X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de agosto y se habla de benidorm ximo puig Presidencia alicante hoteles Turismo

la agencia imaginarte la escoge para la última campaña de el corte inglés

La Muralla Roja, un escenario de oro para la publicidad

15/04/2018 - 

ALICANTE. Hay un lugar maravilloso en la costa de Calp, convertido en el centro del universo para publicistas y especialistas en moda, que se llama La Muralla Roja. Construido por el arquitecto Ricardo Bofill en 1973 no deja de ser el lugar donde estos creativos juegan, como demuestra la última campaña de El Corte Inglés que ha creado la agencia Imaginarte. 

Ocho días de oro es la segunda campaña que realizan los publicistas para los grandes almacenes. Dos trabajos que continuarán en un futuro, como avanza Antonio Piñero, responsable de este equipo alicantino. Este fin de semana se encuentran en San Sebastián, en el congreso CdeC dedicado al sector, "estamos poniendo en común estrategias y vamos a involucrarnos en un par más".

La Muralla Roja fue la primera opción con la que quisieron debutar con esta cuenta. "Pero como íbamos ajustados de tiempo y para hacer exteriores dependíamos más de climatología y hacer kilómetros, nos lo guardamos", recuerda Piñero. Era otoño y en esos meses la inestabilidad meteorológica les podía complicar el rodaje, así que se lanzaron con Era para mí y unos decorados de colores vivos que parecían estar llamando a los diseños del arquitecto catalán.

"Esto nos lo guardamos para cuando tengamos claro qué tiempo iba a hacer", pensaron. Trabajaron entonces en platós y esperaron al buen tiempo. No hizo falta demasiado porque en un despejado día del invernal febrero desplazaron a su equipo de casi veinte personas para la urbanización La Manzanera. Tras acordarlo con la comunidad de vecinos, tenían una jornada para rodar en las zonas comunes lo que querían. 

No fueron los primeros en elegir el lugar. La etiqueta #LaMurallaRoja lleva ya en Instagram a más de 9.000 imágenes. Por eso fueron "muy transparentes" cuando presentaron la opción a los directivos. Para convencerlos prepararon un dosier en el que incluyeron muchos fragmentos de marcas "muy premium rodadas allí". Zara Home, Delpozo o Reebok son algunas de esas firmas que han usado esta localización para ambientar sus sueños.

"Lo que teníamos claro era hacerlo nuestro", subraya el creativo. Les interesaba el lugar porque "nos ayudaba a situar producto: con muchos temas para cambios de zapatos o bolsos". Aparte, les gustaba las posibilidades que ofrecía como plató exterior, "y que no nos canibalizara tanto, que fuera más un socio que un protagonista".

Esa cree que es una de las razones por las que esta finca situada en un barranco de la cala Manzanera de Calp tiene tanto éxito. Aparte, asegura, "no es caro grabar en La Muralla Roja". Sin llegar a detallar cantidades, al igual que la gestora de la comunidad que no realizan declaraciones al respecto de su cliente, Piñero destaca que la elección de este espacio no era problema, "se negocia con el tarifado que tienen".

En su caso, para crear esta campaña de Ocho días de oro dispusieron de parte del equipo publicitario con el que cuenta la firma. Con su propio realizador han aprovechado recursos de la productora para añadirle "ideas frescas que conectan con los públicos que quieren" y generar los diferentes anuncios con los que promocionan descuentos a mitad de temporada durante los quince o diecisiete días que tendrán activa la campaña.

La frescura que deseaban se la podía aportar un espacio que planteado a finales de los años 60 y terminado hace 45 años está entre los más deseados por especialistas. "La Muralla Roja nos gustaba mucho y no era tanto por capricho sino que sabiendo que tienes diez segundos para crear un mundo y mostrar mucha colección y complementos había recursos para conseguirlo", razona Piñero. 

"Y tener esa luz mediterránea" es otra gran baza que juega a favor. Que en febrero se pueda contar con relativa facilidad con un día soleado es ejemplo de esa ventaja. Aquí Piñero destapa una de sus pasiones, la meteorología. "En febrero, históricamente, hay unos anticiclones que son geniales. Y mientras otros sitios están tiritando sale el Postiguet, Benidorm, Altea, Moraira y ahí estamos tomando cañitas y mejillones al vapor".

Los grandes clientes con base en Madrid están "encantados con nuestra región, nuestros espacios, nuestra luz y la capacidad de hacer cosas". Piñero cita otro ejemplo, la marca de tónicas Schweppes acaba de rodar "un tema de verano absoluto cuando aún estamos como estamos en La Vila Joiosa". "Son multitud de marcas enamoradas de nuestros entornos", reitera, "que se lo pasan tan bien y disfrutan de la hospitalidad de los que vivimos aquí y que hacemos muy bien el trabajo".


Noticias relacionadas

next