X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 12 de diciembre y se habla de actiu ciudad de la luz benidorm maría jesús pinto Ikea

con promociones conjuntas en alicante, mutxamel y la vila

María José Lladró cierra las promotoras que tenía en Alicante con Joaquín Rocamora

24/02/2017 - 

ALICANTE. La promotora inmobiliaria de María José Lladró, hija del mediano de los hermanos fundadores de la histórica firma de porcelana decorativa (recientemente vendida al fondo inversor PHI Industrial), se retira del mercado alicantino. Inmuebles Altia, de la que María José Lladró es socia única y gerente, ha liquidado tres de las promotoras en las que se había asociado al histórico constructor alicantino Joaquín Rocamora, y que han llevado a cabo diversas actuaciones en la capital alicantina, en Mutxamel y en La Vila Joiosa. 

El Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) publica este jueves la extinción voluntaria de tres sociedades en las que participaba Altia: Villajoyosa Urbana S.L., Rústicas Peñetes S.L. y Urbanizadora Valle del Sol S.L. En los tres casos, el último presidente de su consejo de administración fue la promotora inmobiliaria de Lladró, que ha actuado además como liquidador. Las tres sociedades han sido extinguidas tras cumplir su propósito: levantar y comercializar distintas urbanizaciones en la provincia de Alicante. En todos los casos, el consejo estaba formado por Inmuebles Altia, Finbaltia Inversiones (participada al 100% por la primera) y Damero Gestión (antiguamente, Novagro Promociones, de la familia Rocamora).

La promotora de María José Lladró entró en las tres sociedades de las que Joaquín Rocamora, uno de los más reputados empresarios del sector del ladrillo en la provincia, había sido administrador único cuando las actuaciones ya estaban en marcha o en fase de comercialización. De hecho, la sociedad entre la familia de empresarios valenciana y la alicantina llegó a principios de 2015. Villajoyosa Urbana S.L. ha llevado a cabo dos actuaciones en La Vila, mientras que las otras dos promotoras se crearon para ejecutar dos urbanizaciones distintas en Mutxamel: en el Valle del Sol y la partida de Les Penyetes.

El mismo esquema, es decir, un consejo de administración presidido por Inmuebles Altia del que también forma parte Damero Gestión, se repite en otras tres promotoras que siguen activas: Residencial Parque Sofía S.L., Edificio Ronda del Castillo S.L. y Urbana Litoral Desarrollos S.L., además de en la ya extinguida AU Bonalba Alta S.L. Como en los casos anteriores, se trata de promotoras creadas para una urbanización específica (en este caso, la mayoría concentradas en la capital alicantina), y todo indica que se liquidarán cuando hayan cumplido su función.

No es, en cualquier caso, la primera ocasión en que los negocios unen a Joaquín Rocamora y la familia Lladró. Otros miembros de la segunda generación de la familia de Tavernes Blanques han compartido proyectos inmobiliarios con el empresario de la Vega Baja, e incluso los fundadores de la firma de porcelana se asociaron con el expresidente de Coepa para comenzar su andadura en el sector inmobiliario. Así, Rosal S.L. (filial de Sodigei, la matriz del grupo Lladró) formaba parte junto con Rocamora de los accionistas del Grupo Empresarial La Cañada S.L., que preveía construir un complejo turístico con campo de golf en Onil, pero que finalmente no salió adelante. Y años antes, los mismos fundadores de Lladró ya habían compartido sociedades con el constructor alicantino para levantar un residencial en la playa de San Juan, en sus primeros pinitos en el sector inmobiliario.

La alianza empresarial entre las dos familias se ha trasladado también a la segunda generación, pues en realidad son las hijas de Joaquín Rocamora (Rosa Belén y María Josefa) las que han asumido la dirección de Damero Gestión, socia de la promotora de María José Lladró. Las hijas del empresario alicantino, que tras abandonar la presidencia de Coepa puso en marcha el Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca), han ido asumiendo cada vez más protagonismo en el negocio familiar, aunque Rocamora se mantiene como consejero delegado de la sociedad matriz del grupo Alicante Urbana, de la que penden el resto de promotoras. La presidenta del consejo, del que forman parte padre e hijas, es Josefa.

En cuanto a los Lladró, Sodigei, la firma que aglutina las participaciones de la familia –en la que Juan controla el 70% y sus hermanos José y Vicente y sobrinos el 30% restante– afronta ahora la reconversión hacia el negocio inmobiliario, en el que siempre habían 'picoteado' pero que nunca mereció tanta atención por parte de la familia como el industrial. La empresa familiar aún dispone de una gran cartera patrimonial que gestionar, propiedades a las que se suma la inyección de liquidez de la venta a PHI Industrial, y sigue siendo propietaria de los inmuebles de la Ciudad de la Porcenana donde se ubica la fábrica en la localidad valenciana de Tavernes Blanques.

Noticias relacionadas

next