X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

en el mismo edificio que hewlett packard

Hawkers traslada la sede de su grupo matriz al 'distrito de la innovación' de Barcelona

23/04/2017 - 

ALICANTE. La empresa ilicitana de gafas de sol Hawkers no para de expandirse. No solo en sus líneas de negocio, pues (como desveló en exclusiva Alicante Plaza) se prepara para vender también gafas graduadas, sino también en presencia. Aunque la base de operaciones de la emblemática firma fundada por cuatro jóvenes estudiantes seguirá en Elche Parque Empresarial, la firma ha decidido trasladar la sede de su grupo matriz, Saldum Ventures (rebautizado como Hawkers Group) al conocido como 'distrito de la innovación' en Barcelona.

De esta forma, al margen de Elche, la empresa de las gafas de sol que triunfan entre el target joven tendrá presencia en las dos grandes capitales de España: en Madrid a través de su primera tienda física, que como adelantó este diario abrirá sus puertas en verano junto a la emblemática Puerta del Sol en la calle Carretas, y en Barcelona con unas oficinas centrales donde se ubicará la sede de su matriz. Según han explicado fuentes conocedoras de la operación, dicha sede estará en un edificio del distrito 22@, en el barrio de Poble Nou, conocido popularmente como el 'distrito de la innovación'.

Hawkers ha alquilado unas oficinas con capacidad para unas 100 personas en el mismo edificio donde se encuentra la sede barcelonesa de la compañía norteamericana de hardware Hewlett Packard, entre otras. En este mismo distrito, impulsado por el Ayuntamiento de la Ciudad Condal en el año 2000 para promover la concentración estratégica de actividades intensivas en conocimiento, destaca la presencia de firmas como Amazon, Infojobs, la ya citada Hewlett Packard o la mismísima Microsoft. De esta forma, los ilicitanos se convierten en los últimos vecinos de esta suerte de 'Silicon Valley' catalán, antes del próximo desembarco de Spaces, que abrirá en breve su primer centro en España.

La decisión de trasladar parte de sus oficinas a Barcelona, que serán las primeras fuera de Elche, llega pocos meses después de que el inversor venezolano Alejandro Betancourt se convirtiese en el presidente del consejo de administración de Saldum Ventures-Hawkers Group, tras inyectar 50 millones de euros en la empresa a través del fondo O'Hara Financial, del que participaron también dos fundadores de Tuenti, Félix Ruiz y Hugo Arévalo (éste convertido en vicepresidente del consejo). De hecho, la decisión podría estar relacionada con las facilidades que ofrece la Ciudad Condal a estos inversores tanto para las conexiones con los principales centros de negocio internacionales, como en la propia ciudad. No en vano, las mayores compañías del mundo serán desde ahora vecinas de la ilicitana.

Al mismo tiempo, Hawkers ultima la apertura de su primera tienda física en Madrid, que servirá como experiencia piloto. La enseña de las gafas de sol ha encargado a la consultora valenciana CuldeSac el diseño de su primer local, donde venderá gafas de sol tanto normales como, presumiblemente, graduadas. En este sentido, tal como adelantó este diario, el grupo ha creado una nueva sociedad, Saldum Eyewear (participada al 100% por el grupo matriz), cuyo objeto social es la importación, exportación y distribución de "gafas de vista, graduadas, elementos para la corrección de la vista, lentes oftálmicos y cualquier producto complementario".

En cuanto a la tienda, si bien las gafas de Hawkers pueden obtenerse en los locales de Pull & Bear tras el acuerdo entre ambas firmas, será la primera tienda donde los consumidores podrán comprar los lentes de la enseña en el 'mundo real', dado que hasta ahora el negocio se había centrado en internet, tal como fue concebido hace tres años. Uno de los últimos 'fichajes' de la firma tras la entrada del capital extranjero fue precisamente Carlos Maíz, exdirectivo de Desigual, que llegó al grupo para capitanear el salto de la pantalla a la calle. Tras meses buscando el emplazamiento idóneo, finalmente se ha decantado por un local junto al icónico edificio de Correos de la Puerta del Sol, donde miles de españoles siguen cada Nochevieja las campanadas.

Noticias relacionadas

next