X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

iii encuentro mediterráneo de la empresa familiar

La empresa familiar afronta la disrupción tecnológica como un reto y una oportunidad

1/06/2018 - 

ALICANTE. No hace mucho, la disrupción tecnológica era vista como una amenaza por muchas empresas, mucho más en el caso de las familiares y de pequeño tamaño, a las que se les hacía cuesta arriba adaptarse al ritmo de los cambios. De hecho, incluso algunas grandes corporaciones mundiales han desaparecido o han perdido su posición dominante por no saber adaptarse a estos cambios.

Sin embargo, las empresas familiares de la provincia de Alicante no se enfrentan a la disrupción digital como una amenaza, sino como una oportunidad para seguir creciendo y desarrollando su negocio. Así quedó de manifiesto este jueves en el III Encuentro Mediterráneo de la Empresa Familiar, organizado por la Asociación de la Empresa Familiar de Alicante (Aefa) en Casa Mediterráneo, en el que los retos de la digitalización tuvo un especial protagonismo.

La segunda sesión del foro empresarial, que cuenta con la colaboración de KPMG, Bankia, Diputación de Alicante y Casa Mediterráneo, arrancó con las palabras del presidente de Aefa, Francisco Gómez, quien reivindicó el peso de las empresas familiares, que generan “el 60% del Producto Interior Bruto y dantrabajo a 7 de cada 10 personas en el sector privado”. Gómez aprovechó la ocasión para demandar una financiación justa para la provincia de Alicante para “poner en marcha proyectos tan necesarios como es la llegada del Corredor Mediterráneo, el déficit hídrico, entre otros… y para eso necesitamos el apoyo de las Administraciones”.

El tsunami tecnológico

En la apertura de la jornada también intervino el socio responsable de Enterprise de KPMG, Miguel Ángel Faura, quien apuntó que, según el estudio CEO Outlook elaborado por la consultora, el 96% de los directivos interpreta la disrupción tecnológica como una oportunidad, más que como una amenaza, y también considera que va a contribuir a generar empleo.

La primera ponencia, titulada ‘El tsunami tecnológico y su impacto en la empresa familiar’, estuvo protagonizada por el experto en innovación disruptiva y socio de Minsait by Indra, Ángel Bonet. El experto recorrió la evolución de las distintas tendencias tecnológicas como las impresoras 3D o la inteligencia artificial. En este sentido, se estima que en el año 2045 ya existirá un ordenador que tendrá capacidad de procesamiento que superará a toda la capacidad cerebral de la humanidad.

Bonet aseguró que “el 47% de empleos actuales serán realizados por robots en los próximos 30 años”. Esta tendencia generará la aparición de la robotización de partes de nuestro cuerpo, los robots como pareja, los robots industriales o los robots de compañías. El experto animó a las empresas familiares a “perder el miedo al riesgo” e incidió en que “el talento te hace destacar, el corazón te hace transcender”.

A continuación, se celebró el diálogo ‘Transformación digital y servicios’ en el que el CEO de Verne Technology Group, Gianni Cecchin, defendió que se debe trabajar la transformación cultural dentro de la propia empresa para desarrollar el proceso de transformación digital. En la misma línea, la gerente territorial de Cellnex Telecom para la Comunidad Valenciana, Victoria Majadas, insistió en que las empresas deben plantearse la transformación digital “sí o sí” y realizar un plan para acometer esta decisión estratégica.

Industria 4.0 y el desafío europeo

La mesa ‘El futuro de la industria. Industria 4.0’, reunió al presidente de Velatia, Javier Ormazabal, y el presidente de Grupo Fuertes, Rafael Fuertes. Ambos ponentes subrayaron la necesidad de invertir en la captación de talento en las empresas familiares y explicaron los pasos que han dado en sus organizaciones relacionadas con la digitalización.

El III Encuentro Mediterráneo de Empresa Familiar se cerró con la mesa redonda titulada ‘La empresa familiar ante el desafío europeo’, que arrancaba al mismo tiempo que al auditorio llegaban las primeras noticias sobre el apoyo del PNV a la moción de censura contra Mariano Rajoy. Los presentes no ocultaron su preocupación por la posible inestabilidad, con numerosas referencias tanto por parte del moderador de dicha mesa, el presidente del Fórum de Aefa Luis Navarro, como del secretario general de la organización, Juanjo Castón, en la clausura.

Preocupaciones políticas al margen, la mesa reunió a la arquitecta italiana Mónica Armani; el presidente de Grupo Suavinex, Rafael Lubian; y el presidente de la murciana Martínez Nieto, José Martínez, dedicado a los productos nutricionales y la cosmética natural. Los tres abordaron las claves de la internacionalización de sus empresas desde el punto de vista del contexto europeo, con el Brexit o la inestabilidad en España e Italia como preocupaciones. En este sentido, Armani apostó porque las empresas se dediquen a tejer relaciones comerciales internacionales al margen de la situación sociopolítica en su país de origen o en sus mercados potenciales. 

Noticias relacionadas

next