X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

inician la caducidad de la licencia

L'Alfas claudica y da por perdido un proyecto de 158 apartamentos turísticos estancado 10 años

10/07/2017 - 

L'ALFÀS DEL PI. Cuando parecía que al fin se iniciaban unas obras que llevan 10 años coleando, todo ha vuelto a la casilla de salida. La portavoz del PP, Maite Huerta, manifestaba en sus redes sociales su disconformidad con los supuestos movimientos que había en una parcela situada en la calle Hércules, donde hay proyectado un edificio para 158 apartamentos turísticos. Según ella, estaba motivado por esta construcción, e incluso pidió por escrito al Ayuntamiento que se paralizasen las obras, llegando a decir que le habían hecho caso.

Pero fuentes del consistorio lo niegan. Según explicaron a Alicante Plaza, en ningún momento se iniciaron estas obras. Tal y como defienden, la última inspección fue el 19 de junio de este año, donde verificaron que no se había hecho nada. Como consecuencia, al día siguiente el concejal de Urbanismo, Toni Such, firmó una providencia para iniciar el procedimiento de declaración de caducidad de la licencia urbanística. El motivo no es otro que "la demora injustificada para el inicio de las obras, concediendo trámite de audiencia al interesado para alegar", afirmaron estas mismas fuentes. 

Por ello, indicaron que en la actualidad la licencia municipal de obras continúa vigente y no se ha declarado la caducidad del expediente para esta construcción de l'Albir. Algo que sí mantenía Huerta, quien decía que llevaba caducada desde diciembre de 2016 "como mínimo".

Lo que sí es cierto es que este proyecto se ha visto con problemas desde el principio. La mercantil Clavealbir SL presentó el proyecto básico del edificio el 5 de junio de 2007, y desde ahí no ha parado de tener que apagar fuegos. En noviembre de ese mismo año la junta de Gobierno Local denegaba la licencia de obra mayor solicitada, a lo que contestó la promotora con un recurso de reposición, que se terminó denegando también por el mismo ente. 

Todo daba un vuelco en diciembre de 2010, cuando el Juzgado de lo Contencioso-Administrativo nº 3 de Alicante dicta la Sentencia no 528/10 (Procedimiento Ordinario 173/08) estimando el Recurso interpuesto por la mercantil “Clavealbir, S.L.”, así como declarando nulos los acuerdos municipales respecto a la denegación de la licencia de obras. 

Finalmente, en febrero de 2014 el arquitecto municipal redacta un informe en el que establecen los plazos necesarios para la ejecución de la obra. Mientras que en junta de gobierno local estiman tres meses para el inicio de las obras. Eso sí, primero dan dos meses para entregar todos los documentos, o no se autorizaba, del Proyecto de Ejecución visado por el colegio profesional correspondiente o volante colegial. Todo ello se solventa en los días correspondientes, pero los técnicos concluyen desfavorable el informe de viabilidad respecto al proyecto técnico.

En 2015 vuelven los tiras y afloja entre la junta de gobierno local, con alegaciones por parte de la mercantil y la desestimación por parte de este ente. Con nuevas alegaciones que dan por fin con otros nuevos plazos para el inicio de las obras, acotando esta vez un plazo máximo de 30 meses. No obstante, el 3 de mayo de 2016 el gobierno local acuerda estimar el recurso de reposición que se basaba en la sentencia de 2010. Tras esto, el inspector de Obras y Servicios Técnicos emite Acta de Inspección en la que hace constar la nula actividad edificatoria en noviembre de 2016, por lo que daban por incumplidos los plazos. Acto que se volvía a repetir en junio de este mismo año, esta vez por el jefe del área de Urbanismo, por lo que inician el procedimiento de caducidad de la licencia urbanística y que aún no se ha resuelto.

Noticias relacionadas

next