X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

primeras declaraciones del caso de la clínica de gran alacant

Los ex dueños de la Clínica de Santa Pola: la hermana de Miguel Zaragoza no iba a trabajar y cobraba

23/03/2018 - 

SANTA POLA. Los dos médicos que eran propietarios de la Clínica Alacant Manuel Rodríguez Bernal y Fernando Gómez Soler ya han prestado declaración ante el juzgado número dos de Elche, que investiga al ex alcalde de Santa Pola y actual diputado de Servicios Sociales, Miguel Zaragoza; al ex concejal Jorge Perelló y a la mujer de éste y hermana del ex primer edil por supuesto cohecho, malversación y prevaricación. Los tres, más los dos médicos, están siendo investigados por alquilar unas dependencias municipales en Gran Alacant para instalar una clínica a cambio de supuestos favores a familiares de los políticos del PP. 

En su declaración de esta martes, tanto Rodríguez Bernal como Fernando Gómez han confirmado lo que ya apuntaban los agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Polícia Nacional: que la hermana del ex alcalde y actual diputado, Pilar Zaragoza, no fue a trabajar durante año y medio, pese a que cobró religiosamente su nómina, según ha podido contrastar Alicante Plaza de fuentes jurídicas  Asimismo, los dos galenos también han confirmado que el ayuntamiento santapolero, durante los 10 años que duró el contrato de alquiler, suministró el personal administrativo para la clínica; es decir, que personal del ayuntamiento trabajó para la clínica privada, han confirmado las mismas fuentes.

Sin embargo, Rodríguez Bernal y Fernando Gómez sí que han desvinculado el hecho de que familiares del PP y personal del ayuntamiento trabajaran en el centro médico con el hecho de que durante 10 años no se abonara el canon de 10.900 euros que la clínica debía pagar por contrato. En estos momentos, esa deuda, de 109.000 euros está pendiente de pagar y fue lo que llevó al actual equipo de gobierno -formado por PSPV, Compromís, EU, la marca local de Podemos y ex Ciudadanos- a denunciar los hechos ante la Udef.


La declaraciones de los doctores, que eran los dueños originarios de la clínica -en mayo de 2016 cambió de propietarios-, han abierto el calendario de comparecencias ante el juzgado número dos, que es quien instruye el caso. Estas declaraciones se retoman el próximo martes con la declaración de Miguel Zaragoza y su cuñado y ex concejal de Personal, Jorge Perelló; la hermana del ex alcalde, Pilar Zaragoza, y que en teoría era operaria de la clínica; el ex concejal Francisco Martín y Antonio Jesús Martínez, declararán el próximo 10 de abril. A la diputada nacional del PP Loreto Cascales se le informa que figura como investigada en esta causa y se la deja a disposición de la secretaría. Todo hace indicar, como publicó Alicante Plaza, que Cascales no será llamada a declarar y si la juez ve indicios, remitirá el caso al Supremo por su condición de diputado del Congreso de los Diputados.

Hay que recordar que a todas las causas abiertas en Santa Pola en relación a la gestión de Zaragoza como alcalde, hay una nueva que también investiga la Udef: se trata de otro exconcejal, Manuel Vicente Contreras, que fue contratado por el Consorcio Provincial de Bombero, pero que al parecer tampoco iba a trabajar: estaba siempre en el despacho de la Alcaldía de Santa Pola.

Noticias relacionadas

next