X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

instalaciones náuticas en la dársena interior 

Marina Deportiva gana 3.000 metros de concesión para ampliar amarres y cubrir lista de espera

27/09/2018 - 

ALICANTE. Marina Deportiva se lleva el gato al agua. La gestora de las instalaciones náuticas de la dársena interior del Puerto de Alicante logra una ampliación de su concesión en vigor con la que gana 3.000 metros cuadrados de lámina de agua para construir nuevos amarres. La empresa de los hermanos Palacio había registrado una petición para poder expandirse al contar con lista de espera de interesados en arrendar puntos de atraque. Según fuentes consultadas por Alicante Plaza, con su solicitud pretendía ganar superficie adicional frente al paseo de Levante, junto al emplazamiento ocupado por la réplica del Santísima Trinidad. Sin embargo, el acuerdo aprobado este jueves por el consejo de administración de la Autoridad Portuaria reduce sus pretensiones tras resolver que esa parte del espejo de agua está considerada zona de paso de embarcaciones.

Hasta el momento, Marina Deportiva dispone de dispone de un espejo de 123.392 metros cuadrados con capacidad para 748 embarcaciones de hasta 60 metros de eslora. Las fuentes consultadas precisaron que con la superficie concedida ahora podría habilitar alrededor de otros 20 nuevos puntos de atraque, aunque la cifra depende de cómo se concrete el proyecto definitivo. El acuerdo conlleva un aumento en el pago del canon de concesión proporcional a la mayor superficie ocupada. Salvo renuncia, Marina Deportiva seguirá explotando sus instalaciones en el recinto portuario hasta el año 2035, después de haber tramitado una ampliación de concesión por otros 12 años (el acuerdo original, obtenido en 1993, era por 30 años).

El consejo de administración también dio el visto bueno definitivo, este miércoles, al Plan Estratégico del Puerto para el periodo 2018-2022, dado a conocer el pasado mes de julio. Como publicó Alicante Plaza, entre otros puntos, ese documento de objetivos considera prioritario el aumento de la rentabilidad con el propósito de lograr la autosuficiencia. Para ello, se considera clave la instauración de nuevos tráficos con Marruecos y la puesta en valor de los espacios urbanos del recinto portuario todavía libres a través de concesiones.    


El portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, se felicitó, también este miércoles, sobre la ratificación de ese plan estratégico como herramienta esencial para su futuro, aunque lamentó que no se haya hecho coincidir, por parte del Ayuntamiento de Alicante, con el desarrollo del Plan de Ciudad "en el que se estaba trabajando mientras Compromís ejercía responsabilidades de gobierno". "Era la ocasión perfecta para que dos actores principales de la ciudad se coordinasen", insistió.

El puerto tramita una petición de TMS para instalar seis depósitos de carburantes con capacidad para 300.000 toneladas en su terminal

Asimismo, al margen de la adjudicación de la terminal específica para el movimiento de graneles a Eiffage Infraestructuras, el consejo de administración del Puerto aprobó también una modificación no sustancial de la concesión otorgada a Terminales Marítimas del Sureste (TMS) por la que se autoriza un cambio en las inversiones comprometidas a realizar entre 2019 y 2020. Esas inversiones, por un importe superior a los 9 millones de euros se destinarán a la mejora de la eficiencia de la terminal.

Por último, según portavoces oficiales de la Autoridad Portuaria, su presidente, Juan Antonio Gisbert, informó al consejo de que TMS solicitó, a principios del mes de agosto, una modificación sustancial de su concesión para poder albergar seis depósitos de carburantes, con una capacidad máxima de 300.000 toneladas. "Esta modificación debe de ser sometida a exposición pública para que puedan presentarse, en su caso, las alegaciones que se consideren pertinentes", según las mismas fuentes. La tramitación de esa solicitud es "un acto reglado que no prejuzga el sentido final que, conforme a la normativa aplicable, pueda adoptarse al respecto", concluyen.

Noticias relacionadas

next