X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

nuevo establecimiento junto a la tienda de balazs, en la esquina con gerona

Los helados ecológicos de ROSS ocupan la antigua boutique de María José Miralles en Castaños

6/07/2018 - 

ALICANTE. La oferta hostelera de la calle Castaños, uno de los epicentros gastronómicos de Alicante impulsado por el fenómeno del 'tardeo', no para de aumentar. Aunque sea a costa, como en este caso, de otro sector clásico de la zona: el de los vestidos de ceremonia. Así, desde esta semana el tramo peatonal de la calle, justo en la esquina con la calle Gerona, cuenta con una nueva propuesta para los paladares alicantinos: los helados ecológicos de ROSS Gelateria & Café.

La nueva heladería de Castaños se ha ubicado en el número 14 de la calle, justo en el mismo edificio donde hace menos de un año, en noviembre de 2017, abría (en el local comercial contiguo) sus puertas la boutique de alta costura Balázs, de Suni Ujeda. Así, la boutique y la heladería se han repartido el espacio que históricamente había ocupado la tienda de novias María José Miralles, que abandonó definitivamente este emplazamiento hace unos meses.

De esta manera, ROSS Gelateria & Café ofrece una carta de helados elaborados con fruta ecológica, así como todo tipo de bollería dulce y salada, zumos, refrescos y cafés. El elemento común a toda la oferta es el carácter saludable de su propuesta. El nuevo local ha reformado el espacio de la boutique para adaptarlo a su nuevo cometido, aunque mantiene las líneas clásicas del inmueble, acorde con el carácter histórico del edificio. Eso sí, esas líneas clásicas se combinan con una decoración moderna y minimalista.

Este tramo de la calle Castaños es el que ha registrado mayor efervescencia comercial en los últimos meses. Así, en el local contiguo a la nueva heladería abría hace justo un año el gastrobar Fooders, impulsado por la oriolana Fresco y con una carta asesorada por el prestigioso chef alicantino David Ariza. Y a solo unos metros en dirección a Gabriel Miró, a principios del pasado año levantaba la persiana el nuevo local de Els Vents, que se mudaba desde el puerto. En este caso, el restaurante de José Antonio Sánchez ocupaba el local del antiguo Mordisco, en la esquina con la calle Barón de Finestrat, tras una reforma a cargo del arquitecto Antonio Marquerie.

Noticias relacionadas

next