X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

informe de coyuntura del primer trimestre de 2018

Informe Ineca: las empresas alicantinas ganan tamaño, pero son menos exportadoras

9/06/2018 - 

ALICANTE. La economía alicantina sigue una línea de mejora generalizada, pero no lo suficientemente intensa. Es la conclusión del informe de coyuntura del Instituto de Estudios Económicos de Alicante (Ineca) relativo al primer trimestre del año, que constata avances en la mayoría de variables analizadas, pero también preocupantes debilidades. La más llamativa, la caída del peso relativo de las exportaciones alicantinas en el conjunto de España.

En general, las variables relacionadas con la empresa y los trabajadores dan buenas noticias en el primer trimestre del año. La afiliación crece por encima del dato nacional y el paro registrado sigue bajando a ritmo constante, aunque el dato es aún demasiado alto, según el director de Estudios de Ineca, Francisco Llopis. Así, al cierre de marzo había 480.810 afiliados al Régimen General, y 128.030 en el de Autónomos. El incremento supera el 5% anual, por encima de la media nacional, y la provincia aporta el 3,5% de todos los cotizantes del país.

También ofrece buenas noticias la actividad mercantil: en el primer trimestre del año se han constituido 1.395 sociedades, un 5,7% menos que en el mismo periodo del año anterior (hay que "descontar el efecto Semana Santa", según Llopis), pero la provincia aporta el 5,5% del saldo neto del país (creadas menos disueltas). En cambio, las firmas ganan tamaño. Según explicó Llopis, en el primer trimestre de 2018 las empresas de la provincia tienen una media de 7,8 empleados, cuando hace tres años el dato no llegaba a los 7,2. Con todo, aún estamos lejos del dato nacional, que es de 10,2 empleados. "Crecemos muy lentos, y nuestro tejido está dominado por pymes y micro-pymes, hay que ganar tamaño", insistió el presidente de Ineca, Rafael Ballester.

La principal debilidad de la provincia, sorprendentemente, es el comercio exterior. Aún aceptando que productos fabricados en Alicante salen por otras aduanas, lo cierto es que la provincia aporta solo el 1,8% del total de las exportaciones nacionales, cuando en el año 2000 ese dato era del 3%. La tendencia, además, es negativa: en el primer trimestre el valor de las exportaciones ha caído un 2,5%, cuando en el conjunto del país ha crecido un 1,8%. "Somos muy dependientes del calzado, que aporta el 28% del valor", indica Llopis, "y eso es una fortaleza de nuestro tejido empresarial, pero al mismo tiempo estamos sometidos a los vaivenes típicos de este sector".

Las exportaciones de la provincia en el primer trimestre, así, suman 1.375 millones de euros (un 2,52% menos). El calzado y sus partes aportan más de 375 millones a esa suma, mientras que el sector hortofrutícola supone más de 210 millones. El aluminio, el tercer producto más exportado en el primer trimestre, aporta unos 70 millones de euros. En cambio, los productos que más incremento porcentual en el valor de sus exportaciones han experimentado en el primer trimestre de los últimos cinco años son el cobre y sus manufacturas (1.700%), los productos químicos inorgánicos (1.250%), y el corcho y sus manufacturas (400%). El calzado no aparece entre los diez primeros de este ránking.

Aunque no se consideren exportaciones, las ventas de vivienda a extranjeros siguen siendo uno de los puntos fuertes del sector exterior de la provincia. Al cierre de 2017, según los datos del informe de Ineca, los compradores foráneos habían adquirido inmuebles por valor de 704,5 millones de euros en la provincia, con un incremento del 22,4% respecto al ejercicio anterior. El dato alicantino supone el 19,8% del total estatal, un porcentaje muy parejo al del número de unidades (una de cada cinco compraventas se firma en Alicante).

5,5 millones de pernoctaciones

El turismo, aunque se aprecie cierta ralentización, sigue siendo la principal industria de la provincia. El informe de Ineca constata que en el primer trimestre del año se produjeron casi 5,5 millones de pernoctaciones en Alicante (sumando todas las modalidades de alojamiento), de las que dos tercios corresponden a extranjeros. Así, 1,3 millones de pernoctaciones se realizaron en hoteles (640.000 por españoles y casi 700.000 por extranjeros); casi 1,1 millones de pernoctaciones fueron en apartamentos turísticos reglados (900.000 de extranjeros); y 1,2 millones más en cámpings (1,1 por extranjeros).

El presidente de Ineca consideró que "las decisiones que adopten en los próximos meses el Gobierno central y el autonómico serán fundamentales", puesto que pueden "impulsar o lastrar" el crecimiento de la provincia. Rafael Ballester hizo especial hincapié en la digitalización, "especialmente necesaria en los sectores tradicionales", como una oportunidad de crecimiento. "La maquinaria productiva está trabajando a buen ritmo, pero el número de trabajadores no se acompaña con los salarios, que siguen siendo bajos" (un 21% inferiores a la media). 

Alicante "empieza 2018 con buenos registros, pero cierta inercia", lamentó el presidente del instituto, "no se pueden retrasar más las medidas de estímulo y la solución a problemas estructurales como el agua, además de dar un impulso a la innovación y reducir la burocracia". Asimismo, Ballester, que quiso dar un voto de confianza a un Gobierno que acaba de aterrizar, reclamó "un compromiso inversor real y continuado" a las administraciones.

Noticias relacionadas

next