X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el grupo 'mr mallo' culmina la integración de la firma alcoyana en su marca

El 'holding' belga VD Investment se hace con el 100% de la fábrica de 'marshmallows' de Alcoy

6/01/2018 - 

ALICANTE. El holding belga VD Investment (VDI), dedicado a la fabricación y distribución de dulces, se ha hecho con el 100% del capital de la empresa alcoyana Marshmallows International SL, heredera de Dulces Hispania y dedicada desde hace varios años a fabricar este tipo de caramelos (los masmelos o malvaviscos) que recuerdan a esponjas. El grupo belga ya tenía la mayoría accionarial de la empresa española desde el acuerdo de integración que cerraron en 2016, y ahora es dueña del 100% del capital, según refleja el Boletín Oficial del Registro Mercantil (Borme) de Alicante.

La empresa creada en 2006 a partir de Dulces Hispania y radicada en el polígono industrial de Cotes Baixes en la ciudad de los puentes alcanzó un acuerdo con la belga en junio de 2016, pero hasta el año pasado los accionistas locales mantenían una parte testimonial del capital. Ha sido esta inscripción en el Borme la que ha revelado que ahora la empresa alcoyana es completamente belga: el cambio de identidad del socio único, que ahora es VDI, comunicado al Registro. Desde que se cerró el acuerdo de compra, la belga Van Damme Confiserie y la alcoyana Marshmallows International, aunque mantienen sus identidades jurídicas diferenciadas, operan bajo la marca común 'Mr. Mallo'.

El grupo se completó este pasado año, cuando en el mes de junio el holding belga se hizo con la empresa Mellow Party, otra firma belga con 20 años de historia y especializada en la fabricación del mismo tipo de caramelos. En ese momento, fuentes de la compañía que dirige Luk Van Gelder destacaron que "el negocio combinado permitirá que la empresa continúe invirtiendo en calidad, en desarrollo de nuevos productos y en capacidad para cubrir las necesidades de nuestros clientes". A corto plazo, el grupo descartó el pasado verano nuevas adquisiciones, pero en el futuro "no se descartan nuevas operaciones", según indicaron entonces.

La empresa de Alcoy era conocida por ser la primera de la Comunitat que obtuvo, en 2008, la Certificación del Instituto Halal, que garantiza que el producto se elabore conforme la ley islámica. Marshmallow comenzó ese año a producir golosinas que cumplieran con dichos preceptos, y que se venden sobre todo en países árabes como Palestina, Marruecos, Jordania o Argelia, así como en algunas comunidades musulmanas de Francia. En lugar de usar como base de la gelatina la grasa de cerdo, se recurre a la de vaca. La elaboración de 'masmelos Halal' sigue siendo uno de los principales valores añadidos de la fábrica alcoyana.

En el ejercicio 2016 la empresa alcoyana facturó más de 7 millones de euros con sus caramelos, según las últimas cuentas anuales depositadas en el Registro. La planta, que da trabajo a unas 60 personas, produce masmelos de gelatina de cerdo y de vaca a gran escala, fundamentalmente para marca privada (es decir, para otras empresas que ponen luego su marca al producto y para marcas blancas de distribuidores), tanto con envoltorio individual como en cajas expositoras. El grupo, no obstante, distribuye también su propia marca, Mr. Mallo, que supone un 10% de las ventas.

Noticias relacionadas

next