X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información

tendrán que conseguir 13 apoyos para presentarla

El PP de Benidorm no convence al PSOE: persisten en las 48 horas para evitar la moción de censura

20/06/2018 - 

BENIDORM. Si hay algo de lo que es especialista Benidorm además de playa, turismo y sol, es en mociones de censura. Eduardo Zaplana y Agustín Navarro accedieron a la alcaldía de la ciudad con esta fórmula que permite la democracia, eso sí, gracias al voto de un tránsfuga, de momento, una para cada partido: PP y PSOE. Pero la sentencia de la pieza separa de la trama Gürtel que ha echado del gobierno a Mariano Rajoy, está teniendo consecuencias casi similares en Benidorm y podría desempatar con una moción de censura más auspiciada por los socialistas.

El PSOE local dio este martes 48 horas para que los populares manifestaran las explicaciones pertinentes relativas al acto que se celebró en Benidorm en 2008 y que recoge la sentencia como uno de los eventos de campaña que se habrían financiado con la Caja B del partido.

De este modo, el PSOE local se la devuelve al gobierno local, que salió en rueda de prensa cuando salió a propósito de las investigaciones que se están llevando a cabo con la contratación de los opinómetros en la ciudad cuando gobernaba Navarro, por un presunto caso de financiación irregular del PSPV-PSOE en las campañas electorales de 2007 y 2011, según consta en el auto. 

Pocos minutos después de que la noticia sobre la advertencia del PSOE apareciera en la prensa este martes, el alcalde de Benidorm, Toni Pérez, enviaba un comunicado en el que negaba todo tipo de acusaciones y decía que eran falsedades provocadas por la desesperación del portavoz del PSOE, Rubén Martínez.

La crónica del este martes siguió por la tarde, cuando en declaraciones a este diario, Martínez reconoció que estas palabras del primer edil no convencían al grupo y por tanto, seguirían dando las 48 horas pertinentes para que el PP puedan demostrar antes del viernes que no tiene nada que ver, con facturas y otras evidencias. 

Si no es así, los socialistas abrirán un periodo de encuentros en el que se reunirán con la oposición para conseguir los apoyos necesarios con el que permitan presentar la moción de censura. Es decir, 13 firmas de concejales de la corporación local. El mismo número que necesitará para echar del gobierno local al PP, un año antes de las elecciones municipales, algo que permitiría la ley desde 2015, según explicó Martínez.

Parte de la oposición de Benidorm. Foto: PEPE OLIVARES.

Ciudadanos, de nuevo tiene la llave de la alcaldía

En este juego entre los partidos tradicionales tiene un papel importante Ciudadanos. PSOE tiene 7 concejales, mientras que el bipartito formado por el PP y CBM suman 10. Los otros 13 necesarios para el PSOE tendrán que salir de la oposición siendo sí o sí necesario el apoyo de Ciudadanos, con tres concejales.

Las sensaciones del PSOE este martes no eran malas, ya que decían haber visto al resto de la oposición preocupada con dicha sentencia. No obstante, tanto Ciudadanos, como Compromís y Liberales mostraron a este diario estar a la espera de las explicaciones del PP así como a la revisión de la documentación para saber qué hacer en caso de que se plantee de verdad la moción de censura.

En el caso del portavoz de Compromís-Los Verdes, Josep Bigorra, dijo no cerrar la puerta a todas las consecuencias que tengan que tomar. La líder de Liberales, Gema Amor, se mostró crítica con Toni Pérez, del que dijo ser el "brazo armado" de Manuel Pérez Fenoll. Asimismo, negó tener nada que ver con dicho acto –en ese momento era la presidenta de la ejecutiva local del PP– y recordó que en su momento se mostró en contra de dicho acto porque no se les había invitado ni tenían constancia de que se iba a celebrar. "Confío en que se aclaren las cosas, pero con la compañía que tenían, una se pone a temblar. Por la información que tengo, parece grave", concluyó Amor.

El alcalde de Benidorm, Toni Pérez, en Alcaldía. Foto: PEPE OLIVARES.

¿Qué reclama el PSOE?

Como se decía, el PSOE de Benidorm reclama que el PP demuestre que la financiación del acto en cuestión fue legal. El evento fue convocado por el PPCV y el gabinete de prensa del Ayuntamiento el 28 de noviembre de 2008, según explicó el socialista en rueda de prensa. Se trata de uno de las acciones de campaña recogidas como financiadas irregularmente según consta en la sentencia del Juzgado Central de lo Penal de la Audiencia Nacional de la llamada ' Gürtel valenciana', hecha pública el pasado 11 de junio, y a la que ha tenido acceso este diario.

En concreto, el acto que aparece abonado fuera del circuito legal por Orange Market en Benidorm fue una reunión política institucional con empresarios turísticos en la que participaron el secretario general del PPCV de la época, Ricardo Costa, la consellera de Turismo, Angélica Such, y Manuel Pérez Fenoll, ahora diputado provincial y al que también le pidieron explicaciones este martes.

Como recordó Martínez, en ese momento había dos frentes para liderar el PP de la provincia: Pérez Fenoll y José Joaquín Ripoll. En esa lucha interna, el papel del alcalde de Benidorm, Antonio Pérez, "fue capital puesto que era el jefe de campaña de Pérez Fenoll y número tres de una candidatura en la que Sonia Castedo era la número dos", indicó.

 

Noticias relacionadas

next