X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el fondo bybrook compra el gigante del mármol a bnp

Los 1.200 empleados de Levantina, pendientes de la llegada del nuevo dueño y su plan de negocio

9/05/2018 - 

ALICANTE. La venta de Levantina, el gigante alicantino de la piedra natural, al fondo de inversión británico Bybrook ha cogido por sorpresa a la plantilla de la empresa, formada por unos 1.200 empleados. Según explicaron este martes fuentes sindicales a Alicante Plaza, los trabajadores del grupo, propiedad hasta ahora de una sociedad de inversión liderada por el banco francés BNP Paribas, sabían que se habían iniciado conversaciones para una posible venta, pero no que estuvieran tan avanzadas.

De hecho, la operación aún no se ha hecho oficial, aunque en fuentes del sector se daba por cerrada ya este lunes. El acuerdo consistiría en la compra por parte del fondo británico de la deuda de Levantina en manos de BNP, que rondaría los 160 millones. Así, la empresa con sede en Novelda, referente mundial de la piedra natural y del mármol de la variedad crema marfil, vuelve a estar en manos de un fondo de inversión ocho años después. La plantilla está a la expectativa de conocer los planes del nuevo propietario, y cómo afecta a la empresa su nuevo plan de negocio. Los representantes sindicales consideran que el proyecto tiene recorrido para crecer, al calor de la recuperación, tanto en creación de empleo como en las condiciones de la plantilla, y esa postura será la que defenderán ante los nuevos gestores.

Levantina, nacida de la fusión de varias pequeñas canteras de la zona, fue adquirida por el fondo de capital riesgo español Impala (impulsado en su día por Ana Botín), en alianza con el europeo Charterhouse, en 2006. El objetivo era construir la mayor empresa del sector en el mundo, pero el estallido de la crisis del 'ladrillo' truncó el proyecto. Si en 2008 la firma facturaba 400 millones de euros al año, doce años después las ventas no llegan a los 200 millones, como ha contado este diario. Lo cierto es que los trabajadores, que han conocido cuatro propietarios hasta la fecha (las familias fundadoras, Impala-Charterhouse, la banca acreedora y, ahora, Bybrook), no han tenido una experiencia precisamente positiva con los fondos: bajo la gestión de Impala y Charterhouse, la empresa ejecutó dos ERE consecutivos y estuvo a punto de ir a concurso.

En lugar de liquidarla, los citados bancos, con BNP a la cabeza como principal acreedor, se hicieron cargo de la empresa y su gestión. De hecho, desde 2010 los consejos de administración han estado presididos por directivos de la entidad gala. Como publicó este diario, el pasado ejercicio la dirección de la firma llevó a cabo un drástico deterioro del valor de sus activos, que motivó unas pérdidas de 77 millones de euros pese a que la facturación solo se resintió un 10% por la crisis de la demanda exterior. No obstante, las perspectivas para 2017 eran positivas, y de hecho el grupo sumó una nueva cantera a principios del pasado año, la de la histórica marmolera noveldense Ruiz Marco.

Visto en perspectiva, el deterioro aplicado durante el pasado ejercicio a su balance parecía buscar el objetivo de 'sanear' la empresa para ponerla a la venta. Según el resultado del test de deterioro, los activos en el balance de Levantina están valorados ahora en 292,5 millones de euros, frente a los 387,6 millones de un año antes. De esta forma, el patrimonio neto de la sociedad se ha reducido a la mitad: de 153 millones en 2015 a los 77,7 millones del pasado ejercicio.

Tras Duro Felguera

El nuevo propietario de Levantina, por su parte, logra con este acuerdo cerrar su primera operación corporativa en España. El fondo Bybrook, de perfil bajo en cuanto a la comunicación se refiere, fue fundado en 2013 y suele entrar en compañías mediante la adquisición de préstamos dudosos. En los últimos meses ha protagonizado varios titulares en la prensa especializada por su interés en hacerse con la compañía de bienes de equipo Duro Felguera. Precisamente, la firma comunicó recientemente a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que ha obtenido el respaldo del 75% de la banca acreedora a su plan de refinanciación, condicionado a una ampliación de capital de 125 millones de euros. Una exigencia que podría abrir definitivamente las puertas al fondo de inversión británico.

Noticias relacionadas

next