X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

la zapatera facturó 33,3 millones en 2015, un 8% más

Gioseppo dobla su beneficio hasta los 3,3 millones y destina 2,75 a sus dos sicavs

24/11/2016 - 

ALICANTE. La firma de calzado ilicitana Gioseppo S.L., propiedad de la familia Navarro Pertusa, incrementó su facturación un 8% en el ejercicio 2015, cuando cerró el año con un beneficio que dobla el obtenido el año anterior. Así se desprende del balance depositado en el Registro Mercantil, que refleja una cifra de negocio de 33.326.748 euros, frente a los 30.858.438 del ejercicio anterior. Es decir, un incremento del 7,99%, según se destaca en el informe de gestión.

La política de contención de gastos de la firma ilicitana, que durante varios años ha sido el patrocinador de la camiseta del Elche C.F. hasta que esta temporada la ha relevado TM Grupo Inmobiliario, permitió además que el beneficio en el resultado del año se disparase: si en 2014 Gioseppo cerró con un resultado positivo de 1.823.913 euros, en el último ejercicio el beneficio alcanzó los 3.373.193 euros (4 millones antes de impuestos). Es decir, prácticamente el doble.

El informe también recoge que, durante el ejercicio 2015, la sociedad destinó importantes recursos a las dos sicavs de las que participa en una posición dominante. Por un lado, para ampliar el capital de Nice Day Investment SICAV S.A. (en la que Gioseppo posee el 87,99% del capital tras dicha ampliación) con la aportación de 992.000 euros. Y por otro, para constituir la segunda sicav de la familia, Tabaya Inversiones SICAV S.A., mediante la aportación de 1,75 millones de euros que le otorgaban el 68,7% de participación.

De esta forma, Gioseppo destinó casi 2,74 millones de euros a nutrir de fondos sus dos sicavs, un vehículo de inversión habitual entre los grandes del sector del calzado (aunque el fundador de Panamá Jack, Antonio Vicente, ha liquidado las dos suyas, tal como desveló Alicante Plaza). La segunda sicav, no obstante, ha tenido que recibir nuevas aportaciones de capital durante 2016, dado que la normativa de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) exige que alcance, como mínimo, los 2,4 millones de euros. 

De hecho, a 30 de septiembre de 2016 el patrimonio de Tabaya Inversiones era de 2,451 millones, apenas por encima del límite legal. Esto explica que las inversiones de esta sociedad tengan un perfil defensivo, en fondos y renta fija, para no arriesgarse a perder patrimonio que obligase a nuevas aportaciones o arriesgarse a un cierre por la CNMV. 

Con todo, y a pesar de la inversión en las sicavs, la firma destinó 1,3 millones del beneficio obtenido en 2015 a reservas, y los otros dos millones a dividendos. Asimismo, Gioseppo ingresó en 2015 1,5 millones de euros de dividendo de su participada Shoeswedo S.L.U. La contención del gasto, cuyo "esfuerzo" se destaca en el informe de gestión, no ha impedido que la firma incremente la partida de gastos de personal, como consecuencia del incremento del negocio. Así, la plantilla pasó de 72 a 82 personas de media durante el ejercicio 2015, mientras la partida destinada a remuneraciones creció casi un 25% hasta 2,6 millones de euros.

En cuanto a la distribución de las ventas, se mantiene el peso específico de las exportaciones en el volumen de negocio de Gioseppo, e incluso se incrementa ligeramente. De esta forma, según la memoria, la zapatera ilicitana vendió 12,9 millones de euros fuera de España (la mayor parte de ellos, 10,2 millones, en mercados de la Unión Europea), lo que supone que el 38% de su facturación llegó desde el extranjero. En 2014 esa cifra fue de 10,9 millones de euros (sobre un total de 30,8 millones), es decir, un 35%.

Noticias relacionadas

next