X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

entrevista al DECANO COLEGIO ABOGADOS ALICANTE ICALI

“Soy partidario de la creación de la figura del Fiscal Instructor”

Tras cinco años como decano, más de 4.000 asociados y a punto de comenzar el gran proyecto de la nueva sede, Fernando Candela es un abogado con sentido de equipo y ha apostado por la modernización del Colegio y la formación. Es un profesional con criterios propios que expresa sin temor y un defensor de la figura del fiscal instructor. A título personal, está siendo parte en la defensa de casos como Brugal, Gürtel y la CAM

18/06/2017 - 

ALICANTE. En la actualidad, es Decano del Colegio de Abogados de Alicante, desde 2012 y lo será hasta 2019. También ocupa el puesto de vicepresidente del Consejo General de la Abogacía y presidente de la Comisión de Recursos y Dentología del CGAE. Desde 2014, asumió la presidencia de la Unión Profesional de Alicante que integra a 32 colegios profesionales. Tras una crisis dura y los duros momentos de enfrentamiento con el Consell por los impagos en el turno de oficios, parece haber encontrado junto a su equipo una cierta paz social. Es consciente de la mala imagen que tiene el ciudadano de la justicia por la lentitud que achaca a la falta indudable de medios materiales y humanos. Han encontrado en el nuevo Gobierno a buenos interlocutores y es un activo en la defensa de casos de corrupción como CAM, Brugal  y una rama del Gürtel. 

-¿Un balance de estos años al frente del decanato? 

-Han sido años de mucho trabajo, de mucha ilusión y esfuerzo que debo compartir con la Junta de Gobierno, porque hablamos de un equipo. El balance es positivo.

-¿Se han cumplido objetivos y cuáles quedan pendiente?

Uno de los objetivos de Candela era la formación gratuita. Ahora ICALI tiene el 90% de los cursos gratuitos

Prácticamente todos los que estaban en el programa se han cumplido. Como ejemplos destacados, nos propusimos que la formación fuera excelente y ahora somos el colegio de España que más formación esté dando. También que mayoritariamente fuera gratuita, un 90% de los cursos lo son. Damos un curso cada dos días prácticamente. Otro de los objetivos fue la dinamización de las secciones colegiales y esto nos está dando una gran capacidad. Ahora hay 21, entre las que se han creado como Nuevas Tecnologías, Defensa de Derecho de los Animales y Derechos Humanos con sus blogs propios. Además otro proyecto era que todos los abogados de ICALI tuvieran los mismos derechos que obligaciones y se ha resuelto con sedes físicas. Se abrieron las sedes de Benidorm, Dénia, Villena y Novelda. Por último, el uso de videostreaming, por el que apostamos y que se ha confirmado como una herramienta eficaz para trasladar conocimientos. Tenemos conferencias con 600/700  conectados.

-¿Cuál es el número de colegiados ahora y cómo ha sido la evolución desde la crisis en ICALI?

-Ahora estamos con 3.180 colegiados ejercientes y 1.500 colegiados no ejercientes. Desde la crisis, estamos en alza. No sé decirle número exacto de hace años, pero estaríamos alrededor de 3.000. Lo que sí sé es que, en las juntas, veo nuevas incorporaciones. En la última, hubo 20. 

-En este periodo de crisis, ¿cómo está el sector? ¿Tienen datos de los posibles despachos que cerraron durante la crisis?

-No tenemos datos, pero la profesión lo sigue pasando mal desde el primero al último. Todavía tiene que mejorar el mercado para llegar al nivel anterior a la crisis. Bien es cierto que, siempre he sostenido, que los abogados somos unos supervivientes del día a día. Vamos a capeando el temporal. Esperamos que empiece a verse la luz. Aunque esta provincia para la abogacía es interesante, porque hay mucho cliente rotativo. Yo decía que, durante el periodo más fuerte de la crisis, los abogados contribuimos a la paz social, porque estábamos trabajando un poco pro bono. Creo, honestamente, que hemos mantenido la imagen de la abogacía y aquí tengo que agradecerles a los compañeros el ejemplo que han dado. 

-¿Cómo ayudan a los colegiados en su relación con los juzgados? 

-Nos propusimos dinamizar la CRAJ que es la comisión con la administración de justicia y entonces los compañeros que tienen problemas con los juzgados. No sólo recepcionamos la queja, sino que la gestiona y muchísimas se han resuelto. 

¿Qué tipo de quejas son?

Lo habitual es un trato poco correcto por parte del juzgado, dilaciones injustificadas en los procedimientos. No entramos, para nada en la jurisdicción ordinaria, lo que sí podemos entrar es en estas cuestiones que son de quejas por parte de nuestros abogados. Nosotros hacemos una criba. 

Ustedes han apostado por la transformación tecnológica ¿cómo casa esa modernización con la actual situación de los juzgados? 

“Una de las cosas que he pedido a los políticos es que se le dé más relevancia al Tribunal de Marca Comunitaria”

-Trabajamos como podemos. Los juzgados están haciendo un esfuerzo por las nuevas tecnologías, pero es verdad, que no lo están consiguiendo. “Lex Net” es un verdadero problema y no dicho por mí, sino por integrantes del CGPJ, porque no está funcionando bien. Hay caídas del programa. Este sistema de operación no está aún ni en Alicante y Valencia, sí está en Elche, Villena ... Está prácticamente en toda la Comunidad. Luego, había dos plataformas – autonómica y del Ministerio-  y se quedó con la estatal. Estamos intentando desde la abogacía, hemos pedido que se incorporen prestaciones que teníamos en la autonómica y hemos perdido. 

Como por ejemplo …

El Call Center, una centralita. Lo que hemos dicho a los servicios del Colegio, es que ayuden a los colegiados que tengan problemas para conectar. Estamos supliendo ese fallo.

-Hay un elemento que me gustaría que valorara como decano, ¿en qué medida la EUIPO ha ayuda al ejercicio de la abogacía en Alicante y cómo son las relaciones? 

-Las relaciones son magníficas. Tenemos una sección de Propiedad Intelectual y un master. A nivel de despachos, vinieron grandes despachos que se nutren de colegiados alicantinos. 

¿Somos referentes en este sentido? 

Creo que Alicante es la única ciudad que sale en las normas porque tienen que hablar del Tribunal de Marca de Alicante. Una de las cosas que les he pedido a los políticos es que se le diera más relevancia al Tribunal de Marca Comunitaria, porque es único para toda Europa y es casi invisible. Hubo un intento de dotarlo de sede propia. 

-¿Cómo está la situación del Turno de Oficio?

“Hay una gran carga de trabajo en lo penal de Alicante lo que les obliga a señalar para 2019 y están con procedimientos de 2014 o 2015”

Debo de reconocer el Colegio de Alicante ha sido un paladín en la defensa del Turno de Oficio, por dos razones: porque considero que es de estricta justicia que los abogados cobren adecuadamente por el trabajo que desarrollan y en segundo lugar, porque creo que el alma de la abogacía institucional está radicada en el turno de oficio. En su momento, nos encontramos con una situación de un recorte de hasta el 39% de las percepciones y tuvimos que adoptar medidas de presión, que a nadie gustan. Pero es una cuestión de respeto y de voluntad política. Los costes del turno de oficio en la Comunidad Valenciana son unos costes totalmente asumibles por parte de la administración.

-¿De cuánto hablamos?

Podemos estar hablando de cinco millones de euros trimestrales en toda la Comunidad. Estamos hablando de uno de los dos servicios fundamentales –urgencias médicas y asistencia jurídica. Nosotros asumimos que es un derecho fundamental y las administraciones tienen que asumirlo.

-¿Cómo son las relaciones con la actual Conselleria de Justicia y consellera?

La nueva Conselleria, con nuestros problemas de siempre, tiene mejor consideración con el turno de oficio y otra voluntad política. Las cosas han mejorado, no todo lo que tendría que haberlo hecho, pero sí sensiblemente. En cuanto a la Consellera es una persona abierta y dialogante. Todos los temas que hemos tenido lo hemos hablado, aunque haya discrepancias. 

-¿Hay retrasos?

-Sí, los hay puntuales, pero ante la reclamación del Consejo Valenciano, la Conselleria lo tiene en cuenta y se percibe que hay una voluntad política de pagar por parte de todos. Se va pagando. 

-¿Cómo está la situación en los juzgados? ¿Dónde situaría las urgencias?

Hacen falta medios materiales y humanos en todos los partidos judiciales. Luego hay circunscripciones donde se funciona mejor, pero no es una cuestión de calidad sino de tiempo, porque hay demoras. Hay una gran carga de trabajo en lo penal de Alicante, lo que les obliga a señalar para 2019 y están señalando procedimientos a lo mejor de 2014 

o 2015. Algunos juzgados como por ejemplo, Novelda debería contar con un Juzgado Nº4, al igual que Elda, un refuerzo para los juzgados penales de Alicante y de Villajoyosa y creo que la creación de un nuevo Juzgado de Instrucción en esta ciudad, por citarle algunos. Deberíamos tener cuidado con estos temas, porque la percepción que tiene el ciudadano es mala ante los retrasos. 

Para cerrar dos opiniones personales, ¿Cómo ha visto todo lo ocurrido con el fiscal jefe Anticorrupción Manuel Moix? 

-Lo he visto por la prensa. Creo que los fiscales deben ser independientes, cuanto más independiente mejor

-¿Qué opinión tiene entonces de la Fiscalía?

“Soy un defensor a ultranza de la igualdad de armas en el procedimiento – fiscalía y defensa”

Soy partidario de la creación de la figura del Fiscal Instructor, aunque sé que algunos compañeros la discuten. Ahora mismo ya se está dando que el juez instructor está dando una instrucción y no puede manejarla. Estaría más seguro si instruyera la fiscalía, la Policía estuviera con la Fiscalía, la defensa con la defensa y que hubiera un juez de garantías. No que ocurra que cuando llegue una denuncia o querella penal, dada la carga de trabajo, esa querella se admita. Entonces, entras en un proceso de investigado, antes imputado. Prefiero que instruya la Fiscalía y que luego vea si tiene o no tiene caso y si lo tiene lo presente ya instruido, así el juez ya decidirá como juez de garantías. Soy un defensor a ultranza de la igualdad de armas en el procedimiento – fiscalía y defensa. 

-En Alicante, tenemos en danza unos cuantos casos de corrupción que se están dilatando en el tiempo, ¿cree que los ciudadanos lo podemos entender?

-Le puedo decir que la dilación no es buena para nadie. Ni para el tribunal que juzga, ni para el juzgado que instruye, ni para el ciudadano que está inmerso en una causa, porque su peregrinaje por la instrucción no es bueno. El ciudadano que se ve inmerso en esta causa quiere que se le absuelva. Si no se puede señalar con más rapidez será, como le he dicho, por falta de medios materiales o humanos. 

-Pero, ¿normalmente se apunta a que son los abogados defensores quienes provocan esas dilaciones? 

“Si analizamos con rigor muchos de los casos en los medios, no es exraño que terminen en sentencias absolutorias o archivos porque no hay hechos”

-Que va, en absoluto. Nunca, que yo conozca, en los asuntos que he tenido ocasión de participar, nunca ha habido una intención de dilación por parte de las defensas. Eso nunca. A la defensa le interesa que llegue el juicio, pero que lo haga con garantías para su defendido. Lo que no puede ser es que se juzguen rápidamente y como sea y al precio que sea. Cualquier abogado defensor hubiera querido que el juicio se hubiera celebrado antes porque su cliente, en estos casos, hubiera acortado ese peregrinaje que no es cómodo, donde ya prácticamente estás mediáticamente condenado y así lo arrastras durante años. No es que el ciudadano se plantee es inocente.

-¿Cuál es entonces su opinión o percepción sobre la corrupción? ¿Cuál debe ser el papel del abogado?

-El abogado defender. Lo que está claro es que en España existe un criterio pendular, lo mismo estamos en el blanco que estamos en el negro. Hay muchos casos de los que han trascendido a la prensa que no debieran haber sido tales casos, porque no veo que los hechos que sustentan esos casos sean constitutivos de delitos. Lo que es evidente es que ahora todo se lleva a la jurisdicción penal. Si un gestor se equivocaba en una cosa, antes se llevaba al contencioso, ahora no, con lo cual todos esos casos aparecen en la prensa y se crea una sensación de una provincia donde la corrupción está muy presente y no es así. Si analizamos con rigor muchos de los casos en los medios, al final no es de extrañar que se produzcan sentencias absolutorias o archivos porque no hay hechos, base. 

-¿Entonces es partidario de que se acorten las instrucciones?

-No, creo que la instrucción deba durar lo que deba durar. No creo que nadie la dilate por gusto. 

Noticias relacionadas

next