X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

reacciones del tripartito

Pavón se alegra; Echávarri dice que es el pasado, y Bellido, lo esperado

10/01/2017 - 

ALICANTE. El vicealcalde y edil de Urbanismo de Alicante, Miguel Ángel Pavón, ha expresado su "satisfacción" por el auto en el que el juez procesa a los exalcaldes Luis Díaz Alperi y Sonia Castedo, ambos del PP, y al empresario Enrique Ortiz por el presunto amaño del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de la ciudad.

En declaraciones a los periodistas, Pavón ha considerado que el plazo para este procesamiento "se alargó demasiado", en concreto más de ocho años, debido a la entonces condición de aforados que "aprovecharon en su momento" tanto Alperi como Castedo, dos políticos que "han marcado la larga etapa de 20 años de gobierno del PP en la ciudad".

El vicealcalde ha dicho que espera ahora que se celebre juicio oral para "dilucidar las posibles responsabilidades penales" y ha destacado "el papel activo" de Esquerra Unida (partido al que pertenece y que conforma el grueso de la formación Guanyar Alacant con la que entró a formar parte del equipo de gobierno tras un pacto con socialistas y Compromís) en todo el procedimiento.

En concreto, EU se personó como acusación popular, mientras que el propio Ayuntamiento, tras el cambio de gobierno en 2015, se posicionó en la causa como acusación particular.

Para Pavón, ésta fue "una medida necesaria" para que el consistorio pueda tener voz en una causa que le ha podido acarrear "presuntos perjuicios".

Según ha desvelado, los abogados de EU y el Ayuntamiento ya están trabajando en los escritos de calificación de los hechos que se reflejan en el auto del juez.

Del mismo modo, ha resaltado que en este caso el proceso judicial sí siga adelante, en contraposición con la otra causa que afectaba también a la exalcadesa Sonia Castedo y que versaba sobre un posible amaño del Plan Rabasa, la cual fue archivada por la Audiencia de Alicante.

Por su parte, el alcalde de Alicante, el socialista Gabriel Echávarri, ha dicho, tras conocerse el auto de procesamiento por el caso del PGOU, que este asunto "forma parte del pasado" de la ciudad y ha considerado que "los alicantinos ya han pasado página" y que desde el Ayuntamiento miran "hacia el presente y, sobre todo, hacia el futuro".

"A los que sean inocentes les deseo la mayor suerte del mundo y a los que sean culpables que caiga todo el peso de la justicia sobre ellos", ha zanjado Echávarri.

A su vez, el portavoz municipal y concejal de Presidencia, Natxo Bellido (Compromís), ha afirmado que el citado auto de procesamiento es una noticia que "se esperaba".

Según Bellido, pone de manifiesto que "la sombra de corrupción ha perseguido a este Ayuntamiento en las últimas legislaturas", aunque ha resaltado que el nuevo equipo de gobierno tripartito (PSPV-PSOE, Guanyar Alacant y Compromís) "ha conseguido eliminar" esa circunstancia.

También ha criticado que los actuales miembros del PP en la corporación municipal intenten siempre hablar de "olvidar el pasado", porque ese pasado "sigue siendo noticia" y pone de relieve "la hipoteca reputacional" que dejaron los populares en el Ayuntamiento de Alicante.

 

Ver comentarios

Noticias relacionadas

next