X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

contactos en busca de la mayoría absoluta para investir a eva montesinos  

El PSPV toma la iniciativa sobre el relevo de Echávarri

El secretario de Organización del PSPV, José Muñoz, abre las negociaciones en Alicante con una primera cita con la exedil de Guanyar, Nerea Belmonte

15/03/2018 - 

ALICANTE. La cúpula regional del PSPV asume las riendas e impulsa ya la búsqueda de los quince votos que resultan necesarios para favorecer la investidura de Eva Montesinos como nueva alcaldesa de Alicante, cuando se dicte un auto de apertura de juicio oral firme contra el actual primer edil, Gabriel Echávarri, que pueda activar su posible dimisión. Esa es la hoja de ruta que, por el momento, le ha permitido ganar tiempo sin necesidad de abandonar el cargo.

La búsqueda de esos votos corre a cargo del mismo secretario de Organización del PSPV, José Muñoz. Según pudo confirmar Alicante Plaza, el número 3 de los socialistas valencianos se desplazó este miércoles a Alicante para abrir formalmente la ronda de contactos con los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento. Esos tanteos se iniciaron con la edil que podría resultar clave para recabar mayoría absoluta en el momento de la votación: la exconcejal de Guanyar y edil no adscrita, Nerea Belmonte. A priori, por afinidad ideológica, su apoyo podría ser más fácil que el del exconcejal de Ciudadanos (Cs), Fernando Sepulcre, o de alguno de los cinco ediles de Cs. Y sería determinante si se da por sentado el previsible respaldo de los exsocios de Gobierno del PSOE, Guanyar y Compromís, que ya han manifestado abiertamente que en ningún caso van a permitir que la Alcaldía de Alicante pase a manos del PP.

El encuentro entre Muñoz y Belmonte fue tan sólo un primer acercamiento. Según las fuentes consultadas, no hubo ninguna oferta ni petición concreta. Simplemente sirvió para abrir una vía de comunicación directa y para expresar la voluntad mutua de que ese canal siga disponible en lo sucesivo. Como ha venido contando este diario, Belmonte ya señaló el lunes que estaba dispuesta a escuchar y que, en el caso de que Echávarri dimitiese, necesitaría conocer en qué consistiría el nuevo proyecto político por el que apostaría su sustituto o sustituta antes de poder decidir el sentido de su voto.

En principio, no trascendió que se hubiese producido ningún otro contacto con el resto de grupos de la oposición, aunque, como viene informando este diario, la prioridad del PSPV es, precisamente, buscar el respaldo de Guanyar y Compromís, las dos fuerzas de corte progresista con las que podría existir mayores posibilidades de entendimiento. Eso sí, eso no implica que esté descartada la opción de negociar con Cs.

La implicación directa de Muñoz en las negociaciones -sobre las que Echávarri había reivindicado autonomía para Alicante- quedaría justificada en dos circunstancias concretas. La primera, que la agrupación local del PSOE que todavía dirige Echávarri como secretario general, con el respaldo del sector alineado en torno al exsenador Ángel Franco, estarían focalizando su acción en este momento en el proceso de renovación de su propia ejecutiva. La asamblea está convocada para el próximo 24 de marzo. La circunstancias han querido que la hipotética salida de Echávarri de la Alcaldía y del partido coincidan.En ese contexto, el todavía ha alcalde ha tenido que ceder la secretaría general de la agrupación, como gesto ante el PSPV, y al mismo tiempo, proponer un candidato: primero lo fue con el nombre de su número dos, Eva Montesinos, y ahora con Miguel Millana, siempre con el aval de Ángel Franco. Con el nombre de Millana se da el proceso interno por encauzado y a la espera de enfrentarse al rival sanchista, José Miguel González Moreno

Como hasta ahora, el proceder de Echávarri y su entorno sigue siendo el de ir afrontando y superando etapas y se mantiene que la elección de la ejecutiva es más inmediata que el relevo en la Alcaldía y la investidura de Montesinos. Es más, la resolución de ese proceso podría tener efectos en los términos de la sucesión.

La segunda circunstancia que habría motivado la intervención de Muñoz es que la cúpula autonómica está decidida a participar en un proceso que debe despejar sin demoras la gobernabilidad de la segunda ciudad de la Comunitat, además de segunda plaza de mayor peso demográfico con Alcaldía socialista, después de Sevilla. En otras palabras, la cúpula del PSPV no quiere que el proceso de búsqueda de apoyos se eternice. El martes, fuentes del PSPV ya precisaron que se permanecería vigilante para que Echávarri cumpliese su compromiso. Y dos días después, lo cierto es que, desde Alicante, no se había dado ningún paso para abrir el diálogo con el resto de grupos políticos. Curiosamente, quienes sí iniciaron preparativos de una posible negociación fueron Guanyar y Compromís, pese a no haber recibido ninguna llamada ni propuesta concreta.

Guanyar, favorable a la investidura

En el caso de la plataforma electoral que encabeza EU, la reflexión política que se alcanzó este miércoles fue la de apoyar la posible investidura de un candidato socialista que sustituya a Echávarri, de modo que se aparte de la Alcaldía y que el poder no vuelva a manos del PP. En el transcurso de un encuentro entre los componentes de la mesa de coordinación y los ediles del grupo municipal, la conclusión a la que se llegó es que antes de apoyar a un candidato concreto, lo trascendente será conocer con qué objetivo. El para qué antes que el quién. De ahí que se acordase redactar un documento de proyectos que deberían impulsarse y que podrían materializarse antes de que finalizase el mandato como base de una hipotética negociación. En ese documento debería incorporarse la aprobación de un catálogo de protecciones, la redacción del Plan General Estructural, el nuevo Reglamento de Participación Ciudadana y la reforma del Reglamento Orgánico del Pleno, entre otros puntos, según precisaron fuentes de la mesa de Coordinación y el portavoz municipal, Miguel Ángel Pavón. Guanyar, además, estaría abierta a cualquier propuesta para volver a tomar responsabilidades de gobierno, pero en primer lugar, trataría de negociar solo su apoyo a la investidura.

El consejo político de EU avaló ese mismo planteamiento que, como señaló su nuevo coordinador local, Luis Fernando Sevilla, en todo caso debería ser aprobado por la asamblea de Guanyar. En ambos foros, la reunión interna de Guanyar y el consejo político de EU, hubo confluencia, sin discrepancias ni posiciones discordantes, según las fuentes consultadas.

Compromís urge la dimisión       

La ejecutiva local de Compromís también movió ficha y aprobó este miércoles una nueva resolución, similar a la elaborada por su dirección autonómica este martes, en la que se vuelve a insistir en la necesidad de que Echávarri presente su dimisión "lo más pronto posible" para facilitar que se pueda "superar la actual crisis institucional en la cual se encuentra inmerso desde hace meses el Gobierno del Ayuntamiento de Alicante". 

"Compromís urge al PSPV-PSOE a que asuma su responsabilidad en la resolución de esta grave crisis, e inste al señor Echávarri a no retrasar por más tiempo su dimisión, y se ponga a trabajar y a reconducir la crisis que ellos mismos han generado, a través de la búsqueda de la mayoría necesaria para conseguir una nueva investidura de un nuevo alcalde o alcaldesa progresista", añade la resolución. 

Para Compromís, la situación de "anormalidad institucional se ha alargado demasiado tiempo, y no se puede demorar que esta ciudad vuelva a tener un nuevo alcalde o alcaldesa progresista, lo cual por muchos motivos, no únicamente el judiciales, no puede recaer en la persona del señor Echávarri", incide el texto. "Por eso, nuestra coalición, de forma coherente con nuestro compromiso con la responsabilidad y fortalecimiento de la gobernabilidad, se situará en la búsqueda de soluciones, y colaborará para que pueda haber nueva investidura que garantice un gobierno progresista", concluye. 

La resolución no concreta si en ese futuro gobierno se debería contar con los tres ediles de Compromís, aunque todo parece apuntar que los nacionalistas estarían dispuestos a negociar esa incorporación, más allá de un acuerdo de investidura. Lo cierto es que, en todo caso, esa decisión también debería contar con el beneplácito de la militancia. Y según las fuentes consultadas, en el seno de la coalición habrían opiniones divergentes.          

Noticias relacionadas

next