X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

proyecto para 11 viviendas en un inmueble que se proponía preservar

Hansa logra licencia para el edificio que puso a prueba el catálogo de protecciones un año después

11/06/2018 - 

ALICANTE. Fumata blanca para el proyecto que puso a prueba el blindaje del catálogo de protecciones en Alicante. La promotora Vientos del Mar Menor, filial de Hansa Urbana, acaba de lograr licencia de obra mayor para la construcción de un edificio de nueva planta en el solar de la avenida Benito Pérez Galdós esquina con José María Py, un año después de solicitar el permiso de demolición sobre el inmueble preexistente. Un año en sentido literal: la petición se presentó en junio de 2017 y se ha concedido ahora. 

En el momento en el que se tramitó esa solicitud, dicho edificio preexistente se encontraba en trámite de catalogación, al quedar incorporado en el listado de inmuebles a proteger con un grado de preservación parcial en el listado elaborado por los técnicos de la Concejalía de Urbanismo. La filial de Hansa registró la petición de licencia justo unos días después de que expirase la suspensión de licencias decretada por Urbanismo en 2015, precisamente con el propósito de blindar a los edificios que pudiesen ser susceptibles de protección frente a cualquier propuesta de demolición mientras se completaba el proceso de redacción de ese catálogo de protecciones. Esa suspensión de permisos tenía una vigencia de dos años: el plazo en el que se confiaba en tener aprobado dicho documento. 

Sin embargo, la Concejalía de Urbanismo acabó concediendo esa primera autorización de derribo para el inmueble de Perez Galdós el pasado mes de septiembre, a la vista de que la petición cumplía con los requisitos y que, por tanto, no se podía denegar la concesión de la autorización al tratarse de un acto reglado. Máxime, después de que la propuesta de catálogo de protecciones impulsada por la concejalía durante la etapa en la que recayó bajo la responsabilidad del líder de Guanyar, Miguel Ángel Pavón, no prosperó cuando se elevó a la consideración del pleno. Como informó este diario, el documento no logró los votos de la mayoría absoluta de los concejales de la corporación, al recabar el rechazo de los 8 concejales del PP, los cinco de Ciudadanos (Cs) y los dos de los concejales no adscritos, Fernando Sepulcre y Nerea Belmonte.


El proyecto sigue encallado desde entonces, tras el intento que trató de impulsar el Gobierno del PSOE en solitario, a partir de noviembre, para tratar de renegociarlo con el resto de grupos políticos. Con todo, esa tentativa no obtuvo ningún rédito, más allá de plantear la eliminación de los límites a la edificación en alturas para los edificios protegibles y la revisión del grado de protección del inmueble del antiguo Asilo de Benalúa. Ahora es el nuevo equipo de Gobierno del PP el que ha anunciado su intención de retomar la redacción y negociación de ese catálogo.  

Por lo pronto, el proyecto de la filial de Hansa que acaba de lograr la licencia comprende la construcción de 11 viviendas, local comercial en planta baja y dos sótanos para aparcamiento. La obra parte con un presupuesto de ejecución de más de 758.000 euros y un plazo de construcción de 18 meses. 

Noticias relacionadas

next