X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 23 de septiembre y se habla de uepal CEV juanjo sellés benidorm SERIES HBO documental

en envíos de 20 hectómetros mensuales

El primer Tajo-Segura en casi un año llegará a tiempo de impulsar la campaña de verano

3/04/2018 - 

ALICANTE. Justo a tiempo para regar las cosechas de verano que se están plantando en estos momentos, fundamentalmente cítricos, frutales y cereales. La comisión de explotación del trasvase Tajo-Segura ha propuesto enviar un total de 60 hectómetros cúbicos desde los embalses de Entrepeñas y Buendía a la cuenca del Segura, que se distribuirían en envíos de 20 hectómetros mensuales entre abril y junio. Según han explicado a Alicante Plaza fuentes conocedoras de la decisión, esta recomendación debe ser ahora validada por la ministra de Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, pero nunca un ministro ha rechazado la propuesta de los técnicos que forman parte de este órgano.

Como ha venido contando este diario, los embalses de cabecera del Tajo rebasaron hace dos semanas el nivel mínimo que permite realizar trasvases al Segura, y que desde el 1 de enero de este año estaba establecido en 400 hectómetros. Según los últimos datos del Ministerio de Medio Ambiente, Entrepeñas y Buendía suman esta semana 470 hectómetros, lo que permitiría atender la recomendación de la comisión de explotación. Se trata del primer trasvase en casi un año (la última vez que se envió agua fue en mayo de 2017), y llegará justo a tiempo de impulsar la campaña de verano. 

En los últimos ejercicios, los agricultores del sur de Alicante optaron por reducir la superficie cultivada o incluso renunciar a determinados tipos de cultivos, por la incertidumbre sobre los caudales. La cosecha de verano en la provincia (el 50% de la cual se planta en la Vega Baja, la más dependiente del trasvase) está valorada en unos 400 millones de euros, aunque su valor antes de la crisis superaba los 600 millones de euros, según los datos de Asaja. De los campos que se riegan con agua del Tajo-Segura dependen 26.000 regantes de Alicante, 19 millones de árboles frutales, 57.000 hectáreas de cultivo, 18.500 empleos directos y 7.500 puestos de trabajo en otros sectores. El valor de las exportaciones de productos agrícolas y hortofrutícolas de la provincia supera los 950 millones de euros, lo que representa el 26% de las exportaciones alicantinas.

La posibilidad de que se envíe agua al Segura desde el Tajo ha generado un fuerte rechazo de los dirigentes políticos de Castilla-La Mancha, que piden elevar aún más, hasta 510 hectómetros, el umbral mínimo pactado en el memorándum del trasvase (que ya suponía casi doblar la 'barrera' histórica, de 240 hectómetros). Por el lado contrario, los agricultores alicantinos y murcianos, que hace poco protagonizaron una multitudinaria manifestación en Madrid para pedir agua, ven con optimismo el inicio de la primavera, después de nada menos que 11 meses sin recibir ni una gota del Tajo por estar el nivel de los embalses por debajo del citado umbral.

La Comisión se ha reunido este martes bajo la presidencia de la directora general del Agua del Ministerio, Liana Ardiles, y con representación de los regantes alicantinos. La propuesta contempla que el caudal se pueda regular a lo largo del trimestre en función de las necesidades de la cuenca receptora. En principio, unos 12 hectómetros de cada 20 irían destinados al regadío, y el resto se sumaría a los recursos de la Mancomunidad de Canales del Taibilla para abastecer a las 80 localidades que dependen de este organismo, incluida la capital alicantina.

Noticias relacionadas

next