X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 18 de febrero y se habla de RIBERA SALUD IVO CONSUM SERIES TELEVISIÓN

propuesta de acuerdo en un consejo de administración extraordinario

El Puerto asume ahora las naves cerradas para los graneles y anuncia un concurso para construirlas

23/01/2018 - 

ALICANTE. La Autoridad Portuaria rompe su silencio en el conflicto de los graneles, tras un duro auto del Tribunal Superior de Justicia (TSJCV) que ratifica la orden de suspensión de la operativa decretada por la Conselleria de Medio Ambiente. Lo hace a través de la convocatoria de un consejo de administración de carácter extraordinario, previsto para este mismo viernes, en el que se pretende acordar la convocatoria de un concurso para la construcción de naves cerradas en depresión para el desarrollo de esa actividad.

En realidad, no se trata de una iniciativa novedosa: la propia autorización ambiental de emisiones a la atmósfera concedida por el mismo departamento autonómico en noviembre de 2016 ya obligaba a la Autoridad Portuaria a iniciar los trámites necesarios para construir esas instalaciones. Esa imposición quedaba justificada con el propósito de que ese trabajo previo estuviese ya ejecutado en el momento en el que se tuviese que evaluar si la primera batería de medidas correctoras (la instalación de muros pantalla, de sistemas de difusión de agua y de lavado de camiones, además de la colocación de cuatro estaciones de medición de la calidad del aire, entre otras) resultaba suficiente para mantener esa autorización en vigor. En caso contrario, la Autoridad Portuaria quedaba forzada de manera automática a construir esas naves. 

Según el orden del día del consejo de administración, el viernes se informará sobre los plazos aproximados para la convocatoria del concurso

La cuestión es que el momento en el que debe producirse esa evaluación ha llegado: según fuentes del Consell, será entre los meses de marzo y abril de este año. Y además, se da la circunstancia de que, en este momento, esa autorización ya ha perdido eficacia, después de que los servicios de inspección de la Generalitat advirtiesen de la comisión de la infracción que precipitó la paralización de la actividad: un exceso de acopios, por encima de la altura de los muros pantalla. 

Con esa limitación, la Autoridad Portuaria se ha visto forzada a tomar la determinación de buscar una salida. La propuesta que su presidente, Juan Antonio Gisbert, prevé poner sobre la mesa del consejo este viernes -que, según las fuentes consultadas, se habría estudiado y negociado durante varios meses- es la convocatoria de un concurso para sacar a concesión la construcción de una nueva terminal de graneles que incorpore esas naves cerradas en depresión. En la reunión del consejo, en principio, se dará información sobre los plazos aproximados para la convocatoria de esa convocatoria pública. 

Las valoraciones políticas

El portavoz municipal de Compromís, Natxo Bellido, ha considerado que la convocatoria de "ese futuro concurso para la construcción de las naves en depresión" es "una gran noticia para la ciudad". "Creemos que es el camino, y también lo cree la Conselleria de Medio Ambiente, para grantizar lo que siempre hemos dicho que debería ser compatible: el respeto del medio ambiente y de la salud con la actividad económica del Puerto", ha dicho. "Es positivo para el Puerto y es positivo para los vecinos", ha enfatizado. "Es la dirección que hemos marcado desde Compromís, que es pasar de una ciudad sin ley, a una ciudad ordenada", ha concluido.

Noticias relacionadas

next