X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

el 20 de mayo en alicante

El Spring Festival espera llegar a los 10.000 asistentes en la edición de 2017

6/05/2017 - 

ALICANTE. El viernes se presentó en el Ayuntamiento de Alicante la nueva edición del Spring Festival, que será ya la novena. Para ello estuvieron Tomás Lozano por parte del evento musical, Daniel Simón, concejal de cultura y Fernando Marcos, concejal de movilidad, accesibilidad y seguridad. De esta edición de 2017 Lozano espera que salga “como mínimo como el año pasado”, al indicar que apenas hubo incidentes ni quejas, como corroboró el edil de seguridad Fernando Marcos, gracias al buen plan de seguridad y al dispositivo habilitado. Un dato importante ya que los hoteles del puerto, donde tiene lugar el festival, habían mostrado su inquietud por las molestias que este pudiera ocasionar. 

Este año el festival ha subido un peldaño en calidad con respecto a ediciones anteriores, reduciendo ahora la cantidad de actuaciones pero apostando por nombres más potentes. De hecho, en el Stage 1 los cabezas de cartel claros serán Love of Lesbian, uno de los nombres indiscutibles de pop rock español, que llevan ya varios años petando cada actuación y tocando en prácticamente todos esos festivales patrios de verano que apuestan por ese sonido del indie mainstream. Junto a ellos habrá otras apuestas interesantes como la de Fuel Fandango con esa mezcla entre pop, sintes y arrebatos andaluces y la irresistible propuesta del valenciano Amatria con teclados, pop colorido y estribillos con mucho gancho, entre otras.

La otra apuesta fuerte de este año es la del Stage Space on tour, donde tendrá presencia electrónica de calidad tanto española como internacional. En este sentido, el claro nombre fuerte es el de John Digweed, uno de los djs veteranos ingleses especialista en sibaritas sets de tech house. Junto a él, el otro cabeza de cartel es el español Coyu, uno de los productores de house españoles con mayor proyección internacional. Pero la apuesta ibicenca no vendrá sólo con los nombres auspiciados por la mítica y recientemente cerrada sala Space, por parte de Pachá también estará B Jones, además de otros nombres conocidos como el español Javi Bora y sus fiestas en elrow o el veterano Gonzalo Menoyo, de los veteranos de la electrónica levantina. Estas son las novedades que se espera que hagan atraer al menos a 10.000 personas, la cifra que se rozó el año pasado. 

Por su parte, el edil de cultura apuntó que la vuelta del Spring Festival a Alicante “es la prueba del cambio cultural que ha venido con el nuevo equipo de gobierno”, y continuó apostillando que “Alicante ahora es una ciudad que acoge los festivales y que no los expulsa”, e hizo mención a cuando el hoy Low Festival de Benidorm empezó su andadura en Alicante con grupos como The Horrors. Al año siguiente se mudaron a la población de los rascacielos. En este sentido, Simón aseveró que desde la concejalía se apuesta también por la cultura como motor económico. También que este año se tuvo una reunión de coordinación para que esos festivales que ahora tienen lugar —“en 2015 no había ninguno en Alicante”, apuntaba—, no coincidieran en fechas: Eat My Soul, Vegan Fest, Alacant Desperta… y comentó que desde el consistorio se sigue trabajando con la concejalía de patrimonio para habilitar un recinto estable de festivales.

Asimismo, como ya se anunció, y aunque no aparecen en el cartel, tocarán las cinco bandas finalistas del concurso de maquetas organizado por la Escuela de Rock de la UMH. En total, 24 bandas de las que se hará una preselección para que diez toquen diez en la Sala Babel. De ahí saldrán las finalistas que actuarán en el festival, aún por determinar en qué escenario y a qué hora. Además, como informó Simón, las bandas estarán remuneradas, ya que “la profesionalización de la cultura” es también uno de sus objetivos. No será de todas formas la única apuesta para promocionar a las formaciones  de la provincia, ya que para eso está también el Stage 3 con artistas locales. 

Por último, se espera que el impacto económico del festival sea de al menos un millón de euros, y de vistas al futuro, Tomás Lozano espera que para la próxima edición se pueda tener un Spring Festival de dos o tres días.

next