X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el nuevo presidente del consejo es peter cowgill, de jd sports

Los socios británicos y portugueses toman el control de Sprinter, que se domicilia en Alicante

5/04/2018 - 

ALICANTE. Siguen los movimientos en la cúpula de la cadena alicantina de tiendas deportivas Sprinter, tras la fusión a tres bandas con la británica JD Sports (que ya tenía la mitad del accionariado de la firma ilicitana) y la portuguesa Sonae, dueña de la cadena Sport Zone. Tras culminar la integración de las tres enseñas en el mismo grupo, Iberian Sports Retail Group, los socios portugueses y británicos han tomado el control del consejo de administración de la mercantil ilicitana para reflejar el equilibrio de fuerzas en la joint venture.

Según publica esta semana el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) de Alicante, los cambios han sido de calado: el consejo de administración, formado por ocho personas, ha registrado el relevo de dos directivos españoles por dos portugueses, el cambio en la presidencia (que pasa a manos británicas) y la creación de una vicepresidencia para los lusos. De esta forma, el nuevo consejo de Sprinter queda formado por cuatro directivos de JD Sports, dos de Sonae y dos de la enseña ilicitana. El nuevo presidente es el británico Peter Cowgill, que hasta ahora ejercía como secretario, y que toma el relevo de Emilia Soria (de la familia Segarra, una de las dos fundadoras de la cadena alicantina).

Los dos directivos alicantinos que quedan en el consejo son la propia Emilia Soria, que permanece como simple consejera, y uno de sus hijos, David Segarra Soria, director de Negocio de la firma alicantina. El hermano de este último, Guillermo Segarra Soria, es uno de los dos españoles que salen para dejar paso a los portugueses, según la inscripción del Borme (el otro es Hilario Pellín, de JD Sports). Asimismo, el luso Luis Miguel Mota Freitas, director de retail de Sonae, se convierte en el nuevo vicepresidente, un cargo que no existía en el anterior consejo. Mota Freitas es a la vez el CEO del nuevo grupo surgido de la joint venture. También se nombra un secretario no consejero, el abogado español Juan José Ruiz.

Como ha venido contando Alicante Plaza, JD y Sprinter cerraron el año pasado un acuerdo con el dueño de Sport Zone para crear un nuevo grupo de distribución deportiva,con una red de más de 300 tiendas y un volumen de negocio de más de 500 millones en la Península Ibérica. El socio portugués controla el 50% de la nueva joint venture, de modo que JD se queda con un 35% del capital y los ilicitanos, únicos representantes ya de la provincia en el nuevo grupo, con el 15%. La empresa ilicitana facturó el pasado ejercicio 199 millones de euros, tras crecer un 20% respecto al anterior. El resultado después de impuestos se incrementó hasta los 9,3 millones, un 18% más.

El domicilio social, en Alicante

Pero los cambios en el consejo de administración no son los únicos que se han producido en Sprinter, según se refleja en el Borme. En otra inscripción se informa de que se ha "modificado la totalidad de los artículos de los estatutos sociales" para adaptarlos a la nueva realidad de la empresa y la joint venture, y además se traslada el domicilio social de la empresa. Si hasta la fecha Sprinter estaba domiciliada en Elche, donde tiene aún sus instalaciones principales, desde ahora la nueva sede social de la firma son las antiguas naves de Altadis que ha alquilado al empresario Trinitario Casanova, y que está adecuando para convertirlas en su nuevo centro logístico.

Como desveló este diario, Sprinter ha invertido 3,9 millones de euros en dichas naves, para construir un silo robotizado de más de 27 metros de altura que clasifica más de 300.000 cajas. La idea de la empresa es aterrizar definitivamente en Alicante a mediados de este año, por lo que el cambio en el domicilio social podría ser el preludio del traslado definitivo a corto plazo.

Noticias relacionadas

next