X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

La DGT estudia señalizar para los motoristas las vías interurbanas con información sobre su estado

Foto: Guardia Civil
20/10/2017 - 

MADRID (Europa Press). La Dirección General de Tráfico (DGT) estudia implementar un nuevo sistema de señalización en vías interurbanas que aporte a los motoristas información sobre el trazado y estado de la vía, con el fin de mejorar su seguridad, según ha anunciado el director del organismo, Gregorio Serrano.

Serrano ha participado este viernes en la 'Jornada sobre la motocicleta en la movilidad del siglo XXI', organizada por la DGT junto con Pons Seguridad Vial y Anesdor, en la que ha recordado que, aunque el número de accidentes en vías urbanas supone la mayoría de los incidentes de ciclomotores y motocicletas, es en las vías interurbanas donde se produce el mayor porcentaje de fallecimientos, el 76%. En total, en lo que va de 2017 han muerto un total de 162 motoristas.

En este sentido, se ha mostrado convencido de la necesidad de impulsar una revisión del plan de seguridad vial y de las medidas específicas dirigidas a conductores de ciclomotores y motocicletas, y cree que, junto con la formación, una de las medidas necesarias sería avanzar en la creación de una señalización específica para ellos.

Aún así, explica que las decisiones acerca de cómo será la señalización tienen que tomarse en conjunto con los titulares de las vías; por un lado el Ministerio de Fomento y, por otros, las comunidades autónomas y las diputaciones. "Pero lo que sí tienen que ser es informaciones que ayuden al motorista a tener una información correcta sobre el trazado de la vía, su peligrosidad y el trazado de las curvas para que los motoristas de fin de semana que se dedican a ir por las carreteras disfrutando del paisaje y de su afición tengan la máxima información y tomen las medidas correspondientes de seguridad", ha puntualizado.

Además de esto, ha indicado que la DGT impulsará la elaboración de un informe INVIVE para identificar los "puntos negros" de las carreteras españolas para los motoristas, algo que existe ya para el resto de vehículos pero no se ha hecho hasta ahora desde la perspectiva de los conductores de ciclomotores y motocicletas.

Falta de formación entre los motoristas

Serrano ha hecho hincapié también en la importancia de la formación vial para motoristas "en todas las etapas de la vida" y ha señalado que uno de los factores de riesgo para algunos motoristas es la falta de preparación entre el grupo de motoristas que, por tener una antigüedad mayor a 3 años el carné de coche (B) podían hasta hace unos años acceder al carné de moto A1 (hasta 125 cc.) sin necesidad de examinarse.

En este sentido, ha señalado la importancia de dirigirse a distintos perfiles de conductores de motocicletas, entre los que ha señalado a quienes utilizan este vehículo de manera ocasional y que "muchas veces se dedican a disfrutar del paisaje y de las carreteras en los fines de semana, a veces a una velocidad inadecuada".

"Las recetas son la educación, la formación, la concienciación, mejores vías, mejores vehículos y que todos seamos conscientes de que es un colectivo vulnerable", ha explicado el director de la DGT para explicar las principales vías que estudia el Gobierno para reducir la siniestralidad de los motoristas.

De hecho, tanto él como el patrono de la Fundación Pons Seguridad Vial, Pere Navarro, han señalado al colectivo de repartidores en moto dedicados tanto a transporte de mercancías y paquetería como un colectivo al que es necesario prestar atención para que "tengan una formación adecuada para circular por las vías urbanas", algo que a juicio de Serrano debería implicar seguridad vial en la formación para el empleo.

Junto con estas medidas, el consejero de Pons Seguridad Vial, Ramón Ledesma, ha recalcado la necesidad de renovar las normas de ordenación del tráfico de motocicletas en términos generales y, particularmente, a nivel urbano, así como realizar modificaciones a nivel tributario y en el reglamento general de circulación.

Según Ledesma, las restricciones al tráfico de coches por razones medioambientales y otros factores hacen previsible un incremento del número de motocicletas en las ciudades españolas, que hará necesario plantear soluciones tanto desde el punto de vista de la regulación de aparcamiento como desde el punto de vista de la seguridad y la formación de los conductores.

Por ejemplo, pide incluir conceptos como el de "conducción previsible" en la formación vial para que los motoristas aprendan a circular evitando riesgos innecesarios, regular y normativizar comportamientos y conductas que "se producen y se van a seguir produciendo" como el "filtrado" de motocicletas en situaciones de tráfico o la circulación por el arcén, cambiar el criterio de tributación de las motos a la relación entre peso y potencia en lugar de la cilindrada, o crear un IVA bonificado para elementos de seguridad como las chaquetas con espaldera, entre otras propuestas. "Prohibir la motocicleta nunca es la solución. Entender y gestionar su uso sí", ha incidido.

Repunte de víctimas en octubre

Por otra parte, el director de la DGT ha valorado el repunte de víctimas mortales en las carreteras que se ha producido este mes de octubre, después de que el puente del 12 de octubre se produjera un importante repunte del número de víctimas mortales en las carreteras españolas, cerca del doble que otros años.

Al menos 60 personas han fallecido en accidentes de tráfico en la primera quincena de octubre, 25 más que en el mismo periodo de 2016, cuando se contabilizaban 35 víctimas mortales, según datos provisionales de la Dirección General de Tráfico (DGT) referidos a accidentes mortales en vías interurbanas y a 24 horas. Esta cifra supone un aumento del 71,4%.

Para Serrano, "no hay ninguna explicación" adicional que justifique el incremento más allá de "conducir bajo los efectos del alcohol y las drogas, no llevar cinturón de seguridad, exceso de velocidad y distracciones". "No hay otras explicaciones", ha subrayado.

No obstante, señala que lo ocurrido en España tiene un paralelismo con otros países punteros en seguridad vial, entre los que ha señalado Países Bajos, Dinamarca, Suecia y Reino Unido, donde "se está produciendo una estabilización en el número de fallecidos, con leves repuntes y leves descensos".

"Cuando se alcanza unos niveles de excelencia en seguridad vial cada vez es más difícil reducir el número de fallecidos. Eso no quiere decir que no vayamos a seguir trabajando, haciendo reformas e invirtiendo para controlar esta tendencia y reducir el número de víctimas", ha asegurado.

Huelga de examinadores

Asimismo, en referencia a la huelga de examinadores que continúa de manera parcial desde el mes de junio, ha hecho hincapié en que pese a la "repercusión muy importante" que está teniendo la protesta, "no hay una parálisis en la realización de exámenes prácticos" mientras que los exámenes teóricos "se hacen con total normalidad".

"Se hacen miles de exámenes prácticos todos los días porque la huelga no es indefinida sino que funciona lunes, martes y miércoles con un seguimiento del 60%.El 40% restante trabajan con plena normalidad y jueves y viernes funciona el 100% de los examinadores", ha asegurado.

Además, ha criticado la "persistencia" en reclamar soluciones a la DGT para negociar una subida del salario de los examinadores cuando "a pesar de lo que se dice y de lo que se insiste no tiene ninguna competencia" para ello.

"Las competencias corresponden a otro ministerio y por lo tanto exigirle recurrentemente a la DGT que dé lo que no tiene no es una manera muy inteligente de enfocar este asunto", asegura.

Noticias relacionadas

next