X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la estructura tiene más de 100 años

La mayor constructora catalana, Comsa, reparará el viaducto de Aguas del Tram por 2,12 millones

17/01/2018 - 

ALICANTE. No se puede negar que la modernización de la red del Tram en la provincia de Alicante se ha convertido en una de las principales fuentes de contratos para las empresas del sector de la obra civil. La empresa pública Ferrocarrils de la Generalitat (FGV) lleva licitados más de 80 millones de euros en el último año, entre la renovación de la Línea 9 (cerrada por seguridad debido a su obsolescencia en 2016), la modernización de estaciones como la de Benidorm, o la mejora del trazado en algunos puntos de la Línea 1.

El último contrato que se ha adjudicado es el de reparación, rehabilitación y mejora del viaducto en el Barranco de Aguas, de la Línea 1. Según la resolución publicada en la Plataforma de Contratación, la empresa adjudicataria ha sido la constructora catalana Comsa. Se trata de una de las mayores empresas del sector en España, y de hecho es la mayor empresa no cotizada del sector de las infraestructuras y la principal constructora de obra civil de capital catalán, con más de 1.300 millones anuales de facturación y una plantilla de 8.000 personas.

La oferta de Comsa se ha impuesto a otras nueve, según la resolución. La constructora fundada por la familia Miarnau, que ha tenido que superar un concurso de acreedores y renegociar su deuda bancaria, ha venido abandonando en los últimos dos años algunos sectores en los que se se había introducido, para desprenderse de inversiones consideradas no estratégicas. No obstante, si en algo está especializada la firma es precisamente en la construcción de infraestructuras ferroviarias. La oferta económica de Comsa (el precio aportaba el 60% de la ponderación) supone una rebaja de casi un 25% respecto al importe base de licitación: 2,12 millones de euros, impuestos incluidos, frente a 2,99 millones.

La actuación que va a ejecutar la constructora catalana, según informó FGV el pasado mes de agosto cuando sacó el contrato a licitación, forma parte de los trabajos que se ejecutan en el conjunto de la red para mejorar las condiciones de seguridad y calidad del servicio. En este caso, en el trazado de la Línea 1 del Tram (Luceros-Benidorm), en el término municipal de El Campello. Las obras tienen un plazo de ejecución de siete meses a partir de la adjudicación y firma del contrato.

Como parte del proyecto está prevista la sustitución del actual tablero metálico por otro nuevo con losa superior de hormigón, y actuar sobre diferentes elementos de la subestructura. A su vez se instalarán nuevos equipos de superestructura de vía y de comunicaciones. El viaducto metálico del barranco de Aguas fue construido entre los años 1912 y 1914, como parte de la primera fase de construcción de la línea Alicante-Dénia, con materiales propios de aquella época.

La actual red del Tram, de hecho, tiene su origen en esta línea que se inauguró entre Alicante y Altea el día 28 de octubre de 1914, y entre Altea y Dénia el 11 de julio de 1915, con una longitud total de 92,7 kilómetros. En su momento se construyeron 2,5 kilómetros de túneles, 7 viaductos, 17 puentes metálicos de más de 8 metros, 38 pasos inferiores o superiores, 25% del trazado en curvas de radio inferior a 500 metros, 35 kilómetros del trazado en terraplén y 40 kilómetros en trincheras, de vía única en su totalidad.

Noticias relacionadas

next