X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 11 de diciembre y se habla de ayuntamiento de elche PATIDO POPULAR ELX pla estratégic ensenyament

todas sus empresas encadenaban varios años en negativo

El yerno de la viuda de Sala necesitó 850.000 euros en 2014 para tapar las pérdidas en Novocar

3/03/2017 - 

ALICANTE. El yerno de Carmen Martínez, viuda del expresidente de CAM Vicente Sala y detenido por su asesinato de dos disparos el pasado 9 de diciembre, gestiona un conglomerado de empresas que llevan varios años en números rojos. Miguel López, gerente de Novocar Centro del Automóvil S.L. (el concesionario donde asesinaron a Carmen Martínez) y administrador de otras cuatro empresas vinculadas, incluso necesitó inyectar 849.000 euros en el patrimonio de la firma para evitar que la reserva obligatoria a la que se destinan los beneficios desapareciese como consecuencia de la acumulación de pérdidas.

La operación para compensar pérdidas se llevó a cabo entre los años 2013 y 2014, según las cuentas de esos dos ejercicios depositadas en el Registro Mercantil. En las mismas fechas en las que Novocar, que entonces aún se llamaba Samar Móvil S.L. (usando las siglas de la empresa matriz del imperio familiar de los Sala Martínez), vendió el 100% de su participación en Tuwyncar Sport S.L.U. (el concesionario Porsche en Alicante) a la sociedad Metromedia Inversiones S.L., del empresario Perfecto Palacio

Tanto esta sociedad como el resto cerraron con pérdidas ese ejercicio, el anterior y los siguientes, según las cuentas. Se trata de SolMar Selec S.L.U., dedicada al alquiler de vehículos y adquirida por la familia Sala cuando entró en concurso de acreedores en 2011, Novocar Sport S.L.U., y Hersa Motor S.A. (antiguo concesionario de Honda, hoy extinguida tras pasar la concesión a otra empresa). En el ejercicio 2013, justo el de la venta del concesionario Porsche, Novocar Centro del Automóvil S.L. logró al fin beneficios, pese a que sus ventas cayeron a la décima parte (de más de 3 millones de euros en 2012 a 392.000 euros en 2014). Así, el beneficio no fue consecuencia de la mejora del negocio, sino debido al ingreso de más de un millón de euros anotado como "otros ingresos financieros". El resultado de explotación de ese año, según las cuentas formuladas por el administrador (el propio López), era de hecho negativo, con -237.467 euros.

De ese ingreso financiero de más de un millón de euros, 849.000 fueron a compensar las pérdidas de ejercicios anteriores, y el resto del beneficio de 2013 a engrosar tanto la reserva legal como la voluntaria de la sociedad. Pero la tendencia negativa del negocio de Miguel López no se revirtió. Las cuentas de los años siguientes (el último balance depositado en el Registro Mercantil es el de 2015, cuyas cuentas se aprobaron en junio del pasado año) constatan que los números rojos se mantuvieron como una constante.

Así, tras ese momentáneo beneficio "financiero" que sirvió para tapar el agujero de Novocar, el concesionario volvió a arrojar pérdidas (con un volumen de ventas, además, muy inferior al que obtenía antes de desprenderse de Tuwyncar) los dos años siguientes: -58.791 euros en 2014, y otros -258.746 euros en 2015, el último año con las cuentas aprobadas y depositadas en el Registro. SolMar Selec S.L.U., Hersa Motor S.A. y Novocar Sports S.L.U también han seguido arrojando números rojos, según el balance, especialmente la empresa de coches de alquiler, que estaba en quiebra antes de que la familia Sala Martínez la añadiese a su holding empresarial. Así, SolMar perdió 1,32 millones de euros en 2014 y 784.000 euros en 2015, más de 2 millones de euros de agujero en dos años.

Pagaba el alquiler del concesionario a su suegra 

El análisis de las cuentas de Novocar desvela otra circunstancia llamativa. El administrador de la sociedad recoge, entre las operaciones con sociedades vinculadas, el pago de un alquiler a la Compañía Española de Resinas S.L., la sociedad patrimonial que gestionaba los activos inmobiliarios de la familia, y al frente de la cual se encontraba hasta el día de su asesinato Carmen Martínez. El alquiler, además, se disparó entre 2014 y 2015: en el primer ejercicio Novocar pagaba 17.669 euros de alquiler a la sociedad de Carmen Martínez; al año siguiente aumentó exponencialmente hasta los 66.639 euros.

López fue detenido el pasado 8 de febrero como principal sospechoso de la muerte de su suegra, en el concesionario que regentaba. La principal tesis que baraja la Policía para el móvil del crimen es precisamente la económica, combinada con las malas relaciones que existían entre el 'bando' de la familia que representaban la víctima y su hijo varón, Vicente Sala Martínez, y el que integraban sus tres hermanas, Antonia, María del Mar y Fuensanta (con la que está casado el detenido). El abogado de Miguel López ha pedido su puesta en libertad al considerar que el informe policial contra su defendido se apoya en meras conjeturas, pero la Fiscalía se ha opuesto por entender que hay riesgo de fuga.

Este viernes continúan las declaraciones de testigos en los juzgados, después de que la pasada semana comparecieran Vicente Sala junior, su hermana Antonia Sala, su tía (la hermana de la víctima, Antonia Martínez) y varios empleados del concesionario. 

Noticias relacionadas

next