X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

MEDIANOCHE EN LISBOA, DE PABLO POVEDA, NÚMERO 1 EN AMAZON 

Literatura de género millennial

18/02/2018 - 

ALICANTE. Dicen que los millennials, esa generación hiperpreparada, nacida junto con internet, la televisión a la carta, los teléfonos inteligentes, las rave y el conocimiento musical total, leen de manera diferente, no tienen prejuicios a la hora de elegir dispositivo y estrategia lectora, optan por la digitalización total, la selectiva o por comportarse como ermitaños vintage rodeados de papel. Es una generación omnímoda, pero parece que su gusto lector se dirige, en general hacia la llamada literatura de género: fantasía, policíaca, romántica. Y no solo como lectores, como autores la generación millenial también tiene una fuerte tendencia hacia la adjetivación. Pero si hay una característica que identica a las autoras y autores millennial es su simbiosis con la tecnología y con la red de redes: blogueros, youtubers, tuiteros, facebookeros, instagramers, la infraestructura digital está a su servicio.

A continuación, tres ejemplos paradigmáticos: Carolina Iñesta, que ha hecho de la novela romántica su leit motiv, Irene Robles, tecnología y ciencia ficción, y Pablo Poveda, cuyas novelas policíacas de hechura clásica se encuentran tan bien posicionadas en Amazon, como el número 1 de Medianoche en Lisboa, su última novela.

Pablo Poveda (Cartagena, 1989, lugar circunstancial de nacimiento del ilicitano Poveda), punk-rock, háztelotumismo-boy, Escritor Fantasmaen su ideario, ortodoxias underground como The Ramones, Bret Easton Ellis, Chuck Palahniuk, Raymond Carver o Sofia Coppola, 18 obras han salido de sus teclados: Sangre de Pepperoni, Hotel Malibú, La chica de las canciones, Generación perdida, Rojo; las cuatro novelas de la serie Don, Odio, Don, Miedo y Furia; las tres de la serie El Profesor, El profesor, El aprendiz, El maestro; y las seis de su serie principal, la del investigador Gabriel Caballero, Caballero, La isla del silencio, La maldición del cangrejo, La noche del fuego, Los crímenes del Misteri, y su más reciente publicación, Medianoche en Lisboa, que le ha reportado un número uno en la lista Amazon Best Sellers en español.

“Creo que el digital es hoy tan válido como el papel, y a la gente que nos gusta leer, habrá quien te diga que prefiere el papel, y los compra, y quien diga en digital. Yo creo que todos los tipos de lectura son compatible, aunque es cierto que lo digital va creciendo, no solo en libros de novela, sino de todo tipo. La posibilidad de leer en el teléfono, en el autobús, en cualquier sitio, la conexión permanente en internet, permite que tengamos los libros más a mano que en cualquier otro tiempo. Ahora con un click tienes el libro que necesitas. 

Mi experiencia particular ha sido muy buena. Me ha brindado la posibilidad de conectar con lectores, incluso cuando estaba en Polonia (Poveda ha pasado unos años de autoexilio en Varsovia), donde no tenía acceso a los círculos literario. Creo que internet ha roto los filtros de autor/escritor-editorial, que si quiero te contrato y si no, no, que muchas veces no tiene que ver con la calidad de la obra. Ese falso mito de que si tu obra es buena la publican no es cierto. Puede ser buena o mala, pero las editoriales son empresas y como tales, sus criterios no siempre son literarios. 

Y Amazon en concreto, es una plataforma más, pero es la que de momento más presencia tiene en este mercado. Hasta hace nada estaba también en Google Play y en iBooks, no tengo manías al respecto. Sólo quiero llegar a la mayor cantidad de lectores posible. De esta manera tengo mi audiencia, escribiendo lo que me gusta, y los tiempos de espera me los marco yo mismo. Creo que ahora mismo, una de las cosas más importantes es escribir de manera constante, y hacerlo de manera pública. Dicen que los blogs están muertos, pero hay muchas plataformas, como Medium, que permite ir conectando, granito a granito, y calar poco a poco hasta crear tu audiencia”.

Irene Robles (Alicante, 1992), La Chica del Espacio:

La ciencia-ficción y yo:

“Siempre he escrito Ciencia-Ficción, desde que era jovencita, antes incluso de saber exactamente que era este género. Escribía fantasía, historias futuristas, con viajes en el tiempo y cosas así, pero no lo clasificaba. Yo escribía porque me gustaba, tenía historias que quería contar, pero no me paraba a pensar si escribía un género y otro. Fué ya unos años después, cuando me animé a publicar, que sí vi que estaba centrada en la ciencia ficción: futurista, historias ambientadas en otros planetas, e introduciendo nuevos temas, como los viajes en el tiempo o las realidades paralelas. Me gusta mucho la ciencia-ficción porque es un contexto muy amplio, cualquier tema puede verse reflejado dentro de lo que es la ciencia-ficción, ambientado en otra realidad, con protagonistas de otras especies, planetas, otros tiempos, futuro, pasado, te permite jugar con la realidad que quieres contar. Cualquier historia que se me ocurre, siempre acabo contextualizándola en la ciencia-ficción. También leo mucho de este género, por su variedad y ampltiud temática”.


La autoedición:

“Empecé autopublicando mis novelas, la primera, Último tren a la tierra, en 2014, después La Noche Perpétua, en 2015, y Piel metálica, en 2017. Las primeras novelas las hice con una editorial de autoedición, porque pensé que era la forma más sencilla de darme a conocer, entrando en el circuito con algo que mostrar. La última novela ya ha sido autoeditada totalmente, sin editoriales, yo misma la maqueté, me encargué de hacer todos los trámites del ISBN, contacté con una imprenta, y menos el diseño de cubierta, que me lo hizo una diseñadora, todo lo demás es cosa mia. Controlar toda la publicación, la distribución, la presencia en ferias, lo que permite un contacto más cercano con los lectores, que me conozcan personalmente y después me puedan escribir en la web, dejarme comentarios. Las nuevas plataformas de autoedición te permite que parte de ese trabajo de edición que realizan los equipos de las editoriales, aquí lo hagan los lectores, por lo que mejoras con cada libro·.


La ciencia-ficción en general:

“Seleccionaron uno de mis relatos para la antología Alucinadas, en su tercera edición, una publicación de relatos de ciencia-ficción escritos por mujeres. A raíz de ello he conocido a un gran número de autoras y autores de este género, y he comprobado que funcionamos como una piña”.

Carolina Iñesta/Catherine Roberts (Elche, 1981). Su nombre real Carolina Iñesta, lo usa para el misterio (thriller El guardián de los secretos y saga El bosque prohibido). Y Catherine Roberts para la erótica (novelas El despertar de Belle y Una buhardilla en París, publicadas en España y Chile, y la antología de relatos eróticos ¿Cuál es tu fantasía?, Amazon).

“Yo empecé a publicar justo en 2010, que es aproximadamente el año en que las editoriales empezaron a demandar de los autores que tuviéramos perfiles en las redes sociales. Nos exigían que tuviésemos perfiles en Facebook y Twitter, sobre todo Facebook. Esto tiene ventajas y desventajas. La principal desventaja, y lo que dicen que peor llevan los autores más veteranos, los que publicaban ya antes de todo este fenómeno de las redes sociales, es que no pueden concentrarse solo en escribir, documentarte, corregir, ir a las firmas, lo que ya era bastante, sino que además hay que concentrarse en tener una imagen, leer todos los mensajes de todos los lectores, y si además trabajas en otra cosa, como hacemos la mayoría, puede llegar a ser un poco estresante. Con casi todos los compañeros que he hablado, la falta de sueño es un lugar común. Hay algunos que incluso abandonan las redes por un tiempo, para luego volver. Yo, por mi parte, encuentro que el lado positivo pesa más. El conocer gente interesante en este entorno, desde lectores a compañeros escritores o periodistas,  no lo cambio por nada. Y los lugares, hay eventos de literatura romántica, de cine y de misterio a los que me han invitado gracias a Facebook, o Instagram, que ahora mismo me está funcionando muy bien.

Cada verano hacemos comidas con lectoras, y quedamos a través de facebook. Es una especie de grupo secreto en el que  cada verano nos reunimos en Elche, 5 escritoras con entre 30 y 50 lectoras, en una comida distendida, una quedada con lectoras.

Y a parte de las redes sociales, es importante hablar del fenómeno Amazon. Además de publicar en papel, autopublico en Amazon, y se retroalimenta muy bien con el resto de publicaciones”.

 

next