica centrada, de modo que todos pudiesen trabajar "en beneficio de la ciudad de Alicante, sin dejarse llevar por intereses partidistas o electoralistas". Ahora bien, ese gobierno pentapartito tendría un reparto desigual por lo que respecta a sus componentes. Formarían parte de él los seis concejales del PSOE y los tres de Compromís, pero sólo dos ediles de los cinco de los que dispone Guanyar y únicamente uno por parte del PP y de Cs.

Sepulcre ha lanzado su propia propuesta alternativa tras escuchar la petición de apoyo formulada por los socialistas. Sentados alrededor de la mesa (como viene siendo habitual desde que se abrieron los contactos con Guanyar y Compromís, la semana pasada), el secretario de Organización del PSPV, José Muñoz; el responsable de Relaciones Institucionales, Carlos Fernández Bielsa; el secretario general del PSOE en Alicante, Miguel Millana, y la propia Montesinos. Los cuatro le han insistido en la necesidad de que se garantice la continuidad de un gobierno progresista para que se materialice la relación de inversiones proyectadas desde el inicio de mandato y que ahora pueden ponerse en ejecución. Entre ellas, las actuaciones previstas en el plan de reurbanización del área de las Cigarreras, cofinanciada como estrategia DUSI por la Unión Europea, o los colegios del Plan Edificant, además de las actuaciones que se podrían desarrollar con el remanente de crédito de 2017: cerca de 50 millones, como viene informando este diario.

No obstante, la respuesta de Sepulcre ha sido taxativa. Ha expuesto que, por coherencia, no podía avalar a un gobierno que ha demostrado su "inoperancia y su ineptitud" en estos tres años. "Sería un acto irresponsable, así que les he dicho que no daría mi voto a favor de la investidura de Eva Montesinos y que me abstendría", ha señalado, al término de la reunión. "Me parece muy bien todo lo que me han dicho que quieren hacer en este año que resta de mandato, pero si no lo han conseguido antes, que eran tres partidos, ahora con un minigobierno como el que todos venimos criticando...", ha añadido. "Además, en esa relación de proyectos no han tenido ni el gesto de incluir las propuestas que yo he planteado como actuaciones para promocionar el Casco Antiguo o el desarrollo del proyecto de la Calle de la Ciencia", ha incidido

En este sentido, ha señalado que su posición es "definitiva" y que "no se prevé ninguna nueva reunión" en el futuro para modificar su posición de voto. "Les he planteado una propuesta alternativa y me han dicho que no lo veían factible", ha concretado. "Yo daba una opción para que todos tuviésemos protagonismo, que todos asumiésemos competencias y responsabilidades en la gestión para que no hubiese concejales que asumiesen hasta ocho áreas distintas", ha insistido. "Después, los ciudadanos podrían juzgar cuando llegue 2019 a quién daban su voto que seguramente ya tendrán decidido", ha apostillado.

Fuentes del PSPV han manifestado que el planteamiento del concejal no adscrito no podía considerarse ni valorarse. "Desde el principio nos hemos tomado esta situación desde la responsabilidad para permitir que se respete la voluntad que los ciudadanos expresaron en las urnas en 2015, que fue que no regresara el PP", han insistido. Sea como fuere, lo cierto es que la posición de Sepulcre deja a los socialistas en manos del voto de la segunda edil no adscrita, Nerea Belmonte, expulsada de Guanyar y del equipo de Gobierno por dar contratos menores de manera directa a personas afines, sin que se abriese ninguna investigación municipal ni judicial al respecto. De hecho, la delegación negociadora también la había citado para un segundo encuentro este martes. Como ya ha contado Alicante Plaza, en esta misma jornada, el grupo municipal de Cs ha confirmado al PSPV que tampoco prestará sus votos para la investidura de Montesinos.          

Noticias relacionadas

next